Raimundo Fornieles: «Una sociedad desinformada es una sociedad muerta»

– ¿Qué noticias despertaban su interés en aquella época?
– Mi padre era un hombre muy metido en política. Su ideología era muy de izquierdas y buscaba las noticias internacionales, porque en aquella época las nacionales no le gustaban mucho. Con la llegada de la democracia cambió al periódico El País, aunque se continuó comprando IDEAL como algo inherente a nuestra vida, a lo que te acostumbras desde pequeño.

– ¿Cómo reaccionaría si mañana al llegar al kiosco no encontrara periódicos?
– Me ha ocurrido alguna vez. Por ejemplo, ahora cuando el quiosquero está de vacaciones he tenido que recorrer varios kilómetros hasta encontrar uno.

– ¿Entendemos, por tanto, que es un lector diario de prensa?
– Todos los días leo IDEAL y, además, el sábado y domingo suelo comprar El País. El resto de los días no compro más porque no tengo tiempo.

– ¿Cuál es su rutina en lo que se refiere a la lectura del periódico?
– Soy muy metódico y suelo leer el periódico de la primera página al final. En ese orden y no lo altero, salvo que vuelva a buscar una noticia. Lo habitual es hacerlo en casa durante una hora u hora y media después de comer.

– ¿Cuáles son las secciones de su preferencia?
– Generalmente, algunas cosas de Opinión, las noticias de Local  pues me gusta saber lo que ocurre en la ciudad y en la provincia. Posteriormente, a grandes rasgos, lo nacional e internacional que tiene meno repercusión en mi al haberlo visto en la tele u oído en la radio.
 

El director del IES H. Lanz considera que la prensa impresa tiene el pulso perdido frente a la digital /A. A.
El director del IES H. Lanz considera que la prensa impresa tiene el pulso perdido frente a la digital /A. A.

– ¿Qué opinión le merece el tratamiento que la prensa local da a la información de los centros educativos?
– Salvo excepciones, como es el caso del suplemento de Educación que IDEAL tiene ahora en su edición digital, creo que a los periódicos no les interesa  la noticia que se pueden dar en los centros educativos, salvo que sean de otro tipo, por ejemplo que un padre pegue a un profe, que un alumno cometa una falta muy grave,… Las actividades de los centros, quizás porque somos muchos centros o porque se reiteran en el tiempo no suponen novedad ni para el periodista ni para el público. En ocasiones se hacen cosas interesantes y tenemos que recurrir a los contactos para que se publiquen.

– Gracias al programa Prensa-Escuela los centros vienen recibiendo un ejemplar del diario ¿Cree que se le saca el suficiente provecho?
– Creo que sí. El primero porque los profesores leen el ejemplar que a primeras horas de la mañana está en la sala de profesores, lo que le ayuda a mantenerse actualizados y, en algún caso, utilizan en sus clases, en Secundaria y Bachilleratos, sobre todo.

Pulso perdido

– ¿Cómo ve la competencia que la prensa digital está manteniendo con la prensa impresa?
– Pienso que es un pulso perdido por la prensa impresa. El coste del papel, la tipografía, frente a la rapidez de Internet, instantaneidad y frescura de la información, el hecho de poder acceder a cualquier hora del día y gratis hace que sea una lucha desigual que va a ser ganada por la prensa digital. De la misma forma que los ebooks ganarán a los libros de papel aunque mi amigo bibliotecario no me aprecie por eso, pero ese es el futuro.

– En ese futuro del que habla, ¿se seguirá pensando que una persona sin información es una persona sin opinión?
– Por supuesto. Estoy hablando que ganará el medio digital pero también habrá que sentarse y leerlo. Si no lees y te informas ¿qué sería de nosotros? En el caso de los profesores, ¿quién puede pensar que puede existir una sociedad desinformada? Pues una sociedad desinformada es una sociedad muerta. Hemos conocido en este país épocas de desinformación que no deben volver nunca.

Fornieles rodeado de los músicos granadinos que se sumaron al proyecto Vega Educa, surgido en su centro/ A.A.
Fornieles rodeado de los músicos granadinos que se sumaron al proyecto Vega Educa, surgido en su centro / A.A

– ¿Puede decirnos alguna noticia de interés de su centro?
– Pues que este curso vamos a ampliar nuestra oferta educativa. Por una parte, en grado superior de Formación Profesional con Diseño y aplicaciones web. Vamos a formar técnicos superiores en esta familia profesional de informática que iniciaremos este año con el primer curso. También completamos nuestra oferta en bachillerato de adultos. Teníamos las tres modalidades presenciales: Artes, Ciencias y Humanidades  y en ésta última en modalidad de semipresencial y este año se ofertará también en la de Ciencias, con lo cual nuestra oferta de Bachillerato para la ciudadanía granadina será magnífica. Los tres normales, presenciales y los dos semipresenciales más la que completa la red de centros de FP, en una enseñanza en la que sólo teníamos grado medio. Mi centro ha cambiado, de escolarizar gente muy joven, de hecho este año desaparece primero de la ESO, y recibimos a personas que vienen a buscar una segunda oportunidad en la enseñanza de adultos, de la ESA, de la semipresencial, más la formación profesional es muy voluminosa. De hecho de mil ochocientos ochenta y tantos alumnos que teníamos este año entre 1.300 y 1.400 son de formación profesional y el resto de ESO y Bachillerato. Ello demuestra el cambio que ha habido en mi centro en los últimos años y que hará que se convierta en un instituto de enseñanza secundaria.

– ¿Cómo ve el inminente comienzo de curso?
– Voy a decir la verdad. Lo veo con preocupación porque como director tengo que decir que la gestión es difícil con pocos recursos. Los centros educativos no tenemos los recursos que necesitamos porque todos sabemos la situación en la que vivimos y en educación es importantísimo tener recursos suficientes no digo para hacer maravillas, sino para pagar la luz, la calefacción,… Es verdad que recibimos dinero pero también tenemos problemas de Tesorería que hace que no se reciba a tiempo. Para mi esa es la preocupación actual. A estas fechas aún no hemos recibido el último pago del curso pasado que hace que los proveedores estén ahí tocando en la puerta. Por lo demás, la plantilla de profesores está ya dotada, todos con sus destinos, empezaremos el 2 de septiembre, pienso, sin ningún problema con nuestros proyectos Comenius, con nuestra FP en el extranjero, haciendo que nuestros alumnos vayan a Alemania, Italia, Francia, Reino Unido, a abrirse camino, ya que en España hay poco. Todas esas tareas las tenemos emprendidas y con entusiasmo, pero me preocupan los dineros.

– Muchos centros tienen su propio periódico o elaboran un anuario ¿es el caso de IES Hermenegildo Lanz?
– Nosotros hacemos una revista educativa que se llama ‘El Garbeíto’ y que desde hace muchos años coordina el Departamento de Lengua y en el que se recopilan las actividades que hacen en el centro, artículos escritos por profesores, opiniones y reportajes realizados por los alumnos, al final se hace un número que se suele repartir de manera gratuita a los alumnos. Ha resultado a veces complejo pues depende de la voluntad del profesor o profesora que lo coordina pues es un trabajo completo pero también una tarea bonita para un centro.

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *