¡What a joli fiesta!

Normalmente cada instituto que se incorpora al bilingüismo lleva adscrito un colegio y gracias al impulso de Federico Viana, este programa cuenta con dos centros de Primaria. La colaboración entre los tres centros tiene entre otros objetivos la realización de dos actividades comunes a lo largo del año: una en Navidad y otra a final de curso escolar. Una quincena de profesores y ciento cincuenta alumnos han participado en el evento, que tuvo lugar el dieciocho de diciembre en el salón del de actos del Instituto.

Los que tuvieron la suerte de asistir a dicho acto disfrutaron con la docena de canciones navideñas inglesas interpretadas por alumnos de cinco a trece años. Las madres, emocionadas, tatareaban las canciones y los maestros y profesores dirigían las distintas orquestas.

El escenario era plural: se pudo distinguir en una clase de veintitrés alumnos, solo nueve españoles, los otros eran colombianos, ecuatorianos, marroquíes, argelinos y chinos. Se daban la mano y cantaban un villancico en inglés. Nos sorprendió la buena organización que  hizo que no hubiera ninguna canción repetida.

Decorados

Cada vez que  una clase aparecía en el escenario e interpretaba su canción de Navidad, el decorado era distinto, árboles y pancartas nos iban introduciendo en los temas. Todo en la lengua de Shakespeare, pero pantallas de vídeo hacían una traducción simultánea de lo que se veía en escena. Esa tarde cosmopolita todos aprendieron muchas cosas. Por ejemplo, que en Paquistán en las fiestas navideñas  se organizan hogueras, cantos y comidas. En Etiopía se hacen juegos con varitas, en Italia, la bruja buena trae regalos a los niños, el uno de enero, y carbón a los malos.

Los alumnos también recitaron poemas de sus diferentes países: brasileño, chino, italiano, español… Hubo un bello poema español de Antonio Machado sobre Baeza con los  olivos como tema y escenario de fondo. Detrás de este bello espectáculo multicultural, había muchas horas de ensayos. Más de quince horas de ensayo robadas a  las horas libres, recreos y tardes, desde el mes de noviembre.

Federico Viana, conductor y presentador del acto, ha querido recalcar la importancia de tantos profesores y departamentos implicados, dijo que «la participación de los departamentos de música, dibujo y ciencias naturales fue esencial». Las familias estaban orgullosas de ver a sus hijos en el escenario, fue tanta la afluencia de público que las previsiones quedaron desbordadas y el salón de actos resultó pequeño para más de doscientas personas que querían presenciar el acto.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *