Pedro Buendía Abril: «Lo importante es la alegría de vivir las matemáticas»

 

–¿Por qué se autodenomina animador matemático?

–La alegría del descubrimiento matemático que no falte. Se trata de contagiar, de despertar en los aprendices el cariño hacia las matemáticas y eso sólo se puede hacer en un ambiente de alegría y de bullicio en torno a medidas, números, formas, equilibrios, azar,…

Trabajando con las formas y colores–Por segunda vez ha participado en una actividad en Granada ¿Qué ha pretendido aportar?

–Sí, la primera vez fue para participar en las XIII JAEM de la enseñanza de la matemática hace dos veranos. En las dos sesiones del CEP de Granada he intentado transmitir algo así como alegría. Alegría para animar a los aprendices para vivir las matemáticas desde el descubrimiento, hemos hecho experiencias sencillas de medida como construir el metro con cañitas de refrescos, comprobar que el litro entra en su caja, aunque parece mentira, con números hechos hecho sumas, restas, multiplicaciones y divisiones con almendras y frutos secos que son un buen material,…

–Y cuánto pesa el número Pi…

–Ah, sí fue con el paisaje de las formas. Lo de pesar el número Pi fue una experiencia interesante para recordar que es 3,14 veces en el cuento del carpintero en el que un caprichoso le encargó una mesa de un tablero redondo y tuvo que sacar las tablas cuadradas y se dio cuenta de que a ojo eran unas tres tablas y pico. Para este tuvo que usar la balanza descubriendo que eran 3,14 tablas del radio las que cubren el tablero completo.

Buendía muestra sus materiales–¿Cuál ha sido su recorrido profesional hasta llegar aquí?

–Estudié magisterio por la especialidad científico-matemática. He impartido matemáticas durante bastantes años de mi vida. Los tres primeros años estuve entre Infantil y Primaria. Todavía recuerdo las caras, no muy felices de los entonces alumnos de 6º, 7º y 8º de EGB cuando les explicaba por lecciones concretas. Eso me hizo tomar conciencia de que había que cambiar y hacerlas más sencillas mediante experiencias.

–También ha trabajado con adultos.

–Sí, durante los últimos 23 años trabajo en educación de adultos donde tuve la suerte de encontrar un grupo de tercera edad que me hizo tomar conciencia de que hay que respetar las formas de pensar de la gente en las cosas matemáticas. Personas algunas de las cuales no había ido a la escuela y que su razonamiento matemático era fantástico. También he preparado a los alumnos para la obtención del Graduado Escolar y, ahora, a los alumnos que pretenden sacarse el de Educación Secundaria Obligatoria, pero ya no lo hago por lecciones sino por experiencias, de teatro, de juegos, de animación y así se comprende mejor. Desde luego, te lo pasas mejor que es lo importante. Repito, lo importante es la alegría de vivir la matemática.

–Algo habrá que hacer pues lo resultados del informe Pisa en esta materia no son muy buenos…

Buendia atiende a unas profesoras tras la sesión–Prefiero hablar siempre en positivo, es verdad que los resultados no son los mejores. Pero yo prefiero hablar de futuro, prefiero decir que hay que transformar la educación para hacer que los alumnos cada vez razonen mejor, se entusiasmen con las matemáticas y las sientan natural porque el problema es cuando se administra la matemática hecha y elaborada, cuando el aprendiz no puede masticarla claramente. El aprendiz tiene derecho a descubrirla lo que quiere decir que a base de tomar yogur matemático se le van a caer los dientes del entendimiento. Es mejor que mastique los conceptos,  que los descubra, que los redescubra. Para eso necesita hacer muchas experiencias. No lo puede hacer desde la teoría, tiene que hacerlo aprendiendo matemática desde las manos a la cabeza y con todos los sentidos.

-Cada vez está participando en actividades formativas con profesorado de alumnado con necesidades educativas ¿a qué cree que se debe?

–Cierto, los últimos dos años me están llamando afortunadamente de muchos sitios, de tantos que ya casi me desborda la tarea. Fue a través de un congreso organizado en Bilbao, “Nuevas claves educativas” al que asistieron 500 personas de toda España, donde me conocieron. Yo pensaba que iba de telonero y que no iba a interesar a nadie, pero lo cierto es que salió mucha gente satisfecha y, desde entonces, estoy viajando mucho y visitando prácticamente todas las comunidades autónomas.

Modelo de actividad para los CEPs de Andalucía

NMiguel A. Quirantes junto a Buendía y su inseparable maletaos contaba Miguel Ángel Quirantes, asesor del CEP y responsable del curso en el que ha participado Buendía, la excelente acogida. “Estaba previsto para 40 personas pero, entre profesorado y padres, se han inscrito 125 personas de las que han asistido unas 90”. La actividad se ha estructurado en seis sesiones, las dos primeras teóricas sobre el concepto de dislexia a cargo del profesor de la Facultad de Psicología Francisco Javier Martos, otras dos de diagnóstico neuropsicólogico para saber cómo influye el cerebro en los trastornos de aprendizaje. Las dos últimas estuvieron dedicadas a problemas de lectoescritura y a las dificultades del aprendizaje de las matemáticas. Propuesta formativa y contenido que se ha convertido en modelo que la Consejería de Educación ha solicitado se desarrolle en todos los CEP de Andalucía. Quirantes destaca de Buendía “lo practico, lo dinámico y lo divertido. Es una persona entusiasta de las matemáticas, de hecho el mismo se denomina animador matemático, y realmente lo es porque las vive y le emanan de su propio cuerpo”. También Loli Gómez, presidenta de Dislexia Granada, aplaude esta actividad a la que se ha permitido asistir a los padres de este colectivo pues la mayoría tienen que ayudar a sus hijos con las tareas escolares.

Más información, materiales y libro “Diario de Matemática desnuda” en: ANIMADOR MATEMÁTICO

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *