Las familias valoran con un notable alto la labor docente del profesorado andaluz

El informe está basado en las encuestas realizadas a cerca de 59.000 familias cuyos hijos estuvieron escolarizados en centros públicos de Infantil, Primaria y Secundaria durante el curso 2012-13 y analiza, entre otras cuestiones, el rendimiento educativo del alumnado, la acción tutorial del profesorado y la información proporcionada a las familias.

Todos los indicadores de percepción evaluados consiguen una calificación superior a siete (entre el 7,05 y el 8,37), siendo la satisfacción media de las familias andaluzas con los centros educativos públicos muy alta al situarse en el 7,65.

Lo más destacado del estudio es que existe una evolución favorable en el grado de satisfacción con el rendimiento educativo. En la primera encuesta realizada en el curso 2010-11 la calificación de las familias sobre la forma de enseñar del profesorado se situaba en el 6,89, frente al 8,42 del análisis del curso 2012-13. Asimismo, respecto a la información que reciben los padres sobre la forma de evaluar el aprendizaje de sus hijos, se detecta un nivel de satisfacción por encima del 8,1 mientras que en el informe anterior este aspecto fue valorado con un 6,8.

Otro de los datos que aporta este estudio sobre el grado de satisfacción de las familias andaluzas con su sistema educativo hace referencia a la acción tutorial, a la que otorgan una calificación de 8,37. El aspecto con mayor puntuación ha sido la atención ofrecida por el tutor (8,87), que ha experimentado un incremento de 1,5 respecto al curso 2010-11.

Dentro de este mismo indicador mejoran igualmente las valoraciones sobre la información recibida sobre la evolución personal y académica, que pasa de un 6,99 a un 8,29, y sobre las posibilidades académicas tras finalizar los estudios, que se sitúa en un 7,14 frente al 6,36 de la encuesta anterior.

También las familias consideran muy positiva la organización y funcionamiento de los centros educativos, que obtiene una nota media de 7,50. En este apartado se han valorado, entre otras, cuestiones como los servicios de aula matinal, comedor y actividades extraescolares y los cauces de participación de las familias en el centro que experimentan además un notorio avance en el grado de satisfacción respecto al estudio del curso 2010-11, al crecer del 5,6 al 7,2.

Alta valoración de la atención del profesorado

Otros de los indicadores mejor valorados por las familias han sido la comunicación entre éstas y el centro educativo, que recibe un 8,05 de nota y que igualmente evoluciona favorablemente, y el clima y la convivencia, con una puntuación de 8 y en el que destaca especialmente el respeto y atención recibida por parte del profesorado (8,65).

El resto de cuestiones analizadas han sido la imagen que ofrece el centro al exterior (7,50); conocimiento de los proyectos y actuaciones educativas (7,05); desarrollo de los proyectos y actuaciones (7,23); implicación de las familias en la gestión del centro (7,07) y eficacia de los compromisos educativos y de convivencia (7,52).

De los 40 elementos valorados por la familias dentro de estos diez indicadores, los mejor calificados han sido la atención recibida por el tutor (8,87); la información precisa sobre las faltas de asistencia del alumnado (8,72); el respeto y atención recibida por parte del profesorado (8,65); la información sobre la evolución personal y académica (8,64) y la notificación puntual de las conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia (8,48).

Este estudio viene a constatar que la satisfacción de las familias andaluzas con el sistema educativo es una realidad y que sigue evolucionando favorablemente, especialmente en lo que se refiere a la implicación del profesorado y su labor docente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *