… Y paz en nuestras aulas

«Cuando estaba en el hospital, una amiga suya le trajo una grulla de papel y le contó la historia de la grulla. Los japoneses creen que la grulla vive mil años. Si una persona enferma hace mil grullas de papel, los dioses le concederán su deseo de mejorarse. Las grullas le aumentaron la esperanza a Sadako y entonces se puso a hacer grullas de papel con mucho entusiasmo. Sin embargo, lamentablemente ella falleció en octubre de 1955 después de haber hecho 644 grullas de papel. Los amigos y compañeros de Sadako continuaron su misión e hicieron el resto para completar las mil grullas. Con la esperanza de que se pudiera evitar la guerra en el futuro, los niños juntaron dinero para construir un monumento a Sadako y a las grullas. Ahora hay una estatua de una niña sosteniendo una grulla dorada en sus brazos abiertos en el Parque de la Paz en Hiroshima».

Viaje

El IES Padre Manjón de Granada se unió el pasado viernes 30 de enero, Día de la Paz, a una actividad que aúna el esfuerzo de colegios e institutos de todo el mundo. La propuesta era fácil: elaborar 1.000 grullas de papel y mandarlas a Hiroshima, tal y como reza la leyenda de Sadako. Por la paz. Y no fueron 1.000. Fueron 1.266 símbolos que decoraron la entrada del centro a todo color y que en estos momentos viajan camino a Japón con un lema: «Este es nuestro llanto. Esta es nuestra oración. Paz en el mundo».

Para subrayar el trabajo de varios días dando vida y forma a los folios, alumnos y profesores del centro se reunieron durante el recreo bajo las miles de grullas de papel para celebrar un acto lleno de arte y letras. La presentación corrió a cargo de la vicedirectora del Instituto, que recordó  aquello de «nunca preguntes por quién doblan la campanas. Doblan por ti».

La orientadora del centro, Natacha Navarro leyó un manifiesto por Sadako y por la paz. «Porque ella no vio su sueño hecho realidad, pero nosotros hoy sí. Porque si soñamos con la paz, la tendremos. Este es el mensaje que mandamos a los que sufren la guerra. Con este acto pertenecemos a la Historia».

Poesía

A continuación, la alumna Minerva Pulido Castellanos contó la historia ‘Grullas por la paz’ –que ustedes leyeron hace cuatro párrafos–. Un trabajo maravilloso que nada tiene que envidiar a las lecturas que le siguieron: Maribel Martínez declaró los versos de ‘En el principio’, de Blas de Otero; Antonia Barea, una de las más queridas limpiadoras del centro, sorprendió a todos con su poesía ‘La paloma de la paz’; Juan José Gallego siguió con ‘Todo lo que os pido’, de Pablo Neruda; Ana Blanco hizo la ‘Oración’ de Indira Ghandi; y José Olivares terminó saltando ‘La muralla’ de Nicolás Guillén.

El acto terminó con la versatilidad, armonía y maestría de Elena María Cabello y Antonio Gervilla, alumnos de 3º de ESO que interpretaron ‘El canto de los pájaros’ de Pau Casals. Tras la música para amansar a la guerra, el director del Padre Manjón despidió la jornada hasta el año que viene: «1.266 grullas van a Hiroshima, donde se unen a miles de grullas enviadas desde todo el mundo. Es el cambio hacia un futuro mejor».

Como les decía, el 30 de enero de 2009 demostramos el bien que somos capaces de hacer en pocos minutos: Paz en el mundo y paz en nuestras aulas.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *