Nueva organización escolar para nuevas metas

El documento de propuestas de la Consejería, que incorpora muchas de las más de 1.000 propuestas que se realizaron a través de Internet, ha servido de base para el debate en el Congreso celebrado, en Málaga, los días 13 y 14 de este mes. El objeto de este Congreso, todo un éxito de participación, ha sido estimular el debate, contando con las nuevas ideas o aportaciones del profesorado y de la comunidad educativa andaluza.

La consejera de Educación, Mar Moreno, inauguró el Congreso que culmina el proceso de participación del profesorado. De él ha valorado la participación y el nivel y calidad de las propuestas formuladas durante el mismo. Tras la inauguración, el catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Valencia, José Gimeno, impartió la conferencia titulada ‘El valor educativo de la organización escolar. El reglamento de centros’. Gimeno destacó que «el reglamento tiene que tomarse como un proyecto de creación de cultura educativa en los centros».

Además, se organizaron, en jornada de mañana y tarde, cuatro mesas de trabajo sobre: Autonomía de los centros, equipos directivos, órganos de coordinación docente y orientación y comunidad educativa: convivencia y participación.

El sábado se abrieron las jornadas con la conferencia ‘Las tres ‘ces’ del cambio: comunidad, currículo y centros’, impartida por Luisa Fernández Serrat, profesora titular del departamento de Educación de la Universidad de Huelva. El encuentro, que ha respondido a los objetivos de participación y análisis compartido con los que fue diseñado, finalizó con la lectura de las conclusiones. Éstas serán estudiadas por la Consejería y se tomarán en cuenta para redactar el borrador que se presentará en diciembre.

El documento de propuestas ofrecido por la Consejería para ser analizado en el Congreso responde también al objetivo de simplificar la legislación y su conocimiento, unificando distintos decretos: el de convivencia, el de derechos y deberes del alumnado y el de consejos escolares.

Se trata, según explican, de crear un gran y único decreto regulador de la organización y funcionamiento de los centros y del papel de la comunidad educativa, impulsar una completa normativa de organización y convivencia. Se unen convivencia y organización porque «la convivencia es un elemento clave en las nuevas aulas andaluzas».

En el encuentro se ha puesto de manifiesto que trabajando por una nueva organización escolar, se tendrá la oportunidad de mejorar el día a día de los centros de enseñanza, con una organización más acorde a los objetivos del sistema educativo y unas normas de convivencia acordes «a los tiempos que vivimos».

A este objetivo responden las propuestas que han emanado de la Consejería, y a ellas se suman, para enriquecerlas, las ideas aportadas en el Congreso, porque, como señaló Mar Moreno, es preciso «que converja la visión angular de la Consejería con el conocimiento a pie de aula», el conocimiento concreto de la realidad de las aulas que han podido aportar las distintas personas participantes en el Congreso.

El borrador de los futuros reglamentos, que se presentará en la primera quincena de diciembre para iniciar su tramitación, permitirá que los centros ganen autonomía y flexibilidad, el profesorado gane consideración y protección de sus derechos, las familias ganen peso en el seguimiento de la educación de sus hijos y el alumnado será el beneficiario final de todas las mejoras. Todo ello en un marco de convivencia respetuosa, que favorezca el trabajo en equipo y la alianza entre familias, alumnado y profesorado para facilitar la enseñanza y el aprendizaje.

«La comunidad educativa, profesorado, familias y alumnado, deben ser los protagonistas del cambio, porque los cambios en la organización escolar o se llevan a cabo en la vida real de los centros o se quedarán en el papel», concluyó la consejera en su inauguración del Congreso. En este sentido, destacó el importante papel del Personal de Administración y Servicios, a quien trasladó su reconocimiento.

Con frecuencia, «se escucha más a un árbol cayendo que a un bosque creciendo», señaló Moreno, en alusión a un dicho hindú. Por ello, tras reconocer los problemas a los que se enfrenta el sistema educativo andaluz, destacó que «es necesario agudizar el oído para oír cómo está creciendo el bosque, cómo hemos avanzado socialmente en estas últimas décadas y cómo ha avanzado, paralelamente, la educación». La consejera de Educación, ha animado a los más de mil asistentes al Congreso, a asumir los retos a los que tienen que hacer frente las aulas andaluzas con una actitud de «permanente exigencia positiva», porque la negativa -ha dicho- «mina nuestra confianza, mina nuestro ánimo y mina el sistema».

Destacó, igualmente, la necesidad de poner en valor el esfuerzo del profesorado, el buen trabajo de las familias y del alumnado que ha aprovechado en sus estudios, el resultado es que «hemos conseguido una educación como derecho para todas las personas, sin distinción». Con este aval, la respuesta a la complejidad «no puede ser la involución sino una conciencia lúcida de la evolución de la educación» en Andalucía, para asumir los retos desde esta fortaleza.

«El sistema educativo es la máquina de generar libertad e igualdad más potente, una máquina que funciona, pero que necesita ser engrasada, cambiar las piezas y ponerle más combustible, reconociendo y defendiendo siempre su enorme fuerza transformadora, ha indicado la consejera», detallaron. En resumen, una nueva organización para alcanzar nuevas metas en educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *