Antonio Funes presenta en el salón de plenos del ayuntamiento de Granada su libro ‘El cartero del desierto’

Antonio reside en Santa Fe desde hace 23 años/A.A.

“’El cartero del desierto’ es un libro lleno de pequeños libros’, resume Antonio Funes sobre su obra que asiste a su segundo alumbramiento y cuyo embrión hay que buscar en un premio otorgado en el concurso epistolar de relatos cortos convocado por Correos en 2007. “He querido dar una nueva andadura a este libro pues siempre me preocupó el tema del Sahara desde que fui testigo de unos hechos ocurridos en 1975 en el momento de la descolonización. Siempre ha estado muy presente en mi memoria aquella historia que todavía está inacabada”, apostilla este autor que recibió este premio cuando todavía ejercía de cartero y que tuvo la satisfacción de recogerlo en el Museo Thyssen de Madrid donde se presentó un audiovisual que ahora se ha convertido en el booktráiler del libro.

Funes que ha trabajado en Correos toda su vida laboral explica que “tuve la suerte de ser cartero en el desierto del Sahara cuando era una provincia española más, si no me equivoco la número 53”. Este cartero del desierto enamorado de la literatura es un consumado autor de bellas comparaciones que le han valido la consideración, en palabras del profesor, Juan Rodríguez Titos de “maestro de la metáfora rural” . Así lo demostró de manera soberbia en su último libro dedicado a su pueblo natal, Cáñar, donde nació en 1952. Precisamente su amor por la Alpujarra y por el pueblo saharaui ha sido lo que le ha puesto en contacto con su prologuista y compañero de mesa en la presentación. Andrés Cárdenas del que destaca “su pluma tan irónica, afilada, e incisiva” recuerda que ha compartido la experiencia de tener en su casa un niño saharaui y haber estado en los campamentos de Tindouf, además de haberle servido de quía en su visita a Cáñar.

Este cartero jubilado al que le gusta la frase “para vivir la vida hay que mirar hacia adelante, para entenderla hacia atrás” comenta sobre el tema candente del pueblo saharaui que “nadie se atreve a poner sobre el candelero. Estamos reconociendo el estado de Palestina y, sin embargo, no lo hacemos del estado saharui que ya las Naciones Unidas determinaron en su momento que se hiciera y todavía no se ha llevado a efecto”. Seguidamente recuerda los 200.000 saharuis aproximadamente que viven en Tindouf, un territorio prestad o en pleno desierto de Argelia donde “viven alambrados y fuera de su propia tierra, de su propia casa”.

antonio-funes-delgado-2Intereses creados

Por eso cuando le interrogamos si no estará “predicando en el desierto nos responde que “no quiero ser pesimista pero hay que tener los pies en la tierra y el tema del Sahara es muy complicado porque los políticos españoles no se atreven a dar un paso al frente, hay muchos intereses creados con Marruecos, llámense acuerdos pesqueros, empresas españolas,…” Insiste en que ningún gobierno se atreve a dar un paso en contra por miedo a represalias. “Lo que no podemos hacer -añade- es cerrar los ojos ante un hecho tan evidente de un pueblo al que le prometimos su referéndum, su independencia, su propio estado, y que a día de hoy, 39 años después, sigue latente el mismo tema. Cada verano acogemos a los niños como si fueran nuestros”.

De ‘El cartero del desierto’ indica que es una historia porque narra unos hechos históricos, en los que intenta ceñirse a la realidad siempre en el contexto de aquel tiempo (mediados de los 70).
También lo considera una novela porque incluye una historia de amor “con una vorágine de sucesos que allí ocurrieron y que permite conocer cómo era su modo de vida, su forma de ser, de sentir, sus costumbres, su música, sus nacimientos, entierros,… Una vida distinta pero no exenta de sentimiento como no podía ser de otra forma”. Y todo eso lo ha metido en esta obra donde se habla también de “rebeldía y fidelidad, de traiciones y amistad, de cartas escritas sobre la arena que ni el viento pudo borrar”.

Misivas de familiares, novias y amigos que tenían que repartir por los distintos destacamentos donde eran tan necesarias, tan importante como la propia comida. Para portada se ha elegido dos siluetas que representan a los dos amigos, Omar y Antonio, recortadas sobre las dunas y tres sellos que el propio autor facilitó a la diseñadora, Agata Lech, junto con un matasellos con la fecha 13 de enero de 1976, que corresponde a la jornada en que el ejército español salió de Sahara que ha querido “quede enmarcada en la portada como fecha histórica, para que nadie olvide”. Para su ilustración de las páginas interiores ha recurrido a fotos en blanco en negro, algunas de la revista Tribuna que se editaba en aquellos años. También pequeños poemas a modo de islas o “al igual que los bancales que hay que sujetar con balates, el bancal sería el capítulo y el poema el balate”.

Información relacionada: Antonio Funes Delgado: Maestro de la metáfora rural

 

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

 

 

Título: El cartero del desierto

Autor: Antonio Funes Delgado

Editorial: Dauro

Págs: 220

Precio: 17 €

Presentación: Jueves, 19 de febrero, en el salón de plenos del ayuntamiento de Granada. Acompañan al autor el periodista y escritor, Andrés Cárdenas; el edil de Cultura, Juan García Montero, el portavoz del grupo socialista, Francisco Cuenca y la responsable editorial, Pilar Sánchez (19:30 h)

 

Antonio Funes con un ejemplar de su libro/ A.A.
 

 

   

VER BOOKTRÁILER:

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *