Un puente entre mayores

El objetivo es reflexionar sobre la realidad intercultural de los centros andaluces y consensuar unas estrategias básicas que permitan abrir nuevos caminos para seguir avanzando en la respuesta a la diversidad cultural y a la enseñanza de segundas lenguas. Así, el centro de Educación Permanente Cehel de Albuñol, en Granada, con una amplia trayectoria de trabajo con alumnado inmigrante, será el encargado de coordinar la asociación de aprendizaje, así como de articular el denso programa que realizará el profesorado en su semana de estancia en nuestra provincia. Durante estos días, están previstas interesantes e importantes visitas culturales y espacios de trabajo que permitirán poner en común los sistemas educativos de los respectivos países así como acceder a un conocimiento directo de la educación permanente en Andalucía.

Este encuentro que abre el desarrollo del Proyecto ‘Un puente entre mayores’ tendrá continuidad, en Marsella, el próximo mes de abril de 2010. En estos momentos, el Gobierno Andaluz está haciendo «una firme apuesta por la educación permanente, diversificando el modelo de enseñanza y transformando la educación básica en una formación a lo largo de la vida, que dé respuesta a las diversas necesidades formativas de jóvenes y personas adultas».

Así, en el proyecto indican que la perspectiva es abordar un plan para la integración social y educativa de la población inmigrante en el municipios, en la que «podemos destacar una estrategia conjunta de todos los sectores implicados: Educación, Servicios Sociales…, y donde desarrollar medidas compensatorias». Para ello incluyen planes en la programación del propio centro y también planes de interculturalidad, con un proyecto de colaboración institucional.

Entre los objetivos del centro destaca analizar y diagnosticar su situación social, para una integración real; facilitar la acogida e integración social y educativa del alumnado inmigrante en condiciones de igualdad, dando a conocer a las familias los aspectos básicos del sistema educativo, así como el proceso de escolarización y la organización de los centros docentes; promover el acceso, la permanencia y la promoción educativa, articulando medidas que hagan efectiva la compensación de desigualdades y orienten su promoción en el sistema educativo; facilitar la inserción laboral: motivando y asesorando ante las dificultades en el mercado de trabajo; fomentar la realización de cursos de formación destinados a personas inmigrantes o desfavorecidas en colaboración con otras instituciones; así como impulsar el aprendizaje de la lengua del país de acogida como segunda lengua.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *