Brígida Gallego-Coín presenta su colección de cuentos infantiles sobre espacios o figuras granadinas

Brígida es una mujer de nuestro tiempo: atrevida, inquieta, luchadora,… Quizás por ello, y, por los malos malos tiempos que atraviesa el periodismo, en el que se ha especializado en moda y belleza, decidió hace un par de años su paso a la literatura. También porque todo gran periodista lleva un escritor en su interior, y vicersa. El caso es que su novela dedicada a la figura de Soraya lleva ya varias ediciones y sigue gozando de una excelente acogida que, además, se ha convertido en una ruta literaria.

Los cuatro cuentos de Brígida dedicados a Granada o personajes históricos granadinos
Los cuatro cuentos de Brígida dedicados a Granada o personajes históricos granadinos

En estos días abrileños nos sorprende con un cuádruple salto mortal. Aprovechando la XXXI Feria del Libro, aún con olor a tinta fresca nos trae sus cuatro cuentos multicoloridos que tienen el denominador común de estar dedicados al monumento más emblemático de Granada, y a personajes muy granadinos como son Boabdil, Zyriab y Eugenia de Montijo. Todos con una cuidada edición de manos de José Manuel Vargas Diosayuda que ya han tenido la ocasión de tocar, disfrutar de las ilustraciones y leer los visitantes más madrugadores de la Feria y los alumnos del Colegio Público de Primaria Juan Hurtado.

HADA ALHAMBRA

Portada de Hada Alhambra
Portada de Hada Alhambra

“Hola! Soy el hada Alhambra y vivo en un lugar donde las paredes parecen de encaje y la luz se divierte reflejándose en las fuentes. Este palacio increíble se llama Alhambra, y está en Granada. Soy muy feliz aquí!” Así comienza este cuento de diez páginas “muy tierno, de hadas y duendes que lo pasan de maravilla en la Alhambra y viven mil aventuras”. Un hada dicharachera y privilegiada que vive en el palacio nazarí y recorre sus más bellos rincones y jardines. También que recibe y merienda con sus amigas el hada de la Giralda, el hada de la Mezquita, el hada de la Vega, el del Albayzín y hasta con el malhumorado duende Almanzor. A estas reuniones  suelen acudir de la Alpujarra el duende Miel. En verano se van a visitar a su amiga el duente Generalife. Se despide el hada con una invitación y una sugerencia: “Os invito a que vengáis a visitar este palacio de Granada. Si prestáis atención y sentís un aleteo, a lo mejor soy yo que he salido de mi babucha para daros un beso”. Así concluye esta bella historia, llena de fantasía, divertida y dulce, dirigida a los más pequeños de la casa.

Brígida Gallego -Coín se muestra ilusionada con su incursión en la literatura infantil
Brígida Gallego -Coín se muestra ilusionada con su incursión en la literatura infantil

EUGENIA DE MONTIJO

Portada de Eugenia de Montijo

Catorce páginas tiene el cuento que Brígida dedica a Eugenia de Montijo, emperatriz de Francia y que lleva como subtítulo “De Granada a París”. Comienza contándonos lo orgullosa que se siente esta importante figura de su origen granadino y de “Granada, la bella” que recorre a lomos de su también pelirrojo caballo Apolo con el que se divierte metiéndose en los riachuelos, acompañados a veces del perrito Lulú y la gatita Melisa. En una de estas excursiones se adentran en el Sacromonte donde la gitana Perejila le leyó las líneas de las manos, anunciándole que “sería más que reina”. Otro día recorren el zoco de la Alcaicería y el Corral del Carbón, su lugar favorito. Así continua esta historia que nos descubre cómo llega a Paris, las delicias culinarias de Granada y los gustos por el arte, los abanicos y mantillas de esta granadina que fue emperatriz de los franceses, pero que no olvidaba las frutas subtropicales y mariscos de la costa granadina ni el exquisito jamón de la Alpujarra.

ZYRIAB, EL INVENTOR 

Portada de Zyriab, el inventor
Portada de Zyriab, el inventor

El tercer cuento se titula “Zyriab el inventor” y está basado, “en la vida de una gran sabio de Bagdad del siglo IX”, cuyo nombre completo es Abu l-hasan Ali ibn Nafi, de apodo Zyriab, “El Mirlo”, por su habilidades cantoras. Su llegada a Córdoba y sus grandes aportaciones como la fundación del primer conservatorio de música y la incorporación de una quinta cuerda al laud, pero al que también le debemos otras cosas más triviales como es el orden a la hora de comer, los primeros libros de recetas gastronómicas, el mantel fino, la moda de los flequillos, el uso de las ropas claras en verano y oscuros en invierno,… para terminar con una importante recomendación para los jóvenes lectores: ” ¡ Estudiad mucho ! “

BOABDIL

Portada de Boabdil
Portada de Boabdil

Directamente de la imprenta llegaba el viernes, 25 de abril, a los puestos de libros de la Carrera de la Virgen y a las librerías el cuarto cuento de Brígida. “Boabdil” del que la autora confiesa ser “uno de mis personajes favoritos. Su vida es muy compleja pero en el cuento aparecen los episodios que verdaderamente la marcaron. Es mi visión de lo que para mi es el verdadero príncipe, compasivo, formado y coherente”. Y así es, este cuento que en primera persona se nos cuenta su vida: “Me llamo Boabdil y he nacido en la Alhambra”. Luego nos explica quiénes son sus padres y su exigente formación con los grandes sabios de la época. También nos explica la mala relación entre sus progenitores, su despertar del amor y la entrega de las llaves de Granada para evitar un mayor derramamiento de sangre. Igualmente su partida hacia la Alpujarra no sin antes haber lanzado el último suspiro por la pérdida de Granada. Luego vendría la expulsión definitiva y la difícil vida en tierras africanas sin abandonar la llave de su morada granadina donde siempre soñaron en volver. Y Brígida nos sorprende con un final que en realidad es un principio “Entonces yo, con el corazón lleno de nostalgia, comienzo mi relato bajo las estrellas”.

La desbordante fantasía de Brígida Gallego-Coín, la calidad de las ilustraciones y el cuidado de la edición nos hacen augurar una buena aceptación por parte de los lectores, no sólo de los más pequeños de la casa, sino también de los padres y de los maestros. En ellos está poder recuperar con esta colección la delicia de la lectura en voz alta, el comentario posterior de los lugares o personajes descritos, el recorrido por los espacios granadinos tan emblemáticos, la adaptación para su representación en la fiesta fin de curso,…

 

LAS CASTAÑAS DE LA ALHAMBRA, por Melchor Sáiz-Pardo

Melchor Sáiz-Pardo le dedicaba su columna “Buenos días” del pasado 25 de abril, bajo el título “Las castañas de la Alhambra”:

Los libreros de la Feria padecen división de opiniones. Los hay que están contentos de cómo van las ventas, sobre todo el pasado fin de semana, con el inicio del buen tiempo. Otros dicen, en cambio, que la crisis se nota mucho y que no han venido escritores de tirón a presentar y firmar sus obras. Casi todos coinciden en que esta edición se puede llamar la «Feria de los niños» porque se le está prestando una cuidadosa atención a los libros y actividades para los más pequeños.

Muchos abuelos están comprando los preciosos volúmenes de Jerónimo Stilton, que han encontrado un filón con la adaptación de las grandes obras clásicas de la literatura. Otros nombres infantiles de éxito son ‘Toc, toc, señor Coc’, ‘Pepe Big’, ‘Dora Exploradora’, ‘Bob Esponja’, etc, etc.

Hay también una primorosa aportación granadina a los libros de cuentos infantiles: Editorial Almed (cuyo responsable inasequible al desaliento es Jerónimo Páez) acaba de enviar a las casetas de la Feria tres atractivas versiones para los pequeños sobre ‘Eugenia de Montijo, emperatriz de Francia: De Granada a París’; ‘Hada Alhambra en su palacio’ y ‘Zirab el inventor’.

Está pendiente de salida un cuarto libro sobre ‘Boabdil’. Tengo delante del ordenador el de nuestra Eugenia de Montijo. Es precioso: tiene hermosos colores, un magnífico papel y un texto lleno de encanto. Eugenia de Montijo habla a los niños a través de nuestra querida compañera en la cosa periodística Brígida Gallego-Coín, autora de los cuatro libros que componen la colección. Las ilustraciones, preciosas, de José Pablo García y la cuidadosa edición a cargo de José Manuel Vargas Diosayuda completan un cuento escrito con primor y amor a Granada: «Como Emperatriz de Francia viajé mucho, es cierto, pero Granada y su magia siempre vinieron conmigo. En otoño, los bosques de la Alhambra se llenan de castañas. La leyenda dice que son mágicas y dan buena suerte… Yo siempre llevo una en mi bolso.»

Y en la Feria de los niños no solo hay libros, hay pegatinas, cuadernos de actividades, marionetas, álbumes de princesas, de bodas y de Rayo MacQueen, simpático coche-persona que tiene encandilados a los más pequeños de la casa. La otras dos grandes atracciones del ferial para los ‘enanos’ son el Taller de Impresión, con todo el encanto de las viejas técnicas tipográficas, y la ludoteca, con una acertada programación de actividades infantiles.

MELCHOR SÁIZ-PARDO

Os dejamos con este reportaje en el que su autora nos habla en la Alhambra de su libro “‘Isabel de Solís. Soraya’:

Visitar grupo de Brígida en FACEBOOK

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *