Nuevo plan para reducir sustituciones

La Consejería de Educación ha presentado en el Parlamento las principales novedades de este sistema, que constituye un modelo «innovador y pionero en España» con el que se dará más agilidad a las sustituciones. En este sentido, la consejera de Educación, Mar Moreno, ha explicado que la práctica generalizada en todas las comunidades autónomas es que las bajas del profesorado se cubran a los quince días, plazo que se rebaja al menos a la mitad con el modelo experimental de Andalucía.

Para llevar a cabo este nuevo modelo, la Consejería aumentará los recursos económicos e incrementará la partida de 108 millones de euros que se destinó el curso pasado a este fin. Además, dará más autonomía a los directores, que tendrán la competencia para decidir qué bajas se cubren y cuándo. Así, los centros educativos dispondrán de un presupuesto, que se determinará con criterios objetivos, para atender las bajas a lo largo del curso.

Si el colegio o instituto agota el crédito inicial para sustituciones, la dirección deberá solicitar a la Delegación Provincial la cobertura de nuevas bajas, previa justificación de las causas que hayan conducido al agotamiento de los recursos asignados.

Entre las novedades, según ha explicado la consejera, destaca también el mayor seguimiento de las bajas. La Consejería incrementará las asesorías médicas de las Delegaciones Provinciales de Educación para aumentar las revisiones y los directores tendrán potestad disciplinaria para sancionar, si procediera, las faltas injustificadas.

«La inmensa mayoría de profesores que cumplen va a estar más protegida y la escasa minoría que abusa va a estar más controlada», ha afirmado la titular de Educación en la comunidad autónoma andaluza, Mar Moreno. Al mismo tiempo ha subrayado que con este innovador modelo la Consejería andaluza pone sobre la mesa «más recursos económicos, más agilidad en la tramitación de las bajas y también un mayor seguimiento».

Los 200 centros que han sido seleccionados, tanto de Educación Infantil y Primaria como de Educación Secundaria, presentan distintas características de tamaño, régimen de funcionamiento, situación geográfica o población que atiende para obtener información que tenga en cuenta el contexto social, cultural y económico en el que desempeñan su labor.

El objetivo de este sistema experimental es evaluar su eficacia para poder incorporarlo después, con carácter definitivo y general, a los Reglamentos de Organización de los Centros en el curso 2010/2011, según especifican desde la Administración autonómica andaluza.

Con este nuevo modelo, que ha sido presentado también en los últimos días a los sindicatos en la Mesa Sectorial de Educación, «esperamos mejorar el sistema siempre pensando en la calidad de la enseñanza y en el bienestar del alumnado y de la inmensa mayoría de profesores y profesoras cumplidores», ha señalado Mar Moreno.

La Consejería de Educación ha detallado de este modo el desarrollo del nuevo plan que por el momento será experimental.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *