Cena Jocosa

«La idea surgió –nos comenta el profesor organizador e inventor de la magnífica idea– para motivar al alumnado en la ardua tarea de enseñarles el Barroco. Se le ocurrió para  iniciarles en esta época y que aprendieran sus contenidos, utilizando la vía gastronómica, han trabajado textos del Quijote,  Quevedo,  Lope de Vega, Baltasar de Alcázar y otros autores del Barroco,  donde iban descritas recetas culinarias como algo subliminar en la trama narrativa».
El evento comenzó con una lectura de un hermoso texto que decía entre otras cosas:

«Con mucho esfuerzo y gran satisfacción,
Con la ayuda de nuestras madres,
Y el desconsuelo de nuestros padres,
Nos hemos hecho artistas del fogón.
No nos importaría repetir acto tan creativo
Pues a fe nuestra que es gratificante
Ver como siendo del cocinero ignorantes
Coméis y bebéis sin tregua ni tino.
Y a fe que no nos  gustaría causar
Erupciones en vuestros vientres,
(de tan reciedumbre ausentes),
Que al colega pudieran atufar,
Sino ser un deleitoso paseo
Por buñuelos y berenjenas,
Y por letuarios quitapenas,
Sin tener que correr para el aseo.
Sólo queremos con este ágape deciros
Que un año más por aquí hemos venido.
No sabemos si algo habremos aprendido,
Pero ahora es momento de divertiros.
Así que ¡¡¡comamos y bebamos!!!»

El acto estaba muy bien organizado, primero se sirvieron los platos calientes, luego los fríos y para terminar  un despliegue de tartas y dulces. Algunos, impacientes, echaban de menos sus platos y los reclamaban y Ramón les explicaba que había que seguir el riguroso orden de en primer lugar los calientes, luego los segundos y terminar con los postres.

La mesa era un festín de variados y originales platos, sinfonías de colores y sabores, los comensales pudieron degustar desde unas sabrosas anchoas de origen sefardí, pasando por un pastel de boda compuesto con arroz asado y piñones, siguiendo por siete clases de berenjenas, entre ellas el exquisito Letuario de berenjena que es un dulce que se puede hacer con berenjena, o melón  es una especie de mermelada nos dice Ramón Rodríguez.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *