Una década muy significativa

Así nos lo contaba, Pilar Lara, jefa del departamento de Lengua de Signos Española (LSE) del instituto granadino. «Este año se cumplen diez años de la implantación de este Ciclo en el Instituto granadino y en Andalucía, porque fue el primer instituto en contar con el Ciclo de LSE. Con este motivo pensamos en celebrar alguna actividad y creímos que la mejor idea era organizar este tipo de jornadas pues que yo sepa hasta ahora no se ha celebrado ninguna relacionada con lo que son los intérpretes o con los formadores de intérpretes».

En cuanto al programa nos precisaba que convocaron a las personalidades más reconocidas del ámbito de la interpretación de LSE. Aunque al principio pensaron hacerlas a nivel granadino se dieron cuenta de que era una buena oportunidad para facilitar la comunicación entre todos los alumnos y especialistas de Andalucía. «La respuesta ha sido increíble. Han venido de los 14 centros andaluces donde se está impartiendo, también de Murcia y hemos tenido que cerrar las inscripciones pues nos han llegado desde Albacete y Badajoz. Estamos muy contentos», nos comentaba en los momentos previos a la clausura.

En esta actividad que fue inaugurada por la directora del CEP de Granada, Mª Isabel Pérez, intervinieron ponentes de la talla de Óscar M. Blázquez, del Instituto Andaluz de las Calificaciones Profesionales (IACP) quien dio a conocer el futuro de la formación de intérpretes puesto que «ahora mismo está transformándose ya que va a pasar a la Universidad».

También lo hizo Alfredo Gómez, presidente de la Asociación Andaluza de Asociaciones de Sordos para ofrecer el punto de vista de los usuarios desde la aprobación en el Parlamento de la LSE con la Ley 27/2007. Igualmente, Raquel Rodríguez que se dedica a la interpretación en el ámbito artístico que es un yacimiento de empleo nuevo para los intérpretes y que explicó las características de ese ámbito totalmente pionero. Así mismo, intervino Esther de los Santos, la primera presidenta de la Asociación Nacional de Intérpretes, que, además, ha sido la autora del primer libro de interpretación de LSE en nuestro país. Ella dio a conocer los cambios que está sufriendo esta actividad en lo últimos años.

Mesas redondas

En la sesión de la tarde se celebraron dos mesas redondas en las que intervinieron alumnos de distintas promociones salidas del instituto alhambreño que explicaron su trayectoria profesional. «Nuestra idea era orientar a los que están estudiando ahora para que conozcan qué posibilidades de empleo tienen y el abanico de opciones como intérpretes de lenguas signos», insiste Pilar. También intervino como ponente Mayre Sánchez, actual vicepresidenta de la Federación Española de Intérpretes de Lenguas de Signos y Guías Intérpretes quien animó a los presentes a unirse para seguir en la mejora laboral de estos profesionales. En el acto de clausura intervino el director del IES en el momento de la implantación del ciclo, Cristóbal López. Antes se repitió el montaje fotográfico emitido por la mañana con las imágenes de las distintas promociones y durante la celebración de actividades complementarias y extraescolares que fue aplaudido en numeras ocasiones lo mismo que la originalísima interpretación de Raquel Rodríguez, que durante media hora combinó lo más variados géneros musicales con el lenguaje se signos.

A la conclusión de las jornadas, Pilar se mostraba muy satisfecha pues los objetivos planteados con la actividad, fundamentalmente dirigidos a dar a conocer la realidad laboral de la interpretación de lengua de signos y sus salidas profesionales a los que están estudiando o acaban de terminar el ciclo de interpretación, se habían conseguido con creces. Según indica la Jefa de Departamento en estos diez años habrán pasado unos 180 alumnos por este Ciclo de los que alrededor de 90 asistieron a las jornadas.

En cuanto al índice de colocación calcula que está «en torno al 80%, no sólo como lengua de signos sino también con profesiones que están relacionadas con la LSE. Es un orgullo verlos ahí trabajando».

Fran Salas: Labor social y profesional de los intérpretes
 
Fran Salas, tiene 23 años. Antes de empezar el Ciclo estudió en la Universidad Traducción e Interpretación de Lenguas Orales por lo que ya tenía contacto con la interpretación. Con ocasión de realizar un pequeño curso de Lengua de Signos se sintió atraído por esta labor por lo que al concluir sus estudios universitarios se inscribió en el  ciclo.
 
En referencia a las jornadas nos explicaba que “la verdad es que me están sirviendo de mucho pues es la primera vez que asistimos a unas jornadas dedicadas a la LSE. Me parece muy positivo tener la experiencia de otras personas para que cuando terminemos en junio nos sirva como quía para encontrar trabajo”. Fran señala que este trabajo lo ve como actividad profesional pero también como labor social. “Mi vida profesional la quiero encaminar por ahí pero si es verdad que la labor del interprete también cubre una labor social pues estamos mediando entre dos culturas”.  En cuanto al futuro profesional lo ve fácil “si tienes predisposición para moverte y eres capaz de irte donde sea”.
 
Cristóbal López: Veinte años integrando a sordos
 
El director del IES Alhambra en el momento de la implantación del Ciclo de Interpretación era Cristóbal López Silgo. Por este motivo los organizadores de las jornadas le solicitaron la clausura oficial de las jornadas. Acto que el directivo aprovechó para recordar algunas vivencias y destacar la labor de las personas dedicadas a esta profesión que está en alza,  que está vigente, que tiene fuerza, que tiene pujanza y que, además, resulta imprescindible  para muchas personas, para ese 3 % de la población que es sorda y que gracias a ellos tienen acceso a los beneficios que el estado le puede proporcionar. (…) Los sordos son más iguales gracias a vosotros, a vuestro trabajo, a vuestra presencia en los instituciones y en los actos, a vuestra actitud positiva y solidaria en la tarea encomendada”. Así mismo, expuso que este ciclo les fue ofertado al IES Alhambra por llevar por entonces diez años porque “éramos el instituto que había integrado a sordos diez años antes, porque  estábamos trabajando honestamente sin ningún tipo de interés espurio y de cómo el proceso de selección del profesorado fue  “muy riguroso”.

Más detalles sobre esta profesión en la página web de la Federación Española de Intérpretes de Lenguas de Signos y Guías-Intérpretes en: FILSE

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *