Víctor Alija: “Mi historia es un grito a la superación personal”

– En la pasada feria del libro de Granada presentaba “Whoopita Bella y la Historia del Árbol Mágico” ¿Tenía ya planteada la segunda parte de esta historia o se debe a otras motivaciones?
– Whoopita Bella surgió casi como un suspiro en una mañana recién amanecida. En un momento, de esos tan raro ahora de obtener, en el que disponía de suficiente tiempo libre, se me ocurrió escribir un cuento breve usando una colección de muñecos de trapo que habita algunas partes de mi casa como protagonistas indiscutibles del mismo. Para mi sorpresa, una vez sobrepasadas las doscientas páginas, tuve que detenerme y plantearme hacia dónde quería dirigir la narración. Este segundo libro ya había nacido incluso antes de ponerle fin al primero. Son historias inconclusas que forzosamente van a tener continuación. Habrá tercera y cuarta entrega, y será ésta, la que le dé forma de tetralogía, la que ponga punto y final a la historia de Whoopita Bella.

– Según se ha indicado las historias de Whoopita están pensadas para el niño que todo adulto lleva dentro ¿Eso es así también en estos tiempos de crisis como la que estamos viviendo?
– Siendo conscientes de que esta historia está escrita por un adulto que ha rescatado esa parte mágica e inocente de una ya pasada infancia, no es difícil afirmar que este libro es un texto idóneo para todos aquellos que aún sentimos esa fragilidad y esa mente abierta propia de la niñez. En tiempos de crisis el bolsillo se puede ver afectado para cuestiones que nos conduzcan a la supervivencia en esta jungla urbana que construimos. No creo que ella deba influenciar para elegir nuestras lecturas. Si somos capaces de retroceder en el tiempo y alcanzar ese estado de mente abierta quizás sea más fácil afrontar el presente que nos toca.

– En su web personal se presenta como fotógrafo, poeta y editor, y ahora narrador e ilustrador ¿suman experiencia estas actividades profesionales o le restan tiempo a otras que también le gustaría hacer?
– Veamos, yo no me considero ilustrador. Sí que es cierto que los libros de Whoopita incluyen ilustraciones hechas por mí, pero quizás como algo más anecdótico que otra cosa. No se hicieron mis manos para el dibujo. Por supuesto que esta aventura narrativa suma experiencia al camino andando, afirmar lo contrario no tendría sentido. También es cierto que alguna de estas ocupaciones resta tiempo a las demás. Mi labor como editor en los últimos cuatro años supuso un tobogán vertiginoso que impidió que desarrollara mi propio camino como poeta y escritor. Fue justo el año pasado, con la entrega que me hicieron del XXVII Premio de Poesía Ciudad de Zaragoza, que decidí retomar mi literatura en el punto en el que quedó. Esto me ha permitido escribir los dos libros de Whoopita Bella y dos poemarios de próxima aparición.

– ¿Quién es Sonia Marina y por qué ha elegido sus muñecos de trapo para la portada?
– Sonia Marina es una artista gaditana propietaria de la marca SinRebroches. La conocí a través de una amiga con ocasión de algún que otro recital. Trabajé con ella en un par de ocasiones, y quedé tan prendado de su trabajo que le propuse crear las cubiertas de ambos libros de Whoopita Bella. Ha sabido captar la esencia de mi historia desde el primer momento, creando de manera indiscutible la imagen perfecta de este sueño adulto-infantil. Le estoy enormemente agradecido, e invito a la gente a seguir sus creaciones.

– Desde su perspectiva de editor y autor ¿cómo ve el panorama de la literatura infantil y juvenil?
– Desgraciadamente observo un panorama pobre, escaso en cuanto a recursos literarios y en lo que se refiere al mensaje final de la obra. La narrativa juvenil e infantil debe de tener unos valores claros que hagan crecer a nuestros pequeños, así como poseer la capacidad de desarrollo del individuo más allá de las vanalidades que conducen sus páginas. Vamos dirigidos hacia una sociedad donde prima lo superficial y es imposible corregir eso si no es desde la base de la educación de nuestras futuras generaciones.

– Volviendo a su último libro, ¿pordría decirnos al menos tres motivos  por los que es aconsejable su lectura?
– La multiculturalidad de sus personajes ayudan a motivar y hacer crecer el respeto hacia los demás. Esta historia es un grito a la superación personal, así como un ejemplo claro de trabajo en equipo para llegar a un objetivo común. ¿Y saben cúal? La unidad de la familia, y entendamos el concepto de familia en todas las acepciones que este tiempo que nos toca vivir nos brinda. Este es un libro que debe de ser compartido. El niño disfrutará los acontecimientos que se suceden al hilo de la historia. Los adultos disfrutarán una narrativa donde la poesía es una constante. Por favor, hagan que sus niños lean. Un pequeño que lee hoy será un adulto con recursos el día de mañana.

Más información:

CVA Ediciones Narrativa
Facebook Woopita Bella

Recuerde:
Día: Miércoles, 31 de octubre de 2012
Hora: 20,30 h.
Lugar:   Sala Cultural Nueva Gala  , (calle Almona de San Juan de Dios, nº 15, Granada).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *