“Directores de orquesta” con menos de 13 años

Tras meses de preparación por parte del profesor y director lituano afincado en Granada, Algis Zaboras, hicieron posible que Sergio Pedrajas, Laura Porras, Alejandra González e Inés Martínez, se subieran al escenario para dirigir con enorme soltura Kis divertimiento (1ª, 2ª y 3ª parte) de W.A. Mozart y Sarabanda de Arcangelo Corelli. Experiencia muy satisfactoria tal y como reconocen los propios protagonistas y algunos de sus padres. Así para Alejandra González, aceptó este reto “porque es otra manera de expresar la música diferente a cantar o tocar el piano. He disfrutado mucho este momento de dirigir a una orquesta, aunque también estaba un poco nerviosa”.

concierto-navideno-glinka0

 

Por su parte, Inés Martínez reconoce que “al principio no me lo creía, pero luego a mí me gustó. Cuando salí, me puse muy nerviosa; pero al darle la espalda al público me tranquilicé y sólo miraba a los músicos”. Laura Porras considera muy interesante esta experiencia pues “me ayuda a comprender el tiempo de la música y también me sirve para cantar, me ayuda a medir bien los tiempos de las notas y también es una ayuda cuando aprendo a tocar el piano y la guitarra”. Por último, Sergio Pedrajas el único varón de los directores y uno de los protagonistas de la noche pues lo vimos cantando con el coro y en solitario, afirma que “la actuación ha sido para mí una experiencia única que nunca he vivido y lo considero una cosa importante. Estoy acostumbrado al escenario. Nada de nervios, nada; pero la orquesta es difícil de dirigir sin haber tenido muchos ensayos. Si no se ensaya la orquesta se lía un poco”.

El director del Glinka, Enrique Castro, resaltaba que este centro se distingue de otras escuelas de música de Granada en lo interdisciplinar de sus asignaturas entre las que se contemplan las Bellas Artes con aulas de dibujo, pintura, instrumentos musicales en todas sus categorías a la que han incorporado la novedad de dirección de orquesta que, en la actualidad, solamente se recibe en el Conservatorio de Málaga y en esta escuela granadina. Los padres y madres, como no puede ser de otra forma se mostraban muy satisfechos con esta experiencia puesta en marcha por iniciativa del profesor Zaboras quien informa que en su dilatada trayectoria ha tenido la oportunidad de formar a 40 jóvenes y adultos para directores en Lituania pero que es la primera vez que lo hace con niños. “No es habitual porque para ser director primero debes ser físicamente fuerte y también tener una sólida formación como músico además de tocar ya algún instrumento. La profesión de director es muy compleja, hay que vencer dificultades de tipo físico, emocional, intelectual, pedagógico… y no es para niños; pero como en tantas cosas en la vida, es siempre mejor empezar cuanto antes”, explica.

En cualquier caso considera que lo más importante en estos primeros pasos es despertar las ganas en los niños, futuros estudiantes de dirección y futuros directores de coro, banda u orquesta y de esta forma aumentar el número de profesionales de esta disciplina en Andalucía, que tanto necesita nuevos directores y centros de formación para ellos. Añade que “una semilla que hoy se planta puede germinar, madurar y dar buenos frutos en el futuro”. 

A continuación incluimos las respuestas del director y profesor, Algis Zaboras, de los alumnos-directores y de algunos de sus padres recogidas por María Teresa Ariza, a la que agradecemos su colaboración.

OPINA EL DIRECTOR, ALGIS ZABORAS

concierto-navideno-glinka9
¿Enseñar Dirección a niños es cosa habitual?

– No es habitual porque para ser Director primero debes ser físicamente fuerte y también tener una sólida formación como músico además de tocar ya algún instrumento. La profesión de director es muy compleja, hay que vencer dificultades de tipo físico, emocional, intelectual, pedagógico… y no es para niños; pero como en tantas cosas en la vida, es siempre mejor empezar cuanto antes, en la juventud, porque en la dirección existe una técnica manual – plástica de las manos (movimientos), su diferenciación (autonomía) – que puede ser entrenada lo antes posible. Los esquemas de dirección bien aprendidos pueden ser una base fundamental para ser desarrollados técnicamente en el futuro dirigiendo obras musicales. Igual que los músicos que tocan cualquier instrumento practican un sinfín de ejercicios diferentes y estudios para desarrollar técnicas propias de su instrumento, en la carrera de los directores también tiene lugar todo eso y puedo decirlo por mi experiencia como profesor universitario en la que he preparado a 40 directores de orquesta y coro en mi país, Lituania. Sobre este tema hay escritos bastantes y diferentes métodos. Pero creo que lo más importante en estos primeros pasos es despertar las ganas en los niños, futuros estudiantes de dirección y futuros directores de coro, banda u orquesta y de esta forma aumentar el número de profesionales de esta disciplina en Andalucía, que tanto necesita nuevos directores y centros de formación para ellos. Una semilla que hoy se planta puede germinar, madurar y dar buenos frutos en el futuro. Y para los alumnos niños puede ser un gran impulso no sólo la práctica de la dirección en clase con su profesor, sino la posibilidad de salir ante un público dirigiendo a verdaderos músicos de una orquesta como ha ocurrido en esta ocasión. En sus manos la batuta del Director es una varita mágica

OPINAN LOS ALUMNOS

1. ¿Por qué estudias Dirección de Orquesta?
2. ¿Cómo te has sentido mientras actuabas?

Alejandra González: – Porque cuando mi profesor me lo propuso, yo quise aprender a dirigir porque es otra manera de expresar la música diferente a cantar o tocar el piano. He disfrutado mucho este momento de dirigir a una orquesta, aunque también estaba un poco nerviosa.

Inés Martínez: – Al principio no me lo creía cuando me lo dijeron, pero luego a mí me gustó. Y como me gusta quiero seguir. Me lo propuso mi profesor, Algis Zaboras. Delante del público, al principio cuando salí, me puse muy nerviosa; pero al darle la espalda me tranquilicé y sólo miraba a los músicos.

Laura Porras: -Me lo dijo mi profesor de piano y a mí me gusta aprender a dirigir porque es para mí interesante, me ayuda a comprender el tiempo de la música y también me sirve para cantar, me ayuda a medir bien los tiempos de las notas y también es una ayuda cuando aprendo a tocar el piano y la guitarra. Me gusta mucho. Cuando he actuado con la orquesta estaba bastante nerviosa. También me pongo nerviosa cuando canto.

concierto-navideno-glinka4

Sergio Pedrajas: Un día me preguntó mi profesor si quería dirigir y le dije que sí y, como tengo talento, sigo en ello. Y como soy el único chico… La actuación ha sido para mí una experiencia única que nunca he vivido y lo considero una cosa importante. Estoy acostumbrado al escenario. Nada de nervios, nada; pero la orquesta es difícil de dirigir sin haber tenido muchos ensayos. Si no se ensaya la orquesta se lía, se lía un poco.

OPINAN LOS PADRES  

– ¿Por qué mandan a la Escuela de Música a su hijo/a ?
Paqui Molero, madre de Inés Martínez: – Ella lo pidió. Primero su hermana mayor había ido y estaba aprendiendo música. Al principio Inés se matriculó sólo en piano; al curso siguiente hizo solfeo y piano. Poco a poco ha ido aficionándose y ella practica mucho hasta conseguir aprender lo que está estudiando. Le gusta mucho la música y disfruta en la Escuela.

Mª de los Ángeles Hernández, madre de Alejandra González: – Para nosotros es importante que Alejandra tenga actividades extraescolares porque lo consideramos beneficioso para su formación humana y emocional. A ella le gusta mucho y lo disfruta. Hoy vemos el fruto del esfuerzo de los profesores, de los padres y de ellos porque han trabajado y lo disfrutan gracias a la iniciativa del profesor Zaboras de darles a probar esta asignatura que la niña ha aprendido y ha disfrutado enormemente de esta actividad y los padres nos sentimos muy orgullosos.

concierto-navideno-glinka5

Sergio Pedrajas, padre de Sergio Pedrajas: – Lo mandamos a la Escuela de Música porque es una cosa positiva para sus capacidades de conocimiento, es desarrollo para la mente que ayuda y complementa para otras facetas de la vida. Han surgido muchas escuelas porque se ha visto el interés que tiene esta materia. Por otra parte el nivel de exigencia de los conservatorios es muy grande y en esta escuela les facilitan el estudio y les ayudan a adquirir el gusto por la música.

ESCUELA DE MÚSICA Y ARTES GLINKA

Escuela fundada en el 2001 por el tenor Enrique Castro. La escuela es un Centro multidisciplinar donde se imparten todas las asignaturas relacionadas con la música y todos los instrumentos así como otras disciplinas tales como teatro y bellas artes, con una media de 200 alumnos anuales. Es centro asociado a la ROYAL SCHOOLS OF MUSIC (ABRSM) una de las mas prestigiosas organizaciones que imparten titulación musical oficial en todo el mundo.

La última incorporación a nuestra oferta lectiva es el aula de dirección orquestal y coral enfocada tanto a adultos como a niños; esta actividad resulta novedosa en Granada y viene a cubrir un hueco existente en nuestra ciudad , ya que solamente es en Málaga donde actualmente se imparten estudios de Dirección para adultos. El hecho de que sean niños los que estudien esta asignatura relacionada tradicionalmente con alumnos más mayores resulta especialmente inhabitual y atractivo al mismo tiempo.

La primera muestra práctica de los resultados obtenidos por los alumnos tuvo lugar dentro del Concierto de Navidad que se celebró en el Auditorio de la Caja Rural el martes día 16 de diciembre que consistió en la interpretación por parte de los pequeños directores al frente de una orquesta de cámara de diferentes piezas musicales además de las consabidas actuaciones que realizaron los diversos instrumentistas, cantantes y grupos de iniciación, preparatorio y lenguaje musical como viene siendo habitual en nuestros conciertos trimestrales.

Es el profesor Algis Zaboras el que gracias a su dilatada experiencia como director de orquesta ha dado el impulso a este aula de Dirección orquestal infantil, asimismo y desde 2012 viene impartiendo clases de piano y acordeón, siendo actualmente el pianista decano de la Escuela de música y artes Glinka.

Francisca Palacios. Gerente de la Escuela de Música y Artes Glinka

 

VER GALERÍA DE IMÁGENES:

(Se recomienda encender los altavoces, dar al play y poner a pantalla completa)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *