Manuel Área: «Utilizar pedagógicamente las TIC es un requisito de primer orden»

–¿Qué importancia debe tener en la formación inicial de los futuros docentes el uso de la TIC en el proceso de enseñanza-aprendizaje?
–Un profesor debe ser un mediador entre la cultura de la sociedad y el aprendizaje del alumnado. Por ello, para un profesor del siglo XXI saber utilizar pedagógicamente las TIC es un requisito de primer orden. Entre otras razones porque la cultura que nos rodea ya es digital y porque sus alumnos son usuarios habituales de estas tecnologías (sean videojuegos, ordenadores, Internet, telefonía móvil, etc.). En consecuencia, la formación inicial de los futuros profesores tiene que prepararles para saber enseñar utilizando el conjunto de herramientas y recursos digitales: la navegación por Internet, los foros y correos electrónicos para la comunicación, la web 2.0 (blogs, wikis, redes sociales,…), las pizarras interactivas, los materiales multimedia, etc. Un profesor debe saber usar las TIC para apoyar la enseñanza de cualquier materia y contenido, pero también para desarrollar en su alumnado la competencia para emplear de forma inteligente y crítica estas tecnologías.

–Desde su amplia perspectiva ¿qué comunidad autónoma está desarrollando una buena implantación del uso de recursos tecnológicos en las aulas?
–Es difícil pronunciarse por una Comunidad Autónoma o por otra como ejemplos de buena implantación. Es cierto que unas han comenzado antes que otras a desarrollar una política educativa dirigida a implantar y generalizar las TIC en los centros educativos. Sin embargo, pudiéramos decir que, en estos momentos, la inmensa mayoría de Consejerías de Educación están desarrollando acciones y medidas destinadas por una parte, a dotar de recursos tecnológicos e infraestructuras de telecomunicaciones a los centros escolares, y por otra a la formación del profesorado para utilizar las TIC. Quizás lo que hace falta ahora es mayor coordinación entre estas políticas autonómicas.

–¿Cuáles son los principales retos de la educación ante las nuevas tecnologías?
–El principal reto ahora es lo que pudiéramos denominar la ‘multialfabetización’ de los futuros ciudadanos. Me refiero a que la escuela, además de la alfabetización en la lectoescritura, tiene que capacitar a los estudiantes como ciudadanos que saben actuar con las diversas formas culturales de nuestro tiempo actual, que dominan las habilidades y capacidades para saber buscar información, analizarla, reconstruirla, comunicarse y expresarse a través de múltiples tecnologías: sean impresas, audiovisuales o digitales. Esto no lleva a que, un segundo reto, sea que el profesorado innove sustantivamente sus metas, contenidos y metodologías de cómo enseña favoreciendo en sus alumnos aprendizajes experienciales, colaborativos, constructivistas y apoyados en el uso de variadas tecnologías.

–¿Llegará a sustituir algún día el ordenador al libro de texto y otros materiales impresos?
–Mi predicción es que en un plazo de menos de una década -incluso me atrevería a aventurar que en ciertos países sea en un lustro- la escenografía escolar cambiará sustantiva y radicalmente en lo tocante a los medios y materiales didácticos empleados por docentes y alumnos en las aulas. Imagino que en pocos años los textos escolares tradicionales irán siendo sustituidos por un soporte electrónico, es decir, un ebook, que permita descargar los materiales de estudio y trabajo digitales. Este cambio provocará que los alumnos no tengan que cargar diariamente a sus espaldas con un cargamento pesado de libros. Puede parecer un argumento ajeno a la pedagogía, pero es muy relevante para la salud de los escolares.

–Según he podido saber usted se considera un defensor de la coexistencia de distintos tipos de materiales
–Quisiera defender la idea de que en las aulas también debieran existir múltiples y variados tipos de libros impresos: enciclopedias, libros de lectura y de cuentos, libros científicos, ensayos, libros de texto, etc. Creo firmemente en que los libros en papel no debieran desparecer de las escuelas. Todo lo contrario. Los centros educativos debieran ser uno de los principales escenarios de supervivencia del material impreso. Cada aula, además de contar con sus aparatos digitales como cañones de proyección multimedia, conexión a Internet, pizarra digital y computadora, debieran contar con pequeñas bibliotecas en las que estarían disponibles libros de lectura infantil y juvenil, así como textos escolares para las distintas materias y asignaturas, … Defiendo que la escuela en general, y específicamente sus aulas debieran proporcionar al alumnado también múltiples y diversas experiencias de acceso y uso de la cultura impresa. De este modo, cada clase debiera ser una especie de ‘centro de recursos para el aprendizaje’ que proporcione al alumnado experiencias de aprendizaje multimodales.

–¿Cuáles han sido las principales aportaciones de la web 2.0 y el e-learning (blogs, wikis y redes sociales)?
–La web 2.0 está ayudando a que las personas nos expresemos a través de Internet. Cada vez escribimos más y compartimos, en consecuencia, nuestras opiniones, nuestras experiencias, nuestras biografías sea en formato texto, imagen fotográfica, o audiovisual. Esto tiene un enorme potencial educativo. Internet no sólo es un recurso para buscar información, sino también un espacio para la expresión y comunicación social de nuestros estudiantes.

Un libro electrónico creado con licencia Creativa Commnons

 La última publicación de Área es un manual electrónico publicado en la Red con licencia Creativa Commnons, lo que significa que se puede copiar y distribuir con la condición de que se cite al autor y siempre y cuando no haya un interés comercial. Está estructurado en cinco capítulos en los que se analiza la sociedad de la información, la tecnología educativa como disciplina pedagógica, los medios de enseñanza o materiales didácticos, los medios y tecnologías en la educación escolar  y las tecnologías de la información y comunicación en la educación. De la enseñanza asistida por ordenador al e-learning. Del capítulo 4 destacamos un interesante decálogo de buenas prácticas de uso de las TIC. U del cinco el espacio dedicado a la web 2.0 y el elearning: blogs, wikis y redes sociales. “No dispongo de datos concretos de descargas, pero sé que este texto ha sido bastante comentado en diferentes blogs educativos, y que su búsqueda en Internet ofrece muchos páginas en los que aparece referenciado. Sobre todo me ha llamado la atención, el interés despertado en los ámbitos educativos latinoamericanos”, nos comenta.

Más información, libro electrónico y otras comunicaciones en: MANUEL ÁREA

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *