Una alumna con buena pluma

Le dio clases en Primaria y no es de extrañar que ganara el concurso Teresa. La historia de Cecilio es de lo más entrañable y la manera de contarlo de esta joven alumna emociona con nada más que escucharla. Teresa habla con gran pasión de este maestro que «cuando estábamos en cuarto se fue porque le diagnosticaron cáncer y nos dijo que se pondría bien, pero cuando estábamos en sexto murió».

Esa es la parte más dolorosa. Cecilio Muñoz se fue, pero dejó un importante ‘legado’ a Teresa que lo califica como «un hombre excepcional». Esta joven alumna relata como su maestro les explicaba en el aula como colaboraba en algunas ONG y ayudaba tanto en Andalucía como en otros países a personas que lo necesitaban. Así, esta joven amante de la lectura detalla como en una ocasión el maestro «Cecilio apadrino un niño para que nosotros también participáramos».

Teresa no se cansa de decir que el maestro Cecilio era un «hombre muy bueno que nos quería mucho». Así, recuerda como después de estar enfermo fue en alguna ocasión a verlos y escribió alguna carta. «Siempre se preocupaba por nosotros».

En el aula el maestro Cecilio no sólo les explicaba a sus estudiantes qué hacía en las ONG, también «nos contaba cosas de cuando era pequeño». Teresa explica como en alguna ocasión alguna de las lecciones se dedicó a los Derechos Humanos. Muchas historias y viviendas que Teresa interiorizó muy bien y que no olvida. En el relato que presentó al concurso no «pude contar todo porque eran muchas cosas».

Teresa ganó la fase autonómica y la regional. El regalo han sido dos ordenadores. Para el resto de lectores y el jurado ha sido poder leer una historia que no merecía estar guardada en un cajón. Teresa, por supuesto, siempre tendrá en su corazón a su maestro Cecilio y nunca ‘morirá’ del todo.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *