386 docentes piden ayuda para dejar de fumar

Desde el curso 2006/2007 se realiza esta actividad por los técnicos pertenecientes a cada uno de los cuatro distritos sanitarios existentes en la provincia de Granada (Distrito sanitario de Granada, Distrito Metropolitano, Área de gestión sur y Distrito Nordeste).

Y los datos son significativos. El número de inscripciones en el curso 2006/2007 fue de 54 (18 hombres y 36 mujeres). En los cursos posteriores la evolución ha sido la siguiente: curso 2007/2008 de 141 (65 hombres y 71 mujeres); curso 2008/2009 fue solicitado el programa por 83 docentes de los cuales 25 fueron hombres y 58 mujeres y por último durante el presente curso escolar lo han solicitado un total de 129 de los cuales 76 han sido mujeres y 53 hombres. En total 386 profesionales de la enseñanza han manifestado su voluntad de dejar de fumar inscribiéndose en el Programa de Deshabituación del Tabaquismo.

Si se analizan los datos relativos a la distribución por sexos los datos muestran un mayor interés en lo que respecta a las mujeres fumadoras que quieren iniciar el abandono en el hábito de fumar. Esta evolución se repite en su tendencia en los distintos cursos académicos así como en los Distritos Sanitarios.

Desde el curso 2006/2007 se realiza de forma conjunta entre las Delegaciones Provinciales de Educación y de Salud este programa para el colectivo docente cuyo marco de actuación está establecido por dos Planes, el I Plan Andaluz de salud laboral y prevención de riegos laborales del personal docente de los centros públicos dependientes de la Consejería de Educación y el Plan Integral de Tabaquismo 2005/2010 dependiente de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

Uno de los objetivos generales del I Plan Andaluz de salud laboral y prevención de riegos laborales del personal docente consiste en desarrollar programas preventivos específicos. Concretamente en su acción 16, en lo relacionado con las enfermedades del profesorado del aparato respiratorio y vías altas (faringitis, laringitis, otitis, disfonías, …), se establece que en colaboración con la Consejería de Salud y dentro del Plan integral de Tabaquismo de Andalucía 2005/2010, se realizarán campañas de sensibilización y concienciación antitabaco que tendrán como eslogan centros docentes sin humo, dirigidas a todos los miembros de la comunidad educativa.

El programa se desarrolla a lo largo de seis u ocho sesiones de tratamiento, distribuidas en semanas consecutivas con una duración de cada sesión de 90 minutos aproximadamente. Se organiza en tres fases. Durante la primera fase (semanas 1ª y 2ª), los asistentes podrán fumar como vienen haciéndolo hasta el momento; segunda fase (semanas 3ª y 4ª), se lleva a cabo las reducciones progresivas del consumo; tercera fase (semanas 5ª y 6ª), se dedica todo el esfuerzo a: reducir la cantidad de tabaco consumido, a aprender técnicas y estrategias de relajación (como puede ser la relajación abdominal, la visualización o técnicas de inducción con hipnosis) así como técnicas de autocontrol sobre sustancias, sobre el entorno y sobre las personas mismas. El programa está planificado al milímetro.

Esta intervención no concluye una vez terminado el periodo de seis u ocho semanas, sino que la intervención profesional, que hace hincapié en técnicas de autorefuerzo personal y refuerzo social, incluye seguimientos individualizados durante el tratamiento, además de seguimientos de los grupos durante un año.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *