Wert rechaza retrasar la Lomce en Secundaria y Bachillerato

El pasado 30 de junio el Gobierno presentó, en una Conferencia Sectorial de Educación, el borrador del real decreto que pondría en marcha la implementación de la Lomce tanto en Secundaria como en Bachillerato. Sin embargo, éste no se publicó definitivamente hasta seis meses después, el 3 de enero, con cambios mínimos según la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio. Mientras que algunas autonomías han trabajado en el desarrollo curricular de la Lomce a partir del primer documento, y van más avanzadas, otras han esperado a la aprobación final.

«Tenían que haberlo llevado antes a una Conferencia Sectorial», aseguró Luciano Alonso, consejero de Educación de la Junta de Andalucía. Explicó que, si los cambios han sido mínimos, seis meses de gestación son demasiados y ponen a las comunidades en problemas para elaborar a tiempo los desarrollos curriculares específicos de cada región. Al cierre de la Conferencia, Gomendio afirmó que como el ministerio va a crear los suyos propios para Ceuta y Melilla -sobre las que sí tiene competencias-, las regiones que no lleguen a tiempo pueden aprovecharlos.

Además, justificó el medio año desde el borrador hasta la aprobación por la necesidad de consultar al Consejo Escolar del Estado y al Consejo de Estado. A pesar de las quejas, afirmó la secretaria de Estado, los plazos que establece la Lomce se van a respetar, por lo que el curso que viene entrará en vigor en las etapas superiores no universitarias.

«Desde el País Vasco no hemos incidido tanto en retrasarlo porque, directamente, preferimos que no se implante», afirmó Cristina Uriarte, la consejera de Educación del País Vasco. La portavoz del Gobierno catalán mostró una opinión similar y se sumó, así, a las tres autonomías gobernadas por el PSOE que solicitaron este retraso en una rueda de prensa previa, y conjunta, durante la mañana de ayer. La sorpresa la dio Navarra, que no hizo pública su voluntad de extender un año la implementación en secundaria y bachillerato hasta la propia Conferencia Sectorial.

Técnicamente, explicaron fuentes del Ministerio de Educación, no es obligatorio que las comunidades autónomas elaboren sus propios desarrollos curriculares para implementar la Lomce, y pueden usar subsidiariamente los que crea el ministerio para Ceuta y Melilla. Sí deben hacerlo, sin embargo, para introducir asignaturas no contempladas en la ley.

Otro de los puntos polémicos de la jornada de ayer fue la puesta en marcha de la Formación Profesional Básica -destinada a menores de 16 años-, que debía entrar en funcionamiento este curso y que pretende que los conocimientos que reciben los alumnos estén más cercanos a las necesidades en el mundo laboral. Según el consejero andaluz, la Junta aún no ha recibido «ni un euro» de los que estaban destinados para su puesta en marcha. Gomendio, sin embargo, aseguró que están ordenados todos los pagos. «Están aprobados por el Consejo de Ministros», aclaró. «No hay dudas sobre eso». Además, según explicó la secretaria de Estado de Educación, Cataluña no ha implementado de momento la Formación Profesional Básica, por lo que ha perdido una partida de unos 3,5 millones de euros destinada a este fin. «No tenemos constancia de que se haya llevado a cabo así que no hemos podido transferirles la financiación», aseguró Gomendio.

 

NOTICIA RELACIONADA:

Alonso urge a un Pacto por la Educación y que se posponga la entrada en vigor de la Lomce en Secundaria y Bachillerato

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *