El Centro Artístico acoge la “presentación diferente” del nuevo libro de relatos de José Luis Gärtner, ‘La corriente de Groenlandia’

– Cuéntenos, desde 2008 que escribió ‘La vida no vale nada’ que otras obras has publicado?

– Desde ese año he estado haciendo básicamente teatro. Este mismo año he publicado otra novela, ‘Geografías apócrifas’, a la que le he dedicado los últimos cinco años, de ahí que no haya publicado 

otras cosas.

– ¿Hay tantos lectores para tantos libros como se publican? Lo decimos porque en estos días se presentan en Granada más de una docena de libros.
– Lo de presentarlo en estos días no es estrategia mía, ni siquiera considero que sea del editor el sacarlo ahora, es que ha salido en este mes. Que se convierta en regalo de Navidad, pues bienvenido sea. No espero que se venda mucho pero sí que se venda bien, que lo compre la gente que lea de verdad.

jose-luis-gärtner1

– Editorial Nazarí se está convirtiendo en la editorial estrella a la hora de publicar autores de microrrelatos, no en vano cuenta entre sus autores con Carlos Almira, Carlos de la Fe, y del maestro Ángel Olgoso, que, además, será quien le acompañe en la presentación
– No es que esta editorial se esté especializando en este tipo de libros. Da la coincidencia de que nos hemos juntado varios autores que nos conocemos entre nosotros y digamos que se ha publicado un remake muy bueno de Ángel Olgoso, el ‘Maldito vicio’ de Carlos de la Fe, muy buen libro, y de Carlos Almira. En fin, es que hay muy buenos microrrelatistas en este momento.

– Hemos sabido que su presentación no será habitual, pues ha conseguido reunir un buen ramillete de amigos que participarán activamente con la lectura de algunos de sus microrrelatos…
– En efecto, son varios amigos que se han dejado embaucar por mí. Además no soy el único que se duerme en las presentaciones protocolarias y por eso, como estamos varios que nos gusta hacer algo diferente para que el público entienda el libro y más que hablar sobre él que hable por sí mismo y como eso es imposible he recurrido a amigos como Victoria Aguilar, Juan Carlos Friebe, Marina Tapia, Luis Anias, Sara G. Mendoza, Celia Correa, Elisa Serna y Miguel Arnas para que el libro hable a través de sus labios.

– Salvo error en el cómputo su libro contiene 34 relatos distribuidos en dos partes: La primera que da título a la obra con 21 y el resto agrupados en ‘La camarera de Saint Germain’. Se trata de relatos breves y microrrelatos lo que no significa que se hayan escrito en poco tiempo ¿Es así?
– Ni mucho menos. Tengo que decir que cuando nos hemos encontrado efectivamente estaba leyendo las ‘Identidades asesinas’ de Amin Malouf y que yo tengo mucho que ver con este tema de las identidades pues soy hijo de padres de fuera de Granada, he vivido poco tiempo en Granada, he estado 20 años fuera y al regresar fue cuando me puse a escribir estos libros. Llevo cuatro años escribiendo estos relatos, desde que estoy aquí, es un trabajo bastante lento. Hay relatos muy cortos que me han podido costar meses pues ha sido una elaboración muy minuciosa.

– Relatos que tiene en común el haber salido de la misma mente ¿Y algo más?
– Bueno, sí que tienen cosas en común, sobre todo la segunda parte que digamos era la más vitriólica. Son relatos más bufonescos que van más con mi carácter y personalidad. Los he reunido en dos partes porque digamos que tienen una relación en sí. En la primera he buscado la profundidad literaria y la segunda que también tiene la misma profundidad literaria pero, además, muchísima malaleche.

jose-luis-gärtner2

– ¿Considera que alguno de los textos incluidos se le puede calificar de “redondo”?
– Yo creo que los textos redondos no existen. En cualquier caso dependerá del criterio del que los lee. Entre mis preferidos está el que le da título a la obra por ser uno de los más sentidos y de los más difíciles que he escrito porque parte de una pérdida. En general, son cuentos que tiene bastante más sentimentalidad de la que yo suelo desarrollar en las novelas o en las obras de teatro. Les he dedicado aparte de bastante tiempo, bastante carácter mío. En cuanto a la preferencia, por muchos pues los que no era así los tiré a la basura y aquí están los que se han salvado.

– Textos que van precedidos de una original dedicatoria en la que se cita sin nombrar a la persona aludida…
– Agunos aludidos lo van a descubrir y espero que les guste el cuento que les he dedicado, otros como son apócrifos no creo que estén respirando para descubrirlos.

– En bastantes de estos relatos está presente el sueño ¿qué supone y qué le aporta a su creación literaria?
– ¡Uf, casi todo! No es que yo ensueñe los cuentos pero me los tomo como sueños. Parto de la base de que la literatura en su concepto más amplio es parte en gran parte -perdón por el retruécano-, de los cuentos orientales. Los ciclos de ‘Las mil y una noche’ tira mucho de los sueños y hacen una alusión en general de que son los sueños los que nos salvan la vida y la realidad por si sola lo único que hace es machacarnos. Tenemos claro que nos vamos a morir y vamos a sufrir y gracias a nuestra capacidad de soñar y de crear historias tenemos un sistema gratuito para no pasarnos la vida sufriendo.

 

 ¿Cómo se accede   al Institutum Pataphisicum Granatensis,  de qué meritos hay que rodearse?
Los méritos de los patafísicos son muy variables y muy discutibles dado que la Patafísica es la única ciencia que no necesita existir para existir pues con eso lo digo todo. Todavía no hemos llegado a la conclusión de lo que es escribir de manera patafísica. Lo discutiremos y lo comunicaremos.

– ¿Cómo no tenemos la posibilidad de consultar al señor rector de esta institución le preguntamos ¿cuántos patafísicos hay en Granada?
– Creo que más de 20, pero no solo de Granada. En el IPG (Institutum Patafísicum Granatensis) tenemos patafísicos honorarios como Umberto Eco o José María Marino y ahora nos ha salido una filial en León de lo cual nos sentimos muy orgullosos y esperamos que duren lo bastante para ser felilces.

– ¿Cómo le llega la inspiración a Gärtner?
– Ya lo decía Picasso que en esto del arte tine un 50 por ciento de inspiración y el resto de transpiración. La inspiración del escritor no solo viene de la realidad sino de leer mucho. No estoy diciendo que lo plagiemos todo porque de alguna manera escribir es una manera de plagiar pues como se ha dicho sólo hay siete formas de hacer una trama. Lo demás es puro estilo.

– ¿De quién es la autoría de la portada?
– Mis dos últimas portadas he trabajo de forma muy directa con una artista jovencísima que se llama Úrsula Tutosaus. En este caso a sugerencia mía quisimos poner un árbol por motivos metafóricos. De todas maneras una cosa es sugerir y otra hacer. Todo el mérito es suyo y cuando la vean se darán que se despliega entera y el tronco estaría en el lomo del libro.

 

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA

 

Título: La corriente de Groenlandia
Autor: José Luis Gärtner
Ilustradora: Úrsula Tutosaus
Editorial: Nazarí
Colección: Mexuar
Páginas: 152
Precio: 15 euros

 

jose-luis-gärtner-PORTADA

 

jose-luis-gärtner5
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *