Periodistas y docentes

Ambas instancias, prensa y Estado democrático comparten, así mismo, esta tarea con las instituciones educativas, con la escuela, aunque la consideración de la educación como bien público se haya desarrollado con posterioridad en la línea del tiempo.

Es bien sabido que la tarea fundamental de la escuela consiste en que el alumnado desarrolle poco a poco los suficientes conocimientos acerca del funcionamiento del mundo en el que habita como para ser capaz de desenvolverse en él con competencia.

No están tan lejos, por tanto, unos profesionales de otros como pudiera parecer. Políticos, periodista y docentes, a parte de sus múltiples diferencias, comparten la necesidad de divulgar informaciones y promover conocimientos y transformaciones respecto a una misma audiencia: la población en general.

Distintos ‘ecosistemas’

A pesar de los diferentes ‘ecosistemas’ en los que ambos se mueven y buscando no lo que separa sino lo que es común, ambos ejercen de una u otra manera el papel de agentes de socialización del individuo.

Junto con la familia, son los medios de comunicación y la escuela los tres ámbitos en los que el niño, el adolescente y más tarde el adulto busca y localiza –o no– los referentes y pistas que le permitan desenvolverse en el entramado social con progresiva soltura.

El hecho de que esta XVII Feria del Libro esté dedicada a los y las periodistas es un homenaje a su labor informativa, creadora de lenguaje y, en alguna medida, es también un reconocimiento a la importancia que ese espacio público que ellos y ellas crean tiene para el encuentro y el debate cultural, educativo y social.

Espejo de lo que sucede, los medios de comunicación van dibujando un mapa de relaciones que el individuo verifica en su ámbito privado día a día, y así, cada uno, de la familia a la escuela, y pasando por lo que los medios nos comunican de nosotros mismos, vamos construyendo una ‘autoimagen’ con la que afrontar la realidad cotidiana.

Periodistas y docentes parecen tener por tanto alguna que otra parcela de responsabilidad social sobre la que ‘Granada llueve’ en este Abril de 2008.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *