Emilio Rodríguez Linares: «Es un libro de viajes pero por medio hay un drama personal»

“El leit motiv de este libro es contar el regreso al pueblo de nacimiento, Muros de San Pedro, pero por medio hay unas vivencias, un drama personal”, aclara en el transcurso de la entrevista este chauchinero de adopción de memoria muy fértil y facilidad para convertir en literarias las vivencias de cualquier persona que realiza un viaje, en este caso híbrido pues hay desplazamientos en autobús y recorrido a pie por el Camino de Santiago Francés, la ruta jacobea más transitada, de las que irá tomando breves notas que posteriormente pasará a limpio con la máquina de escribir pese a contar con ordenador.

 

 emilio-rodriguez-linares-6b

Tras dedicar su libro a “todos los que creyeron en mi ilusión”, al equipo de gobierno de Chauchina y a los lectores que “tendrán la paciencia de leerme” Emilio Rodríguez Linares o simplemente Linarett comienza el relato de su ‘Proyecto Galicia, 2013’ y lo hace compartiendo unas reflexiones iniciales para situar al lector pues el autor de la crónica cuenta a la sazón con 73 años y fue uno de los 346.500 niños nacidos en el primer trimestre de 1940. Explica su “tirón nostálgico y mediático de su pasado infantil” que le lleva a emprender “una viaje a la infancia y a la tierra que me viera nacer” partiendo desde Granada hasta La Coruña.

Emilio Rodríguez Linares junto a la alcaldesa del municipio, Encarnación García Tres partes

A continuación explica los cambios que sufrió su proyecto inicial que era el de recorrerlo totalmente a pie, luego en bicicleta para quedarse en solo un tramo. Viaje que iniciaría en compañía de su esposa granadina, Rafaela, e hijos, Emilio David y Alba María, el 15 de julio de 2013 y que duraría diez jornadas cuyas vivencias fuera recogiendo en su cuaderno de notas, jornada a jornada a modo de diario. Itinerario que va narrando con detalles no exentos de humor lo que hacen que la lectura sea amena. La publicación se completa con una selección de 21 fotos donde cobran un valor especial en la que se le ve ante la puerta del número 73, de su casa natal de Muros, conocida también por la casa del León en referencia a la fuente con esta figura animal de la fachada que también se puede ver en otra de las imágenes. “La casualidad quiso que el número de la vivienda coincida con la edad que tenía en ese momento” aclara antes de añadir que como cabalista “los números tienen significado, el 7 espiritual y el 3 hombre, hombre espiritual”. En otra de las fotos se ve a las ‘Pierinas’ compañeras que conocieron durante el viaje y con las que trabaron una buena amistad.

La segunda parte del libro trata de la “irrealidad” del Camino pues no todo el mundo lo realiza por motivos religiosos sino que hay mucha gente que lo hace por cuestiones espirituales, culturales, deportivas, aventureras o por simple curiosidad. Por eso en el último párrafo del libro el autor anuncia que “hay otro “camino” al que me referiré en futuras crónicas y que el Gran Maestro de Nazareth nos invita a transitar. Es un camino estrecho y lleno de dificultades pero que lleva y desemboca en la vida, vida que lo es realmente”. Como portada eligió una imagen de un hombre retocada por el autor, “algo encorvado con una alforja en la que porta sus sueños y que está sobre una veleta en busca de su pueblo de origen, de espalda, que quiere conocer su pueblo que quiere volver a pisar y conocer sus gentes”.

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Título: No sin mi pueblo

Autor: Emilio Rodríguez Linares

Editorial: Nazarí

Págs: 158

Precio: 12 €

Presentación: Martes, 9 de junio, en la Biblioteca Francisco Ayala, del Zaidín, junto a su hijo Emilio David, que compartió esta experiencia y el responsable editorial, Alejandro Santiago (19:30 h). Posteriormente, el 16 de junio lo presentará en el salón de actos del ayuntamiento de Chauchina en un acto que estará presidido por la alcaldesa, Encarnación García, y compartirá mesa con Paolo Remorini (20 h)

  emilio-rodriguez-linares-2
 emilio-rodriguez-linares-5   Emilio Rodríguez en un Plaza de Chauchina y en la puerta de la que fuera su casa natal en Muros de San Pedro.

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *