Aulas al compás del flamenco

Ofrecer una visión global del flamenco, conocer y utilizar los elementos específicos del lenguaje flamenco, su terminología y expresiones más usuales, disfrutar con la audición, reconocimiento y ejecución de los distintos palos flamencos son algunos de los objetivos principales marcados con esta propuesta que cuenta con unos docentes muy especiales como son el cantaor Sergio Gómez ‘Coloraíto’, al cante; la bailaora Silvia Lozano y Vicente Márquez, ‘Tente’ a la guitarra, percusionista, coordinador de los talleres de iniciación y creador de la empresa ‘Garrotín’, dedicada a la enseñanza y la gestión de actividades relacionadas con este arte.

Para conseguir estos objetivos la Diputación ha editado un cuaderno didáctico realizado por el equipo técnico compuesto por Vicente Márquez, Sergio Cuesta y Esther Crisol de la Fuente. Este cuaderno cuaderno-guía se remite por antelación a los centros para que el profesorado implicado, fundamentalmente el de música, prepare lo que serán las cinco sesiones teórica-prácticas posteriores. Según explica Tente, «además del material impreso se incluye un cederrón con las audiciones para que vivan el flamenco como algo cercano, que no es cosa de viejos sino que está ahí,… Que simplemente con escucharlo lo pueden ir entendiendo».

El coordinador del programa también nos informaba de que la selección de centros y grupos de alumnos, se ha realizado en su primera edición de «forma experimental para lo que se han tenido en cuenta varios factores como la trayectoria flamenca de la localidad y de anteriores experiencias en esos institutos en los que ya se había trabajado algo el flamenco, bien a través de talleres o de otras actividades. También se ha buscado que estuvieran representadas distintas comarcas de Granada».

Por supuesto, también se ha tenido en cuenta el interés del profesorado de Música ya que las distintas sesiones se imparten en el horario de esta materia y requiere una preparación previa para lo que cuenta con el material editado. Además, nos contaba Vicente que en algunos centros, como el IES ‘Los Neveros’ de Huétor Vega se estuvo trabajando de una forma transversal pues la profesora de Lengua mostró mucho interés y lo abordó a través de las letras de los cantes, los alumnos analizaron los versos desde el punto de vista literario, etc.

Acogida

En todos los centros esta iniciativa ha tenido una excelente acogida ya que se desarrolla de una forma muy práctica. Así, por ejemplo, la intervención de Silvia Lozano es muy bien acogida, pues «es una gran artista y profesora que sabe explica los entresijos del baile flamenco, de cómo mover el cuerpo, las castañuelas, los mantones,… y siempre saca a los alumnos para que den los pasos de algunos palos. También se hace así con la percusión, el tema rítmico de las palmas, los pies, los compases, siempre buscando que lo vivan de manera práctica».

Todo ello hace que en los alumnos y alumnas se despierten un nuevo interés por esta manifestación artística aunque las preguntas finales suelen girar con aspectos relacionados con el acompañamiento de los distintas palos, y, sobre todo, con los flamencos más mediáticos como Paco de Lucía o Camarón de la Isla, y otros flamencos como José Mercé. Las sesiones finalizan con un concierto didáctico, que sirve a modo de repaso para los asistentes y abierta para el resto de los grupos del centro educativo, en las que se realiza un recorrido geográfico por los cantes más representativos de cada provincia. Así se ha realizado ya en los institutos de Huétor Vega, Órgiva, Salobreña y Cúllar Vega, se iniciaba la primera de las sesiones en el IES Américo Castro de Huétor Vega y se realizará en el mes de mayo en el IES de Montejícar.

A juzgar por la respuesta de los centros implicados el objetivo anunciado por la diputada delegada de Cultura y Juventud, Asunción Pérez Cotarelo, en el momento de la presentación se puede afirmar que está conseguido pues ya es una realidad «el acercamiento del flamenco a los institutos en sus distintas modalidades de guitarra, cante y baile y sirve para contarle los orígenes y todas las técnicas que deben conocer». Por ello, es una buena idea su planteamiento de ampliar la experiencia a otros municipios de la provincia con el apoyo de la Consejería de Educación y de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco.

Carácter experimental

 El programa Contar el Flamenco presenta un formato didáctico y dinámico que permite establecer una metodología participativa entre los jóvenes, en su mayoría alumnos de 4º de la ESO, los docentes y dos jóvenes artistas, el cantaor Sergio Gómez “Coloraíto” y la bailaora Silvia Lozano. Los talleres tienen un marcado carácter experimental, se desarrollan en horario lectivo como parte de la asignatura de Música y constan de 4 sesiones monográficas de hora y media dedicadas al cante, al ritmo, a la armonía y el baile, que culminan con un concierto didáctico de cantes propios de Granada, como son las temporeras o los fandangos de Frasquito “Yerbabuena”.

 “Les ha gustado muchísimo”

 María Trinidad Montes es profesora de Música en el IES Nazari, de Salobreña. Este centro ha sido el único de la Costa que se ha beneficiado del programa “Contar el flamenco”. Por ello, antes de las sesiones teórico-prácticas recibieron  los cuadernos didácticos con el que se pueden preparar las sesiones posteriores y el concierto didáctico. A continuación los docentes de esta actividad se desplazaron un día a la semana, durante cuatro semanas, para el taller que concluyó con el concierto abierto a otros grupos. “En mi centro, aunque el material está pensado para 4º de la ESO,  ha participado un grupo de segundo que ha tenido una respuesta estupenda. “Lo tienen muy bien montado, son personas muy preparadas y sabiendo lo que hacen, es muy didáctico, pocos conceptos y muchos ejemplos, usan un lenguaje muy claro y los materiales son muy buenos. Por ello le ha gustado muchísimo. Si podemos meternos el próximo curso lo haremos y si puede ser más semanas mejor”, indica esta profesora antes de añadir que en el mencionado grupo había alumnos a los que ya les gustaba el flamenco,  otros que no sabían nada y otros que consideraban que el flamenco que no era materia de estudio. Después de haber tenido este contacto, pese a haberse celebrado en las dos últimas horas del viernes,  su opinión se ha modificado.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *