Irene Garnika Morales, 1º ESO

El agua cubre el 71% de la superficie terrestre. En nuestro planeta, se encuentra principalmente en los océanos donde se concentra el 96,5% del total del agua, los glaciares y casquetes polares tiene el 1,74%, y el restante 0,04% se reparte en orden decreciente entre lagos, la humedad del suelo, atmósfera, embalses, ríos y seres vivos.
El ciclo hidrológico: el agua circula constantemente por el planeta en un ciclo continuo de evaporación, transpiración, precipitaciones, y desplazamiento hacia el mar.
El agua es fundamental para todas las formas de vida conocida. Los humanos consumen agua potable.
El cuerpo del ser humano está compuesto entre un 55% y un 78% de agua, el cuerpo del humano necesita más o menos siete litros de agua al día. La mayor parte de estos siete litros se obtienen de comida o bebida.
Tipos de agua: El agua se puede presentar en tres estados siendo de las pocas sustancias que pueden encontrarse en sus tres estados de forma natural. El agua adopta formas muy distintas sobre la tierra: como vapor de agua, formando nubes en el aire; como agua marina, en los océanos; en glaciares y ríos en las montañas, y en los acuíferos subterráneos en forma líquida.
El agua puede disolver muchas sustancias, dándoles diferentes sabores y olores. Como el agua es imprescindible para la vida el ser humano ha desarrollado sentidos que evalúan la potabilidad del agua, y evitan el consumo de agua salada.
El agua salada es la que se puede encontrar en los océanos y mares de toda la tierra. El agua es salada porque contiene sales minerales disueltas.
Nombre y Apellidos: Irene Garnica Morales

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *