El IES Pedro Soto de Rojas apuesta por la integración

La idea nació con la intención de que este alumnado participara de una experiencia de aprendizaje a través de talleres, actividades, vivencias lúdicas y afectivas, junto con sus compañeros de ciclos formativos; basados en principios de respeto, singularidad, individualidad, libertad, socialización, cooperación y autonomía que han estado presentes durante toda la experiencia.

La propuesta, después de ser valorada conjuntamente por la orientadora, jefatura de estudios, profesorado del ciclo formativo y dirección fue desarrollada de forma coordinada considerando que la actividad era factible en aquellas actividades más prácticas y lúdicas que se realizan tanto dentro como fuera del aula, con el fin de que la experiencia propicie el máximo desarrollo cognitivo, afectivo y social del Acneae, y el de los ciclos formativos (Atención Sociosanitaria e Integración Social).

El profesorado del módulo junto con el tutor de aula específica y la educadora, determinan cuáles son los objetivos a conseguir y qué actividades son las más indicadas para ello. Se pretendía que el alumnado de educación especial se integre en actividades del centro y de los ciclos, trabajando la inclusión y normalización en todas las actividades, y además, que a través de la participación en ellas el alumnado con NEE pueda mejorar la socialización, trabajando también las diferentes capacidades (autoconcepto, lenguaje, motricidad gruesa y fina, conocimientos generales).

A ello se suma la intención de que el alumnado del ciclo tenga contacto con personas con discapacidad a través de la participación de estas, en actividades de ocio y tiempo libre organizados en el módulo, aprendiendo a intervenir en actividades de ocio y tiempo libre con personas con discapacidad, poniendo en práctica todos los procedimientos y actitudes requeridos para completar su formación como técnicos. Así como que amplíen su concepto de diversidad aplicado a la planificación y ejecución de actividades de ocio. Y, además, que lleven a la práctica diferentes estrategias y técnicas de intervención, previo a la incorporación como alumnos de prácticas en centros donde se interviene con personas con discapacidad.

Las actividades que se han realizado han sido fundamentalmente juegos populares y tradicionales, dinámicas grupales de cohesión, conocimiento, expresión de emociones, fabricación de juguetes con material de desecho, talleres de manualidades, expresión musical y corporal, medio ambiente, bailes y danzas, fiesta de días conmemorativos, juegos de interior y exterior…

Previamente a cada actividad, el profesor del módulo, ha coordinando con el tutor del aula y la educadora todos los aspectos: desarrollo, materiales, horario, espacios… Durante la realización de cada actividad, se ha contado con la participación directa del tutor del aula específica y la educadora, que han orientado sobre cómo actuar con el alumnado con NEE.

Paralelamente y a partir de esta experiencia, el alumnado del ciclo ha servido de apoyo para la realización de las diferentes actividades y tareas con los de NEE buscando que la colaboración fuese real, positiva, efectiva y socializadora: Recreo, entradas y salidas del centro, desplazamientos…

Esta experiencia (que ha alcanzado los objetivos propuestos) es una tarea conjunta en la que se implica toda la comunidad educativa en busca de una normalización de todo el alumnado teniendo en cuenta sus diferencias y singularidades. Pero especialmente es de agradecer el trabajo del alumnado de segundo de Atención Sociosanitaria que con su entrega, actitud e interés han ofrecido a sus compañeros de NEE, lo mejor de ellos mismos.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *