‘Escribir para mí es una necesidad, si no lo hago todos los días es como si me faltara el aire’

– Está claro que no es superticioso. Lo decimos por lo de martes y 13…
– Reconozco que soy superticioso aunque al poner la fecha me di dio algo de yuyu.

– ¿Qué le une a Antonio Praena?
– Lo conocía de oídas por ser también poeta y granadino y gracias a la red social Twiter pudimos conocernos hará unos meses, pues quedamos en una cafetería, intercambiamos poemarios y creo que nos sorprendimos mutuamente porque nuestra poesía se acerca bastante en lo formal y también en la temática.

– ¿Cómo se puede compaginar tu labor docente en la Escuela de Magisterio ‘La Inmaculada’, con la redacción de tu tesis doctoral sobre los personajes de Walker Percy, la escritura de poemas y la vida familiar pues sabemos que estás casado y tienes cuatro hijos?
– Pues, como un loco. Siempre encuentra uno tiempo para su vocación. Para mi escribir es una vocación desde pequeño y siempre digo que no puedo dejar pasar un solo día sin escribir algo. Si no lo hago es como si me faltara el aire. Para mi es una necesidad, no es fruto del ocio o un entretenimiento, por eso encuentro algún momento en las horas de tutoría, en el autobús, siempre escribiendo y si no tengo cuaderno, mentalmente. Siempre estoy entre los hijos y los poemas. Se puede compagina haciendo equilibrios, restándole tiempo al sueño y que mi mujer me dé permiso para escribir tras cambiar unos cuantos pañales pues mi hijo mayor tiene cuatro años.

jesús-montiel1

– Todo en este mundo tiene una causa y un efecto, ¿qué ha habido antes y después de ‘Insectario’?
– Lo primero que recuerdo es que el primer poema lo escribiría a los 16 ó 17 años y que después seguí haciéndolo de una forma esporádica, de vez en cuando. El primer poemario lo acabé siendo alumno de la Facultad de Filosofía y Letras y lo envié al premio García Lorca. Cuando lo leo ahora reconozco que era malísimo y recuerdo que el jurado me puso la anotación “Prometedor pero inmaduro”. Aunque me doliera en mi ego me dio bastante ánimo. Continué escribiendo y acabé el poemario ‘Placer adámico’ que presenté al premio de la Complutense y para mi sorpresa me llamaron a los pocos meses para decirme que había ganado el premio. Lo que hizo que hubiera un antes y un después pues me dio como una garantía de que lo que escribo puede merecer la pena. A partir de ahí escribío otro poemario que al año siguiente ganó el premio y en 2013 el premio Alegría y con el cuarto, ‘La puerta entornada’ que quedó finalista del Adonais y saldrá el próximo mes de marzo en el que cuento una experiencia sobre la enfermedad y el sufrimiento pues uno de mis hijo tiene leucemia desde hace dos años y ha supuesto como un vómito y una manera de encontrar la esperanza por eso entiendo que quizás mi poemario más personal.

jesús-montiel-3– ¿Los premios son una buena fórmula para dar a conocer la labor poética?
– Durante mucho tiempo renegué de los premios literarios por la fama de estar amañados, amiguismo,… Hoy en día pienso lo contrario. Efectivamemente los habrá de este tipo y por eso no me presentaré nunca. Pero otros son la mejor salida para la publicación pues al estar un poco aislado y no tener amigos en el mundo editorial es la única que tengo.

– Se ha convertido en el ganador más joven del Premio Alegría ¿Que sintió cuando supo este detalle y que se lo habían concedido entre 287 candidatos de todo el mundo?
– Cuando me llamaron me sorprendió bastante y, sobre todo, cuando dijeron el número de participantes. No me lo esperaba y me puse muy contento por su publicación en Rialp, editorial que dentro del mundo de la poesía tiene un gran prestigio y un mes más tarde no me creía todavía ver mi nombre junto al elenco de autores que han publicado en ella. Para mi es un orgullo.

– Su amigo y presentador, el poeta Antonio Praena, califica su poemas como “literatura de la alta” y “auténtico descubrimiento que, desfortunadamente, en Granada ha pasado algo desapercibido, en su tierra”. ¿Cómo lo ve?
Me halaga bastante que lo diga él, aunque yo cuando releo algo de lo que he escrito me parece horrible pues soy muy perfeccionista y por ello no me acabo de creer que mis poemas sean tan buenos, siempre les veo los defectos. Me gusta y me da ánimos que alguien como él hable así de mi poesía.

– ¿Como definiría ‘Insectario’?
– Cuando me pongo a escribir un poemario parto de una unidad temática. En este caso no soy un escritor-brújula, pienso siempre un tema en este caso los insectos y a partir de ahí empiezo a crear distintos poemas en torno a ese motivo que inspiran todos los poemas. En este caso eran los insectos porque tenía dos o tres poemas sobre ellos y decidí hacer un libro entero. También porque la idea me la dio mi padre un día. Mi poesía es un intento de atrapar la luz que hay en lo cotidiano. Muchos dicen que la poesía maquilla la fealdad que hay en la realidad y yo pienso que es al contrario que la belleza está ahí y la poesía lo que hace es rescatarla, es decir quitarle el polvo de la costumbre porque nos acostumbramos a tantas cosas pese a que la vida que es tan corto. Creo que es un milagro el hecho de existir, especialmente ahora. Para mi la poesía es una buena herramienta para descubrir la luz que hay mezclada con esta sombra que nos rodea.

Cuando le pedimos que nos lea un poema se decanta por:

Museo de la tortura

HIJO mío: te invito a no fiarte
de la extraña criatura que camina
          a punto de caerse en cada paso.

Su apariencia carnosa y delicada
-sin ninguna dureza protectora
producto del proceso evolutivo-
         es su mejor ardid en la contienda.

El mamífero que habla a todas horas,
el mismo que sospecha su muerte una frontera,
capaz de la sonrisa y el abrazo,
         ingenia la tortura en esta sala que recorro.

Algunos de sus nombres son Gulag,
Iscariote o Mathausen.

Hazme caso: sospecha de ti siempre que puedas.
P.D: de tu padre (de quien nunca has de fiarte).

– ¿Por qué lo ha elegido?
– Estoy en una etapa en la que me decepciona el curso de la historia o el ser humano con actuaciones como las situaciones políticas y sociales o el atentado que ha habido en París lo que hace que muchas veces sucumbas al desaliento viendo como el hombre echa a perder el mundo en el que estamos. Me interesa no jugar lo de fuera sino ver que está en cada uno la posibilidad de empezar un mundo mejor a partir de uno mismo, en sus relaciones con los demás.

– ¿Qué temas predominan en ‘Insectario’?
– Casi siempre son las mismas temáticas, siempre con verso libre, aunque me gustaría alguna vez hacer un libro de sonetos, como un desafío formal. Siempre aparece la muerte, que es algo que me obsesiona. También el amor, cómo se va deteriorando en las relaciones personales y también cómo resucita. Igualmente la costumbre y el asombro, es decir vencer la cotidianidad con el asombro, con los ojos del niño, del turista que descubre un rincón al que tú estás acostumbrado. Es como una gimnasia de los ojos.

– Se ha afirmado que su poesía es “un auténtico ejercicio de lucidez formal, variado en la disposición espacial de los versos, rico en imágenes y con un ritmo magníficamente resuelto, atento siempre a apresar «la luz» de cada instante” ¿Qué le parece?
– La lucidez formal a la que alude creo que es herencia de Miguel d’Ors, maestro y un poeta obsesionado con la perfección métrica, con la respiración y la parte formal del poema. Creo que estoy muy influenciado por él y quien me ha hecho estar también tan obsesionado con que el poema se pueda leer bien y no se atragante uno al leerlo y mido los acentos de cada verso y es una de mis prioridades al escribir no solo lo que dice sino cómo lo dice que debe estar en equilibrio.

jesús-montiel-4– Se considera discípulo del poeta Miguel d’Ors ¿y de qué otros poetas considera maestros?
– Antes que nada, curiosamente soy mucho más lector de prosa que de poesía pero entre los poetas que me gustan y suelo releer están, además de Miguel d’Ors, Carlos Marsal, Sánchez Rosillo, Andrés Newman, Alberti me influyó mucho en los inicios quizás por sus imágenes plásticas, Juan Ramón Jiménez, Antonio Moreno,… Leo muchísimo pero que me golpeen quizás estos que he dicho junto con alguno que seguro que se me olvida.

– ¿Cómo lleva su otra pasión artística, nos referimos a la pintura de iconos bizantinos?
– Desde pequeñito lo que he visto es pintar y de hecho estuve a punto de hacer Bellas Artes lo que pasa es que empecé con la escritura y fui abandonándola. En una etapa me dio por la pintura bizantina porque me atraía sobre todo el discurso que hay en torno a esta pintura, distitna a la de Occidente que es mucho más barroca, más sentimental. Sin embargo los iconos bizantinos tienen esa luz que intento yo mostrar en los poemas que es como de mundo invisible pero que al mismo tiempo ilumina las cosas. Me gustaba que había un canon que no se busca la originalidad, tienes que seguir una tradición, no puedes inventarte nada y simplemente eres como una ventana que deja pasar una luz. Es un poco olvidarte de ti mismo lo cual creo que, a veces, es bueno.

– Sabemos que cuenta con una bitácora personal (gratulatorio.blogspot.com.es), ¿es ésta su otra válvula de escape?
Sí es como un cuaderno al que acudo de vez en cuando, por ejemplo para escribir una reseña de algo que estoy leyendo y me ha gustado: También alguna opinión o poemas, pero me falta la constancia del bloguero.

– ¿Desea añadir algo más?
– Agradecer a Antonio Praena su amistad y generosidad y el hecho de que me haya empujado a sacar mi poemario del cajón, pues aunque esté publicado hay que moverlo para darlo a conocer.

 

 

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

 

Título: Insectario

Autor: Jesús Montiel
Editorial: Rialp
Págs: 48
Precio: 9,50 euros
Presentación: Martes, 13 de enero, en Librería Babel (C/ Gran Capitán). Junto a él estará otro gran poeta, Antonio Praena (19:30 h).

 

INFORMACIÓN RELACIONADA:

– EL DIARIO MONAÑÉS:  Jesús Montiel, último premio Alegría, recrea en ‘Insectario’ la vida cotidiana contemporánea

 

 

 

 

Portada de 'Insectario'

 

Antonio Praena sobre  el poemario de Jesús Montiel: 

En Insectario el rigor formal, el ritmo, la precisión, la redondez del poema, convive con un halo luminoso y abierto a la sugerencia y a la mirada personalizada de los lectores. Vida y forma poética se dan la mano de modo inseparable y se potencian mutuamente“.

 

 

 

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *