Agustín Rosa: Aprender a comunicar con eficacia

Dominar el arte de la oratoria es más que ponerse delante de un público y exponer nuestras ideas con claridad o presentarse delante de un auditorio sin sufrir el conocido miedo escénico. Aprender a comunicar con eficacia es clave para forjar profesionales más competitivos, elaborar mensajes persuasivos, saber sintetizar las ideas claves, escuchar con atención a nuestros interlocutores, pensar con claridad o potenciar el nivel de autoestima personal.

Muchas veces me encuentro con profesionales que me comentan que ellos no son buenos comunicadores y que el buen orador nace. Desde mi experiencia les respondo que esta afirmación es falsa, porque hablar en público o comunicar con eficacia es una habilidad que se forja con la práctica, como conducir o esquiar. Cuanto más se practica más fácil se hace y mejor se domina el arte de la oratoria.

Grandes oradores como John F. Kennedy, el político ateniense Demóstenes o el actor Bruce Willis tuvieron problemas para comunicarse con eficacia en su juventud, aún así han impactado en nuestra sociedad y dejado huella.

Saber comunicarse, expresarse con naturalidad, dominar el lenguaje no verbal o adaptar el mensaje al público que te va a escuchar, son clave para ser un buen orador, tanto si eres político, maestro, comercial, catedrático, emprendedor, directivo o cualquier otra profesión.

El experto en orataria junto a su amigo Rayko Lorenzo, el director de Sala Cultural Nueva Gala  y los propietarios de Librería

Todo el mundo puede mejorar sus habilidades y aprender a comunicar con eficacia, para ello sólo hay que aprender sencillas técnicas para hablar correctamente

Algunas recomendaciones para mejorar tu oratoria son: en primer lugar, sé tú mismo, evitando impostar a otra persona o querer convertirse alguien que no es. En segundo lugar, prepárate  la presentación o discurso con tiempo, porque cuanto mayor sea la preparacio´n, mayores sera´n tus probabilidades de e´xito. Y por u´ltimo, practicar, practicar y practicar, cuanto ma´s mejor. Para ello puedes hacerlo en la próxima cena con los amigos, una conferencia en una asociacio´n o interviniendo en la siguiente reunio´n de trabajo, de esta manera ganara´s seguridad y soltura al hablar en pu´blico en el di´a a di´a. El secreto está en llevar la oratoria a la vida cotidiana.

A los alumnos les digo que hagan un listado de todas las cosas que pasarían por la mente de una persona con miedo escénico –“lo voy a hacer mal”, “me pongo rojo”, “no valgo para esto”, …­ y, por el contrario, lo que pensaría una persona segura si tuviera que hablar en publico. El ejercicio ayuda a comprender que el miedo escénico esta´ solo en tu mente y que hay que enfrentarse a e´l con aptitud, voluntad y pra´ctica.

Cuanto ma´s tiempo dediques a mejorar tus presentaciones, a hablar en pu´blico, a comunicarte con los dema´s, a aplicar las te´cnicas, consejos y truquitos que comparto en el libro ‘Hablar bien en pu´blico es posible, si sabes co´mo’ (Paido´s), ma´s ra´pido conseguira´s dar un salto cualitativo y perfeccionar.

Y como siempre me gusta finalizar, “si tienes un sueño, lucha por él. Si dejas que el miedo escénico se apodere de ti, la sociedad perderá un gran talento”. Recuerda que “el sol ha salido como cada mañana, está en nosotros cómo vemos el día, disfruta y sonríe con tu oratoria”.

Visitar web de AGUSTÍN ROSA

Información relacionada: Agustín Rosa presenta en Granada su libro ‘Hablar bien en público es posible, si sabes cómo’

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *