Una campeona en clase y en el deporte

Como anécdota, su padre que la entrena y que también compitió quedó el número veintidós -categoría masculina-. Eso, sólo es una curiosidad porque Shenaida Mérida Moreno se aficionó a lo del tiro con arco con su progenitor. Desde primero de ESO hasta tercero estuvo practicando en el campo de tiro de Alfacar, que está muy cerca de su casa. Shenaida vive en Nívar. Después confiesa que se desilusionó un poco y dejó de lado el arco, pero su hermana Julia -más pequeña- sacó el curso y su padre le regaló un arco. Julia se cansaba al tirar y aguantaba poco, pero a Shenaida le gustó el arco y se despertó de nuevo el ‘gusanillo’.

«Como yo también había aprobado el curso mi padre me compró otro a mí», cuenta esta arquera que quiere estudiar Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Ahora cursa primero de bachillerato en Cogollos Vega. Se ha decantado por Ciencias. Directa, amable y con una gran fuerza, no sólo en sus brazos si no en su voz a la hora de hablar, Shenaida dice que tratará de sacar todos los días una hora para los entrenamientos, pero sin descuidar ni un sólo instante los estudios. Explica que en casa «si hay estudio siempre hay recompensa».

De las asignaturas del instituto lo que más le gusta es Educación Física y no sólo porque no tenga que hincar los codos. Esta chica es deportista. Por eso, aunque de pequeñita quería estudiar veterinaria ahora se ha informado y con el subcampeonato de tiro con arco y demás dice que hay más posibilidades de cursar Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. «Me encanta el deporte», repite esta joven granadina que comparte esta afición con su padre. En el tiempo que empleamos en hablar con ella para hacer este reportaje Shenaida menciona a su padre, Joaquín, reiteradas ocasiones. Tampoco se olvida de su madre, que se llama Julia y de cómo lloraron en Italia sus padres y hermana cuando quedó como subcampeona. Fue una inmensa alegría.

En relación al deporte, Shenaida cuenta como de pequeña si se padre se iba de caza ella también quería acompañarlo. Si su progenitor corría «en moto yo también. Me tuvieron que comprar una». Siempre hace deporte con su padre. Para el tiro con arco no tiene que estar muy en forma, según dice, pero sí hacer algunos recorridos.

Antes de todo eso, durante el curso Shenaida deberá hacer todos los deberes. Con la asignatura que tiene más problemas es con Física y Química y con Matemáticas alguno también, aunque este curso confía en poder llevarlas mejor. A estas materias y al resto les dedica toda su atención. Cuando vuelve a casa descansa durante una hora u hora y media y después se pone con los deberes. También va a refuerzo de Física y Química, que es la asignatura, que como ha confesado más le cuesta. Lo tiene claro: «Lo primero es estudiar».

Si bien, cuando termina con los libros le gusta estar con su familia y hacer deporte con ellos. Tiene sólo quince años y una prometedora carrera por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *