Fernando Mesquida: «En ‘Luces de Bengala’ cuento mis vivencias a corazón abierto»

Fernando Mesquida junto a la puerta del IIMC

Este viaje a la India también al corazón de las personas, pues a diferencia de la literatura de viajes pura y dura, ‘Luces de Bengala’ pues su autor reconoce que es la historia de una seducción por las gentes que viven en las aldeas rurales del Sur de Bengala que considera “mucho más revelador que viajes a mecas espirituales”. También puede ser considera una guía para cualquier persona que en un momento de su vida decide participar como voluntario. Reconoce Mesquida que sus motivaciones iniciales tenían mucho que ver con un momento de mi vida en el que parecía que lo tenía todo, acababa de iniciar una relación amorosa y de promocionar en el trabajo, pero “sentía una insatisfacción que resumida podría ser la necesidad de conocer, de tocar, de estar inmerso en las condiciones de vida de países pobres como la India”.

Experiencia cumbre

El autor con una anciana a quien pudo atender en uno de los centros ambulatorios del IIMC

Publicación que, sin lugar a dudas, animará a muchos lectores a tener conductas solidarias, ya que en esta reflexión personal y narración se muestra el autodescubrimiento de su autor.  “Me di cuenta que tenía una serie de facultades que me orientaban hacia un país del tercer mundo con todo el componente de aventura, de adaptación ante las incomodidades, de separación…” explica antes de añadir que esta experiencia vital le ha servido para “encontrarme más vivo que nunca en aquella realidad”.  A continuación cita al psicólogo Maslow  y su teoría de las experiencias cumbre en las que una persona se encuentra viva, inmersa, integrada en el entorno que la rodea.  O al menos a eso le condujo la realidad y la cercanía que tuvo con las personas que conoció y que le aportaron mucho e iluminaron algunas dudas existenciales haciendo posible alcanzar determinadas aspiraciones que tenía latentes.

Vivencias que Mesquida cuenta “a corazón abierto” y cuya publicación tenía muy clara para favorecer el acercamiento solidario con aquellas gentes con las que continua muy vinculado ya que los derechos de autor se destinarán íntegramente al IIMC para mejorar las condiciones de vida de los bengalíes. “Me formé con Setem una ONG que da mucha importancia no solo a la preparación del viaje, sino también a lo que hace el voluntario a la vuelta”, justifica al tiempo que señala que en su caso la respuesta es la escritura del libro que ahora presenta en Granada y seguidamente hará en otras cuatro ciudades españolas, acompañado siempre por el dr. Sujit. Libro que tiene una triple dedicatoria a personas muy especiales de su vida: padres, pareja e hija, protagonista indirecta del libro pues con ella realizó un programa de educación prenatal que luego desarrolló con mujeres indias, y triple antesala ya que tiene unas palabras de introducción del Fundador del IIMC,  que califica de eminencia en el mundo solidario, candidato al premio Príncipe de Asturias de la concordia, que comenzó trabajando en los hospitales de la Madre Teresa de Calcuta tras especializarse en los años 80. También del doctor José Muriana, alma mater y cordón umbilical del IIMC en España, que define a Fernando “único y que se diferencia del resto por su actitud valiente y continua, y nosotros somos afortunados por tenerlo en  nuestras filas”.

Mesquida entre las plantaciones de té de Darjeeling, buscando refugio en las altas montañas, tras sentirse abrumado por la aglomeración y el caos de Calcuta

El tercer pórtico de entrada es el prólogo “fantástico” de Juan Mata que desde un primer momento quiso Fernando para su libro “por su sensibilidad con la lectura y social, así como por su forma de escribir. Uno de los momentos más felices ha sido la lectura de este prólogo pues he descubierto aspectos de mi mismo y a conocer mis motivaciones de las que no era consciente”. En su texto el prologuista concluye “leer un libro como ‘Luces de Bengala’ significa asomarse a las desigualdades de un modo descarnado, entender las motivaciones de alguien que siente el impulso de aminorarlas, hacerse preguntas, muchas de las cuales no tienen respuesta clara”.

Joyti

Tras estas presentaciones se ha incluido un breve relato de tres páginas con la conmovedora historia de Joyti, una pequeña a la que había amputado un pie que le dio la oportunidad “de conocer la historia que había detrás y que resume la situación de muchas mujeres de la India”. A ella siguen las tres partes (Primera preparando el viaje, Luces de Bengala y la tercera que ha titulado “La vuelta a mi realidad”) que corresponden a momentos muy diferentes desde el punto de vista formal y anímico del autor ya que en la primera se narran las expectativas e ilusiones del voluntario, en la segunda, la más intensa, cuenta lo que acontece a diario y el impacto en las emociones y en la tercera, cuando recurriendo al poso emocional y desde la distancia, elabora un texto en el que se deja llevar por los recuerdos que afloran y reflexiona sobre la nueva actitud existencial.

Cierra el libro una página de agradecimientos y un pequeño álbum fotográfico del autor que ahora se muestra dispuesto a volver, pues anteriormente ha tenido ocasiones pero su compromiso era no hacerlo con las manos vacías y también nos muestra su satisfacción por las notas de su ahijada bengalí, lazo permanente con aquel lugar, que  está concluyendo el Bachillerato, gracias a la aportación de 20 euros al mes y pronto ingresará en la Universidad.

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:


 

Título: Luces de Bengala
Autor: Fernando Mesquida
Editorial: Dauro
Colección: Miscelánea
Precio: 16 euros
Páginas: 296
Presentación: Jueves, 27 de marzo, en la Biblioteca de Andalucía (Calle Profesor Sainz Cantero)

Nota: Los derechos de autor de este libro, editado con la colaboración de los músicos del Human Fest, se destinarán íntegramente al Instituto Indio de Madres y Niños (IIMC)

luces-de-bengala portada

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *