El bello arte de saber apreciar ‘lo nuestro’

El Gabinete Pedagógico de Bellas Artes de Granada nació como una simbiosis entre las delegaciones de Educación y Cultura. «Los centros tenía material humano necesitado de conocer el patrimonio y Cultura tiene las llaves de ese patrimonio». Manuel Ruiz es coordinador del gabinete, «una iniciativa que lleva 22 años funcionando en todas las provincias de Andalucía».

Tres pilares sostienen el gabinete: «La difusión del patrimonio a todos los niveles; cursos de formación al profesorado; y realización de materiales didácticos». Este último punto adquiere un especial valor en su trabajo. Ruiz considera que «el patrimonio es un importante recurso didáctico y hay que aprovecharlo. A lo largo de estos años –continúa–, lo que se ha pretendido es que la visita a un monumento no sean del tipo Cicerón: profesor habla y alumno escucha». Por eso han publicado decenas de cuadernos sobre monumentos, artistas y enclaves específicos de nuestra provincia.
 
«Cualquier profesor podría pedirlos y utilizarlos para sus clases», añade. Así, hay dos tipos: uno para el educador y otro para el alumno: «En el primero damos información específica: historia, detalles, encuadre… Le damos todo prácticamente hecho, incluso orientaciones metodológicas». Por otro lado, el estudiante recibe un documento con actividades divididas en tres fases: antes de la visita, «para crear la motivación»; durante, «de manera que pueda desenvolverse con facilidad»; y una tercera a la vuelta a clase, «donde se  refuerza el aprendizaje».

Implicación

El objetivo final es concienciar a los niños del estado de conservación del patrimonio granadino. «Queremos implicar a los alumnos, que descubran el arte, que se enamoren, que lo admiren… pero también que sepan conservarlo. Esto también crea un hábito de responsabilidad hacia otro tipo de patrimonio, como el urbano».

Manuel Ruiz cree que «se están  olvidando las Humanidades» e insiste en que pese a vivir en la época de las nuevas tecnologías y a que ahora toda enseñanza gira entorno a ellas, «los museos siguen vivos. Hay un valor espiritual, nos enriquecen. Todo objeto es un documento y todo documento transmite una información. Este vaso campaniforme –saca un dibujo de un cajón– está ahí, pero vamos a dialogar con él: ¿Qué sentido tenía?, ¿quién lo usaba?, ¿en qué civilización?… Así vivimos nuestra Historia».

Actividades

Las oportunidades educativas que pasan por el gabinete son casi infinitas. Ahora mismo, por ejemplo, colaboran con ‘La Historia de Juan Ciudad’ –Casa de los Pisa–, una reconstrucción de la vida de San Juan de Dios con material didáctico para alumnos de Primaria. Trabajan también en el centro de interpretación del agua, con Emasagra, en el colegio de educación Infantil y Primaria Sierra Elvira, con el proyecto ‘Pintores de hoy’, organizan visitas escolares al Museo de Bellas Artes…

Si está interesado en conseguir material de cualquier monumento, artista o movimiento artístico granadino no dude en visitarles en la Carrera del Darro 41 –Cada de Latorre–. Todo sea por presumir de ciudad, qué menos.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *