Juguetes no sexistas

Así, desde la Delegación de Educación, que trabaja durante todo el año el valor de la educación para asentar la igualdad, destacan que «para asentar la igualdad y hacerla efectiva es preciso atender a los espacios de socialización, como es el ámbito educativo, también los medios de comunicación; espacios donde aprendemos a construir nuestra identidad de género de acuerdo con los roles y valores que socialmente se adjudican a ‘ser mujer’ o ‘ser hombre’ y que nos cargan con una ‘mochila’ de estereotipos y limitaciones».

La prevención en el ámbito educativo permite evitar que se asienten los estereotipos sexistas o ‘desaprender’ los roles asumidos. La Escuela debe seguir trabajando por una coeducación efectiva para evitar el uso sexista del lenguaje, los roles estereotipados, los contenidos sexistas, las prácticas relacionales no igualitarias, teniendo en cuenta, además, que la LEA (Ley de Educación de Andalucía) hace de la igualdad entre mujeres y hombres un eje transversal y estratégico de todo el sistema educativo.

Desde los distintos CEPs de la provincia, a través de acciones formativas propias -provinciales y regionales-, se han desarrollado durante el curso 2008/2009, 1.531 horas formativas en coeducación, que se han dirigido a 1.394 docentes. «Bien es verdad que el profesorado no puede asumir, en solitario, la respuesta a todas las realidades sociales emergentes».

Así, recuerdan que es muy importante el papel que les corresponde desempeñar a las familias. En ellas se produce una socialización primaria, base de la labor que posteriormente le corresponde desarrollar a la Escuela. No es conveniente que haga dejación de sus obligaciones y de sus responsabilidades. «Es necesario que en la Escuela, en las familias y en los entornos sociales se preste especial atención a actitudes sexistas asumidas en el imaginario colectivo y de las que, en muchas ocasiones, no somos conscientes».

Así, aprovechando que a lo largo de los meses de noviembre y diciembre la publicidad de juguetes se intensifica, en los medios de comunicación, en los catálogos, en los escaparates y pasillos de las grandes superficies la Junta ha celebrado la Feria del Juego y el Juguete en las diferentes provincias.

Desde la Administración hacen hincapié en que son fechas adecuadas para que Escuela y familia reflexionen conjuntamente sobre el valor educativo de los juguetes y sobre cuáles son los más adecuados para cada niño o niña. «Es preciso, pues, analizar la publicidad, ayudar a los más pequeños en la elección de sus juguetes, estableciendo pautas de consumo responsable y aprovechando esta oportunidad para romper con los roles establecidos para cada género y con las pautas de conducta sexistas que, tan marcadamente explota la publicidad. Llama la atención que, cuando cada día somos más conscientes de la importancia de una educación no sexista, una educación en igualdad, las campañas publicitarias de juguetes sigan presentando un contenido sexista».

De acuerdo con el informe presentado por el Observatorio Andaluz de la Publicidad, de la campaña correspondiente al año 2008 (juntadeandalucia.es/institutodelamujer/-Observatorio-Andaluz-de-la-.html), el 65,7% de los anuncios analizados, entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre de 2008, presentaban un tratamiento sexista, manteniendo una línea semejante a la detectada en años anteriores.

En concreto, las prácticas sexistas detectadas son aquéllas que refuerzan, en niños y niñas, los roles tradicionales de género, los que sitúan a las mujeres lejos de los espacios profesionales o identifican belleza y éxito en la vida. En efecto, mientras que cada vez las familias comparten más las tareas de cuidados y de mantenimiento de la unidad familiar, «parece un freno a este recorrido hacia la igualdad efectiva el hecho de que estemos reforzando a las niñas en tareas de cuidados, o de belleza, mientras los niños siguen siendo los protagonistas de la acción y de la aventura. En definitiva, el espacio doméstico como propio de las mujeres, el espacio exterior, el espacio público, para los chicos.

Todo ello, sin desatender cómo la acción desemboca, en algunas ocasiones, en conductas violentas».
Paralelamente, y siguiendo el mismo informe, es preciso señalar que son los juegos educativos, los juegos de mesa y los juegos participativos los que se convierten, en su publicidad, en ejemplos de buenas prácticas. Favorecen una comunicación y una socialización en igualdad.

Recuerdan y más en esta fecha que el juego presenta un alto valor educativo, a través de él se desarrollan habilidades personales, relacionales y sociales. Por ello, es importante atender a esta actividad, especialmente en la infancia, actuando, de forma coordinada, desde la familia y la Escuela. También, y prestando siempre atención a un consumo responsable, es preciso tener muy claro que «el mejor regalo es nuestro tiempo, que muchas veces es mejor un regalo creativo que un juguete elegido por ser el más anunciado o el más caro. Porque el juego es importante pero los juguetes son sólo un instrumento». Reflexiones para tener en cuenta en estas fechas navideñas.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *