Hacen falta 1,7 millones de profesores para alcanzar una educación de calidad

A pesar de los progresos realizados en favor del derecho a la educación en los últimos doce años, siguen existiendo aspectos que suponen un freno para la consecución de este derecho. El número total de niños y niñas que no asisten a la escuela primaria es de 61 millones. Además del acceso, es muy relevante la calidad de la educación, que en muchos casos resulta mediocre. Una de las preocupaciones fundamentales, es la escasez de aprendizajes adquiridos.

Este año bajo el lema “¡Sin profes no hay escuela!” la Campaña Mundial por la Educación reivindica la importancia de la profesión docente en el proceso educativo.

Hasta tres cuartas partes de los niños y niñas en los países de ingresos más bajos no han aprendido a leer y escribir después de dos o tres años de escolaridad obligatoria, por no hablar del desarrollo de habilidades más complejas.Desde la CME se cree que una razón fundamental de esto, es la grave falta de personal docente bien formado y motivado. Su formación y motivación marca de forma inequívoca los progresos dentro del aula y su capacidad no sólo para transmitir conocimientos, sino para gestionar los problemas que puedan surgir en el aula, dar atención personalizada al alumnado y proponer fórmulas de enseñanza que ayuden a eliminar desigualdades, como por ejemplo las desigualdades entre niñas y niños.

 La UNESCO calcula que se necesitan 1.7 millones adicionales de docentes para conseguir que la Educación Primaria Universal sea una realidad en el año 2015. En total, unos 114 países tienen déficit de maestros y maestras de primaria, y sólo en África se necesita un millón. 

 En total, unos 114 países tienen déficit de maestros y maestras de primaria, y sólo en África se necesita un millón. Siete países africanos tienen un solo docente por cada más de cien jóvenes en edad de cursar la secundaria.

 Siete países africanos tienen un solo docente por cada más de cien jóvenes en edad de cursar la secundaria. Si tomamos en cuenta la situación del profesorado la situación aún se hace más preocupante. En algunos países para ser docente basta con haber terminado la educación primaria y haber cursado un curso de capacitación de un mes, mientras que en otros, se requiere una formación especializada. Pero independientemente de la formación exigida, un tercio de los países reconocen que sólo la mitad de las y los docentes de preescolar reciben una formación. En la enseñanza primaria, la situación empeora, pero 31 países informan de que menos de tres cuartas partes de los maestros y maestras ha recibido capacitación o formación adecuada. En Malí, donde la mitad del personal docente de la escuela primaria está capacitado, sólo una cuarta parte ha tenido una formación de más de 6 meses. Y esta formación baja aún más entre quienes enseñan en secundaria.

Un mapamundi que refleja la falta de docentes en el mundo

Para denunciar esta situación, la CME nos propone participar en una acción on-line llamada “Pon tu profe en el mapa”. A través de http://www.cme-espana.org/sitios/pontuprofe/ el usuario/a accederá a un mapamundi que refleja dónde deberían estar esos 1,7 millones de docentes que faltan en el mundo para que la educación para todos sea una realidad. Se anima al usuario/a a definir cinco cualidades que definan la profesión docente y colocar un docente en el mapamundi, para de manera simbólica ir reduciendo el déficit de 1,7 millones. Los resultados obtenidos al término de la SAME (28 de abril) serán entregados a la Comisión de Cooperación del Congreso de los Diputados para exigirles que destinen los recursos necesarios para que la Educación para Todos sea una realidad lo antes posible.

Enlaces relacionados:

    – Microsite “Pon tu Profe en el mapa”

    – Recursos  (fotos, brutos TV, materiales educativos, informe sobre profesorado en el mundo, folleto SAME…)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *