Apasionados por el mundo subterráneo

Una joven espeleogoga en una de las cavidades estudiadas en el polje de Zafarraya
Una joven espeleogoga en una de las cavidades estudiadas en el polje de Zafarraya

“Exploraciones bajo el desierto de piedra, 2ª parte. Zafarraya, Ventas de Zafarraya y Alhama de Granada” es el título completo de este nuevo volumen de la Granada Subterránea que a lo largo de 144 páginas resume más de diez años de trabajo, fruto de la colaboración de vecinos y pastores de la zona, otros grupos de espeleología granadinos y malagueños y expertos como los geólogos José Manuel Gómez y José Luis Ruiz que firman el primer capítulo dedicado a la situación y geografía, y el profesor del departamento de Geodinámica de la UGR, Manuel López Chicano, que analiza las características geológicas e hidrológicas del polje de Zafarraya. El resto del libro  se dedica a  las exploraciones de 63 cavidades, de las que 37 se localizan entre Ventas de Zafarraya y Alhama, y las 26 restantes en el término municipal de Zafarraya. Todas ellas ilustradas con numerosas imágenes de exteriores e interiores de estas cavidades y planos de las mismas, en total más de 200 imágenes a todo color, que permiten disponer a expertos y aficionados de la espeleología, e interesados en general, de una completa información.

Esta publicación se dedica al recuerdo de Luis Ávila Alba, perteneciente al Grupo de Espeleólogos Ilíberis, grupo pionero en los trabajos del  entorno del Llano de Zafarraya. “Empezaron a explorar los sumideros con la mala fortuna de que Luis se ahogó en uno de los sifones que estaba explorando”, nos explica el coordinador y director de la colección, Manuel Gonzalez Ríos, antes de mostrarse “tremendamente agradecidos” a la Diputación, ayuntamientos y Federación Andaluza de espeleología que posibilitan la difusión del trabajo de entre 10 y12 años para llevar a cabo el trabajo de campo que comienza con la información proporcionada por los propios vecinos, especialmente ganaderos y agricultores de la zona con los que llegan a crear fuerte vínculos de amistad por lo que pasan de ser considerados “los locos que se metían en los ‘bujeros’ para pasar a convertirse en expertos espeleólogos  que muestran los miesterios que encierra el mundo subterráneo”.

Manuel González Ríos, coordinador de la serie, a las puertas del Museo Andaluz de Espeleología, en Gójar (Granada)
Manuel González Ríos, coordinador de la serie, a las puertas del Museo Andaluz de Espeleología, en Gójar (Granada)

De las 63 cavidades estudiadas en este libro destacan como más espectacular la de la sima del ‘Quemao’ con pozos verticales de hasta 80 metros, totalmente limpios y otra muy cercana al pueblo de  Ventas de Zafarraya como es la sima de los Canes, en realidad una fractura de 108 metros, y la más profunda de la zona, ya en el municipio de Zafarraya, la sima del morrón de la Raja, con 131 metros, “cuyos primeros metros son cómodos pero el resto es insoportable, por su estrechez y profundidad”. También nos habla del sumidero del arroyo de la Madre, de lo más importantes del polje de Zafarraya, el más grande de España, por el que se filtra  toda la agua que entra en el polje.  “Tras una limpieza en uno de los bordes pudimos bajar unos diez metros terminando en una pequeña grieta a través de la cual se oía el agua circular. Un poco más adelante está el sumidero de Guerrero donde se ha conseguido un descenso de cerca de 50 metros hsta alcanzar el nivel freático del agua”, nos explica ufano.

 

Otras de las cavidades exploradas para el volumen VI de Granada Subterránea
Otras de las cavidades exploradas para el volumen VI de Granada Subterránea

Otras  cavidades de interés estudiadas son la cueva de Toma y Bebe, la sima Cuadros, la sima de la Cañada, que han llamado la atención de los vecinos de Zafarraya, pues tiene una apertura de unos 5 a 6 metros de diámetro y un pozo vertical de unos 30 metros y la de la hoya de la Cuna del Toro, donde hay una cavidad que entras por la provincia de Granada y sales por la de Málaga, o viceversa, aunque no tiene espeleotemas de interés. En algunas han encontrado restos de animales sacrificados y en otras muros de piedra, como es el caso de la del ‘Quemao’, con un descenso de 80 metros y en cuyo fondo se localiza un muro de piedras  de un metro de altura y cuya utilidad y origen no se explican. 

 

El GEG ha exploradio ya más de 900 cavidades en Granada
El GEG ha exploradio ya más de 900 cavidades en Granada

Gracias a su trabajo, las entrañas granadinas son mucho más conocidas elevándose a cerca de 900 las cavidades estudiadas por el GEG. Ninguna provincia andaluza posee este tipo de trabajos publicados, a excepción de determinadas zonas de la provincia de Córdoba, algún pueblo malagueño como Marbella, “pero algo muy esporádico y sin continuidad como es la serie de la Granada Subterránea”, cuyo séptimo volumen tienen prácticamente terminada y que estará dedicado a los municipios de Íllora y Montefrío, siempre y cuando encuentren financiación para su edición.  Mientras ello sucede los espeleólogos granadinos continúan bajando a las entrañas granadinas y colaborando con otros colectivos e instituciones como la Universidad de Almería a la que está aportando especies de artrópodos de las cavidades granadinas.  También aprovechan sus otros medios de difusión (revista Spes, boletín interno y dinámico blog con más de 133.000 visitas, muchas procedentes de países remotos como China o Japón) para dar a conocer su actividad al igual que en congresos.

Portada del nº 6 de Granada Subterránea
Portada del nº 6 de Granada Subterránea

El libro se vende a 12 euros en las principales librerías de Granada, Alhama (Librería Ruiz)  y Zafarraya y en algunas tiendas especializadas como Deportes Sherpa y Solo Aventura.

Oir audio de la entrevista:

Visitar blog del GRUPO DE ESPELEÓLOGOS GRANADINOS

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *