SAMUEL GÓMEZ DENOYELLE 1 E.S.O B

El patio de los Leones
El patio de los Leones en el que se encuentra la Fuente de los leones, consta de dos tazas apoyadas
En los doce leones. El agua que expulsan, arroja frescura y tranquilidad.
He inventado una leyenda para decir el por qué de la separación de las dos tazas.
Cuenta la leyenda que al llegar a la Alhambra la fuente de los Leones, la gente dejó de admirar los demás monumentos, palacios, fuentes etc.
Poco a poco la vida en la Alhambra se fue apagando.
Las paredes enmohecían, el agua de las fuentes se envenenaba de amargura. La envidia de los otros monumentos fue tal que decidieron oxidar el hierro de sus puertas para que la gente no entrar. El personal de la Alhambra se dio cuenta de que la llama de vida en la Alhambra se iba a pagando.
Esto fue lo que decidieron. La fuente de los Leones, muy bien adornada con sus doce leones de piedra y sus dos tazas de la que brotaba buenísima agua daba vida en un radio de unos cuantos metros.
Lo que decidieron fue cortar la taza superior de la fuente cuidadosamente y la transportaron e instalaron en los jardines del Adarve en la Alcazaba todo esto sucedió en 1899. Los doce leones y su taza junto con la segunda taza devolvieron la vida a la Alhambra.
El moho de las paredes se marchó, volvió el dulce y fresco sonido de las fuentes, etc. Y así ha seguido hasta nuestros días. Los doce leones eran los doce soles de Zodiaco. Por eso volvió la vida.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *