Los ‘techos de cristal’ limitan el ascenso de las empresarias granadinas

Oportunas, independientes, trabajadoras, seguras de sí mismas, disciplinadas, juiciosas, adaptables, equilibradas, constantes y enfocadas, así son las mujeres empresarias, según Pilar Sierra, y en estas características radica gran parte del éxito actual de la mujer como líder de empresa. Adjetivos que aplicados a la gestión de los negocios ha hecho que los expertos en marketing consideren el liderazgo femenino como un modelo a respaldar.

No obstante, a pesar del éxito de este modelo, todavía son muy  necesarias organizaciones como LA FEDERACIÓN EMPRESARIAS GRANADINAS (F.E.G.) que se crea con la finalidad de coordinar, representar, gestionar, fomentar y defender los intereses de las mujeres empresarias de la provincia de Granada en general y, en particular, de sus asociadas. Por ello tiene entre sus objetivos principales la colaboración con cuantas instituciones y organismos públicos o privados potencien la presencia de la mujer en el ámbito profesional. Esta asociación ha llegado a tener un máximo de cuatrocientas empresarias líderes, y la mayoría de éstas  han mantenido la plantilla  de sus empresas, aun cuando la producción haya descendido.

Tras exponer las características diferenciadoras de la mujer empresaria, Pilar Sierra se centró en analizar las dificultades para la mujer en este campo de actividad. Retraso en la incorporación al mundo laboral, insuficientes políticas de conciliación de la vida laboral y familiar, discriminación salarial, estas son algunas de las dificultades que  salen a relucir siempre que se analiza la problemática de la mujer trabajadora, aunque realmente, según la vicepresidenta de la F.E.G., el verdadero problema son los TECHOS DE CRISTAL, esa barrera invisible, que limita el ascenso de las mujeres a la cúspide de las organizaciones. A pesar de no existir reglas escritas que impidan que las mujeres lleguen a los puestos de poder de las empresas, lo cierto es que todos los estudios demuestran que son muy pocas las mujeres que lo logran. En la década de los 70 solamente un 30 % del alumnado era de sexo femenino, lo que explicaba que años después los altos cargos de dirección fueran varones. Sin embargo, en el 2014, a pesar de que la mujer se ha formado sigue siendo minoritaria en los cargos de alta dirección. Según Pilar Sierra, la asignación a las mujeres de perfiles muy emocionales ha sido uno de los impedimentos en la carrera profesional de éstas.

mujer empresaria2

A continuación la ponente, desde la experiencia de la F.E.G.,  analizó las estrategias de las empresas líderes. Destacó que pequeñas empresas granadinas innovaron abriendo nuevas fronteras y exportando sus productos, cuando todavía no existían los estudios de Comercio Internacional. Así desde el 2010, su asociación está analizando nuevos mercados, fundamentalmente en Brasil y Marruecos. Un ejemplo de esta actividad lo encontramos en la iniciativa Mercamed, evento celebrado entre el 25 y 29 de mayo del 2013 en Tetúan (Marruecos). En estas jornadas se celebraron intercambios empresariales y acuerdos bilaterales entre las instituciones, empresas marroquíes y la Federación de Empresarias Granadinas.

Así, según Pilar Sierra, la creación de redes, el comercio internacional y la informática son la base para el crecimiento de las empresas. Lo que alentó a nuestro alumnado de segundo del  Ciclo Formativo de Comercio Internacional, que está terminando sus estudios. En Abril se incorporará a  realizar la fase de formación en las empresas, durante tres meses desarrollará en el centro de trabajo, gracias a la colaboración de las empresas,  las competencias y conocimientos logrados en las aulas. Esta conferencia ha contribuido a acercarlos a la realidad del tejido empresarial granadino, poniendo de manifiesto como el Comercio Internacional es un signo distintivo de las empresas con éxito.

Pilar Sierra, nos ha demostrado, con sus palabras y con su ejemplo, que el espíritu emprendedor no es exclusivo  del género masculino, que a pesar de las dificultades, las mujeres son capaces de crear y defender empresas incluso en épocas de crisis.

(*) Eva Mª Ruiz Martínez, coordinadora del Proyecto de Innovación de la Junta de Andalucía “Formación Profesional y Realidad Empresarial”.

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *