Juan Torres Colomera presenta en la Asociación de la Prensa su segunda novela, ‘Asesinato en la Alhambra’

Este almeriense afincado en Granada desde hace dos décadas realizó sus primeros pinitos radiofónicos en Radio Almería, hoy Onda Cero, a la edad de 16 años, centrándose durante bastante tiempo en el tema deportivo, profesión que continuaría tras su traslado a Granada al frente de Radio Genil, hoy Onda Cero, etapa que califica como la más bonita de su vida que, sin embargo, abandonaría para trabajar en una entidad bancaria. Ahora con su prejubilación anticipada ha vuelto a retomar la actividad periodística, pues siempre la ha llevado dentro lo que le permite colaborar en las páginas de Deportes de este diario, al tiempo que ha dado a dar rienda suelta a su creatividad literaria, que inició con la novela ‘La jaula de plomo’ (Arráez Editores, 2011), obra costumbrista que tiene como espacio la Alpujarra de la posguerra de la que ha pasado a esta otra de ambiente policíaco.

juan torres colomera 2

 

Cambio de género que justifica a su gusto por escribir cosas diferentes. “Incluso en los relatos cortos y microrrelatos que tengo escritos procuro que uno sea muy distinto al otro, en cuanto temática y forma” aclara al tiempo que nos informa de que una vez superado “el reto” de su primera novela se planteó que la segunda “tenía que ser totalmente distinta, pues no se debe uno anquilosar en los mismos temas”. Ahora bien, si la redacción de ‘La jaula de plomo’ reconoce que no le costó mucho trabajo al ser conocedor de los parajes en los que se desarrolla la acción y los sucesos que narra, “ésta sí, pues se trata de una trama policíaca y no sabía a lo que me enfrentaba. He realizado un trabajo de documentación muy importante para conocer bien el mundo policíaco, especialmente los inspectores de homicidios. La verdad es que he tardado dos años y medio en escribirla”.

Novela cuya trama atrapa al lector desde los primeros capítulos y que se desarrolla en escenarios muy granadinos. De hecho comienza teniendo como telón de fondo el patio del palacio de Carlos V durante la celebración de un concierto del Festival Internacional de Música y Danza. Idea que reconoce le vino precisamente presenciando concierto de música clásica en el palacio granadino. “Una noche con Luna estuve escuchando la Novena sinfonía de Beethoven. Cuando se desalojó el recinto, yo fui de los últimos, pensé que era un lugar idóneo para una historia de misterio. La Alhambra tiene embrujo a todas horas, pero de noche también este palacio se convierte en misterioso. Así surgió la idea”. Este enamorado de la música pop de los 60 y 70, al que la música clásica ha ido ganando terreno, habitual de los festivales, especialmente cuando se incluyen obras de Beethoven “que le entusiasma aunque tardó mucho en encontrarlo”, admite que comparte gustos con uno de los dos policías protagonistas, Arturo Molina, persona culta amante de la lectura y melómano confeso.

juan torres colomera 3

Espacios granadinos

Otros espacios que desfilan por la novela son los bosques de la Alhambra, y la ciudad de Granada “que está muy presente en la historia”, especialmente los rincones por los que el autor transita habitualmente: Puerta Real, Plaza Nueva, Gran Vía, Bibrambla, Calle Oficios,… “prácticamente todo el Centro, pues cada rincón es una obra de arte y era muy difícil abstraerse de que los inspectores viviesen este espacio granadino”. También la Plaza de los Campos donde trabajan los policías “que es el núcleo urbano de la historia, donde los inspectores de homicidios pasan la mayor parte de su tiempo, por lo que esa plaza también es protagonista”. Mario Narváez y el ya mencionado Arturo Molina, los dos policías surgidos de la mente del escritor, poseen “cualidades contrapuestas” a los que trata de dotar de vida propia, uno es muy ordenado y otro es una persona con cierto desorden, que “los hay de los dos tipos porque el trabajo de policía es una aventura diaria donde se juegan la vida la mayoría de las veces”. Para hacerlos más creíbles, Torres Colomera, ha recurrido a policías auténticos para documentarse a fondo, tal y como demuestra en la última página de agradecimientos. “He tenido bastantes conversaciones con el inspector Antonio Vílchez y también con el Jefe de Homicidios de la Jefatura de Granada, el Jefe de la Policía Científica y la médico forense del instituto de Medicina Legal, que me han aclarado todas las dudas que tenía acerca de cómo se desarrolla una investigación. Ha sido una experiencia muy enriquecedora para mí”.

De esta forma la extraña muerte de un joven violinista búlgaro, Dimitar Popov, que aparece asesinado en la capilla del Palacio de Carlos V tras la celebración de un concierto se convierte en el punto de arranque de una novela que lleva como portada un diseño realizado por Francesco Remorini, hermano del editor, a partir de una fotografía de este monumento realizada por Javier Torres Belmonte y de la que opina ha quedado “genial” al resultar “sugerente y misteriosa por lo que ayuda a transmitir el contenido de la misma”. La novela está dedicada a la familia autor, sus tres hijos, nuera y su mujer, Toñi, pues “están muy pendientes de todo lo que escribo”. Escritura que para este autor es “un verdadero acto de libertad. Me siento totalmente dueño de la historia que vas escribiendo. Esto da una sensación que no tienes con cualquier otra actividad. es algo maravilloso y me produce una satisfacción enorme.” Por ello, ahora espera “que guste y se lea mucho”. Tiene 400 páginas, repartidos en 42 capítulos que están salpicados de originales metáforas y metonimias, en las que abundan igualmente la riqueza léxica, y donde se demuestra su maestría con el diálogo que la convierten en novela muy visual que bien podría ser llevada a la gran pantalla con José Coronado, por ejemplo, en el papel de Narváez. Los editores de Nazarí están encantados con esta novela por lo que su autor ya está trabajando en la idea de que Narváez y Molina pudieran tener un nuevo caso.

Vistar blog personal del autor JUAN TORRES COLOMERA

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

 

juan torres colomera 4
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *