Puentes, ‘bridges’ y ‘ponts’ entre profesores y alumnos

Un total de 1.330 auxiliares de conversación se incorporan este curso en Andalucía a los centros bilingües con el objetivo de promover la práctica oral de idiomas en el aula perfeccionado el aprendizaje de lenguas extranjeras. Estos auxiliares, la mayoría nativos, prestan apoyo al profesorado durante las clases y elaboran materiales didácticos específicos en su lengua de origen par su utilización en el aula con el alumnado. Asimismo, representan un vehículo de acercamiento a la cultura de otros países, en efecto son, ante todo, embajadores de su lengua y de su cultura.

El perfil se puede definir como jóvenes menores de treinta años, estudiantes de último año de carrera, o licenciados que se piden un año sabático para mejorar el idioma.

El 15%son contratados a través del MEC (Ministerio de Educación) y el 85% por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que desde el mes de marzo está intentando proporcionar dos auxiliares a todos los centros que llevan a cabo el programa bilingüe.

Recepción

Fueron acogidos el miércoles, uno de octubre por la Jefa de Servicio de Ordenación Educativa y por la responsable del Programa de Plurilingüismo, durante toda la jornada, se les explicó sus funciones en el aula.
Permanecen a lo largo de todo el curso en los centros de destino con una jornada  de trabajo de 12 horas semanales y los departamentos de Idiomas deciden su horario y en qué clases deben entrar siempre acompañando al profesor titular y nunca dirigiendo una clase. No sólo entran en la clase de lengua extranjera, sino también en las asignaturas que se imparten en dicha lengua.

Por edad, se encuentran muy  cerca de los alumnos y de sus inquietudes, ejercen de puente entre los profesores y los estudiantes. Su función principal es hacerles hablar en el idioma extranjero.

Los que han tenido la suerte de haber tenido en sus clases un auxiliar de conversación, cuentan que gracias a ellos conocieron la poesía francesa a través de las canciones de Brassens, o leyeron ‘Orlando’ de Virginia Woolf o los poemas de Rilke, normalmente sus clases son más lúdicas que las de los profesores, y como lo que se pretende ante todo es hacer hablar a los alumnos, a veces, cuando el horario y el espacio lo permite, la clase es dividida en dos y sólo asiste la mitad de la clase con el auxiliar.

Se les suele reagrupar el horario para que puedan disponer de un largo fin de semana para que puedan descubrir la ciudad y la provincia o bien para completar sus estudios, algunos se matriculan en la Universidad para proseguir sus estudios.

Funcional

Su actuación se inscribe dentro del programa de plurilingüismo de la Consejería de Educación que promueve el aprendizaje de varias materias del currículo en una lengua extranjera. Esta metodología supone el uso funcional de los idiomas como vehículo de aprendizaje para reforzar su mejor adquisición. No sólo se trata de traducir el vocabulario técnico de cada asignatura sino de utilizar la lengua extranjera como medio de interacción.
Este curso funciona en 518 centros bilingües públicos de Andalucía, lo que supone 116 colegios e institutos más que el pasado curso. La mayoría imparte enseñanzas de español-inglés, concretamente, 457 centros, y el resto desarrollan programas bilingües en francés, 52 centros y 9 en alemán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *