Juan de Dios Villanueva Roa: «Maestros 2013»

Mientras, los docentes dan lo mejor de sí mismos, mejorando su formación a su propia costa; sabiendo que solo encontrarán, tras un salario minimalista muestra de lo que la sociedad los valora, las miradas de sus alumnos, porque ni los más altos responsables apoyarán este trabajo. Ni tan siquiera los padres y madres, espectadores a veces iracundos de la labor que los maestros hacen con sus hijos. Y hoy, el gobierno, empeñado en poner a la sociedad contra lo público, es quien más está denostando a estas figuras, base de la sociedad, no le quepa la menor duda, porque ellos son los elementos igualadores de cara al futuro, desde su trabajo día a día, hora a hora con los hijos de los demás, con los futuros ciudadanos, luchando para intentar que cada cual desarrolle lo mejor que lleva dentro, sembrando las semillas del mañana en cada uno de ellos, individualizadamente, dándole más a quien menos tiene porque más necesita.

A ser maestro se aprende con el desarrollo de la profesión, y es mucho más que un trabajo. Hay que llevarlo dentro, muy dentro, porque es la única manera de comprender, de aguantar, de no tirar la toalla, de no romper las reglas y abandonar, de valorar al ser humano en el presente para el futuro desde el conocimiento emanado en el ayer. Ser maestro es dar, dar conocimiento, y eso no está en un plato, ni en pastillas, ni en decretos, ni en maquinaria. Eso se da de boca en boca, explicando pacientemente, alentando, acompañando, atendiendo, estudiando.

Los maestros lo hacen cada día, en esas labores que ahora los gobernantes que creen saberlo todo no respetan, porque a lo peor no saben nada, o aún peor, anteponen privilegios e intereses a educación, a conocimiento, a herramientas para luchar por un futuro en una sociedad que ha de ser mejor, para todos, desde todos, y que cada cual encuentre su espacio. Y eso lo dan los maestros, en las escuelas, en los institutos.

Por eso, este 2013 debe ser generoso en las herramientas que ponga al alcance de ellos para que los alumnos, sus hijos, nietos, sobrinos, vecinos, el día de mañana lleguen donde han de llegar, por el bien de todos, también de usted, y aunque parezca mentira, de los gobernantes, porque ellos serán los gobernantes, esperemos que con otra formación, capacidad y compromiso. Y eso hay que sembrarlo también hoy.

 

 

       Seguir a

     Juan de Dios Villanueva Roa

        en

     GRANADABLOGS

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *