El Taller de Arte Vimaambi acoge la exposición fotográfica de Pedro Hidalgo sobre cortijos abandonados

El joven fotógrafo y aficionado al flamenco/A.A.“Las fotografías están realizadas en el límite de la provincia de Granada con Córdoba que digamos tiene cierto parecido con la Alpujarra, zona inhóspita de difícil acceso, con carretera llena de curvas”, nos cuenta cuando le pedimos que nos localice dónde están tomadas las imágenes. También que algunas de las 15 fotografías están en el libro-catálogo editado por Esdrújula y en el que ha pretendido la fusión de distintos tipos de arte: la fotografía y la poesía con el deseo de “darle un toque poético al abandono. Siempre llevo una libreta y pensé darle forma pues cada cortijo tiene su historia”. Puertas desvencijadas, muros caídos y “700 tejas” apiladas para su venta donde antaño rebosaba la vida pues esos mismos cortijos estaban llenos de familias numerosas y de todo tipo de animales para las tareas agrícolas y sustento de la economía familiar.

 

“El libro es un homenaje a las personas que vivieron en estos cortijos y que tenían un modo de vida diferente al ser viviendas aisladas de cualquier núcleo de población, llevaban una economía muy familiar, tiene esa magia de esa vida muy simple”, puntualiza. Respecto al espacio expositivo nos informo de que tiene amistad con los propietarios de la sala Vimaambi en la que hay “un movimiento muy bonito de jóvenes artistas: pintores, escultores, artesanos y músicos”. Aquí podrán contemplarse sus fotos durante el mes de junio y parte de julio, de jueves a domingo, en horario de mañana y tarde. Respecto a su próximo proyecto aclara que “es complicada la fotografía del flamenco pues hay que coger el gesto, aunque ser aficionado te ayuda”. Y en cuanto a su actual labor como fotógrafo de prensa afirma que “el fotoperiodismo es un tema muy bonito pues soy un enamorado de la fotografía. También es duro y sacrificado pues nunca sabes donde puede saltar la noticia”.

  Pedro Hidalgo también tiene alma de poeta/ A.A.

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *