IMFE y su proyecto de nuevos profesionales

El bajo nivel curricular con el que llegan a esta asignatura hace difícil la comprensión de conceptos abstractos subyacentes a la componente científica, y su impulsividad y falta de razonamiento crítico impiden la convivencia y normal comportamiento en los talleres. Ante esta situación, el Departamento de Tecnología del Instituto se planteó la necesidad de realizar a los alumnos una adaptación curricular no significativa, que aportase los elementos didácticos necesarios para conseguir los objetivos propuestos en el área.

«Un alto porcentaje de nuestros alumnos no continúan la formación reglada tras la obtención del título de secundaria y a su vez tienen una escasa o nula formación laboral, lo que hace muy difícil su inserción en el mercado de trabajo. Esto, obviamente, trae consigo una serie de problemas sociales, agravados por el entorno social y familiar donde se desarrollan». De ahí, los siguientes objetivos: «Aumentar la motivación; Disminuir el absentismo; Dar a los alumnos una mayor preparación para su incorporación al mercado laboral sin cerrarles las puertas a la continuación de su educación en el sistema reglado; Mejorar el clima de convivencia en el aula; Educar en la igualdad de oportunidades para ambos sexos».

La propuesta

La idea del IMFE es realizar una serie de actividades motivadoras conectadas con las necesidades, inquietudes y expectativas de nuestros alumnos. El IMFE, como entidad de la administración municipal, proporciona formación laboral y transmite ofertas de empleo, a la vez que actúa en un entorno cercano y familiar al alumno. Se propuso entonces establecer un convenio de colaboración entre el IES y el IMFE de la zona Norte.

El orientador del centro con el apoyo de la dirección contactó con el IMFE que fue muy receptivo a esta iniciativa. El IMFE, proporciona de esta manera unas instalaciones complementarias a las de centro, con material adicional, dónde los alumnos pueden desarrollar las actividades necesarias para la consecución de los objetivos curriculares.

Las actividades se han dividido en cinco talleres: Informática, instalaciones eléctricas y de fontanería, materiales, medios audiovisuales y jardinería. La evaluación de la propuesta es muy positiva y motivadora consiguiendo mantener el interés de los alumnos y, por tanto, evitando las cifras de absentismo, el gran enemigo a derrotar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *