Antonio Carmona presenta en el Cuarto Real de Santo Domingo su novela ‘Tiempo de candil. En la Alpujarra del siglo XX’

Carmona explica que «la idea de este libro surgió en 1978. A partir de ahí fui tomando notas de lo más importante de mis padres que vivieron una época que era difícil para todo el mundo, especialmente para él que padeció unas situaciones muy comprometidas. Él era una persona muy habladora y me sabía su vida perfectamente. Cuando me he jubilado ha sido cuando he ido dando forna a los distintos capítulos». El autor que en 1965 ingresó en una empresa de telecomunicaciones pasó su niñez en un cortijo situado a unos dos kilómetros de de Órgiva, donde estuvo hasta que se marchó para hacer el servicio militar. Su padre Antonio Agustín Carmona Martín nació en Torvizcón en 1907 y con tan solo tres años se quedó huérfano de madre. A los siete se trasladó a Carataunas donde con esa edad ya trabajó de pastor. «Cuando se empezó a construir el puente don Poli, que ahora se conoce como Puente Río Chico, tenía unos doce años y se ofreció para trabajar como pinche suministrando agua a los picapedreros y albañiles siendo el primer trabajo remunerado que tuvo. Posteriormente trabajó de molinero» cuenta de su padre que él mismo se extrañaba no haberse convertido en un bala o en un holgazán por lo suelto que se crió.

antonio-carmona-vilchez-2El hijo nos cuenta que su padre era una persona muy habladora por lo que siempre que podía aprovechaba para hablar «de todo lo que encartaba. A mí me gustaba mucho escucharle pues había sido una persona que había sabido quedarse con los buenos momentos que le había aportado la vida». Vida que sin embargo estuvo llena de grandes dificultades y trabajos infantiles, luego vendría el noviazgo con una chica de 18 años que conoció cuando realizaba la ruta de los molineros para repartir la harina y recoger el maíz y el trigo. Cuando consiguió hacerse novio le tocaría hacer el servicio militar en Granada entraría a trabajar en un cortijo donde trabajó a medias con el dueño y donde nacieron sus dos hijos, Natalia y Antonio. Sería después cuando llegarían las complicaciones pues «al comenzar la guerra debido a que le buscaban tuvo que esconderse en el monte durante 50 días. Le cogieron y estuvo en un campo de concentración en Granada pero unos muy buenos amigos fueron a los pueblos donde había estado (Polopos, Pitres y Valor) donde recogieron firmas certificando su buena conducta y le liberaron. Después entró a trabajar a medias en una finca, y fue acusado de estar colaborando con los maquis hasta que vieron que no fue así».

antonio-carmona-vilchez-4-invTraducido al inglés

Recuerdos que le fue narrando su padre, «persona muy habladora» en las largas caminatas que hacían juntos y que el hijo iba anotando en un cuaderno que una vez ordenado y completado con la exposición de costumbres y coplas han conformado este libro en el que aclara «cuento unos hechos tratando de no herir los sentimientos de nadie». Para ello ha llegado a cambiar el nombre de varios personajes. Libro que tiene el mérito de estar escrito por un alpujarreño que ya ha despertado el interés de varios extranjeros, comenzando por Chris Stewart, afincado en en cortijo ‘El Valero’ en el término municipal de Órgiva, autor de ‘Entre limones’, al que tiene «que agradecerle mucho pues me ha dado mucho ánimo y se ha prestado con gran amabilidad a escribir el texto de la contraportada por el que le doy las gracias». También a otro inglés septuagenario que se lo ha traducido al inglés aunque todavía no se ha editado. La publicación termina con un epílogo en el que el autor reflexiona acerca de los profundos cambios de las últimas décadas ya que «comencé de pastor guardando cabras y ovejas en sierras y barrancos; cultivé la tierra con yunta, arado de palo y de vertedera; aprendí a realizar las tradicionales tareas de siembra, siega y trilla; cuidé ganado vacuno y lo alimenté con de maíz y cabos de cañas de azúcar, arranqué esparto y lo manipule para hacer sogas y pleitas; participé en todas las fases de las caleras hasta la calcificación de las caleras» De hacer esto y alumbrarse con un candil ha pasado a escribir este libro con el ordenador, comunicarse por correo electrónico y ser usuario de Internet.

 

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Título: Tiempos de candil
Autor: Antonio Carmona Vílchez
Colección: Peripecia
Págs: 326
Precio: 18€
Presentación: Viernes 3 de julio a las 19:00 horas en el Cuarto Real de Santo Domingo. El autor estará acompañado por el escritor Chris Stewart

antonio-carmona-vilchez-3 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *