«El arte motiva y da confianza al alumnado»

-¿Cómo vives la dirección del centro?
-Los directores vivimos como Chiquito de la Calzada: acelerados todo el día, lo mismo recibimos padres, que arreglamos un ordenador o colgamos perchas. Por supuesto, además de nuestras clases y papeleos abundantes. Es un puesto en el que actualmente se está asfixiando la creatividad (por falta de tiempo para ello). Somos más gestores que creativos.

-¿Además de la dirección, qué materias impartes?
-Normalmente doy clases de inglés. Este curso, como tengo en marcha un proyecto de innovación (en el que convertimos puertas rotas en cuadros ) tengo además la plástica de un curso.

-Dicen que tu cole parece un taller de Arte, se huele la pintura… ¿Cómo lo has conseguido?
-Cuando se tiene inclinaciones artísticas, éstas a la fuerza se reflejan en el trabajo cotidiano. Cuando llegué al centro desarrollé un proyecto Comenius. En uno de esos años cada colegio europeo creó obras artísticas. Con motivo del 25 aniversario del Centro ampliamos el número de obras y las expusimos en el palacio de Abu Said y en la Delegación (exposición de Torre a Torre…). Luego hemos ido creando algunas para el aniversario de El quijote, de la Generación del 27, etc. Actualmente estamos reciclando puertas rotas. Ya expusimos en septiembre un adelanto en el Centro Guerrero, dentro del programa ‘Los colegios exponen’. Para mí es muy importante que en el colegio estemos rodeados de obras de arte. Da calidez al ambiente y es muy beneficioso para el alumnado: lo motiva y le da confianza en sí mismo. Lo convierte en protagonista creador.

-¿Qué intentas transmitirles a los alumnos con tu obra o con el Arte en general?
-Que el arte está al alcance de todo el mundo (con más o menos fortuna, pero eso es una cuestión de críticos). Lo segundo es que con el arte se disfruta. Aunque a veces se sufre, generalmente deja bienestar. Pintar es bueno para la salud. Eso lo saben bien los psicoterapeutas.

-¿Qué les enseña en cuanto a Arte, qué ideas quieren que aprendan?
-Lo básico de teoría del color (básicos y complementarios), nociones elementales de algunas técnicas pictóricas, orden, limpieza (para que la clase no sea caótica y quede hecha un asco) y sobre todo que sean creativos y originales. Que sean ellos mismos.

-¿Qué materiales utilizas?
-Soportes baratos como el cartón, puertas rotas, collages, acuarelas, témperas o pinturas al agua. En general, materiales muy variados.

-¿Cuál es la reacción de los alumnos?
-La reacción es muy participativa, positiva y de mucho disfrute.

-Y la pregunta del millón ¿Que es la enseñanza para ti?
-Es un intercambio, en una atmósfera positiva y de cariño, de actitudes, procedimientos y contenidos entre adultos enseñantes y niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *