Diego Canca muestra 35 obras en ‘Mar… mi mar’ que estará en Milenium Gallery hasta el 10 de diciembre

En un momento de la inauguración/A.A.En sus palabras de bienvenida el director de la sala, Alberto López, manifestó su ilusión «por la energía positiva y conexión con Diego Canca – a quien calificó de gran humanista, gran pensador y escritor-, pues desde el principio tuve muy claro que este maestro tenía que exponer en mi galería». También citó unas palabras de su padre, Pedro López, incluidas en la invitación en las que hace referencia a cómo este artista «sabe que siente una dolorosa y perseverante necesidad en sus entrañas de estar siempre en la exploración de nuevos hallazgos artísticos para dar sentido al color, a la luz, a dibujos, a contenidos, a estilos y lenguajes nuevos, no solo en pintura, sino en la escultura y la narrativa; sobre todo, cuando él mismo, deliberadamente, impregna al aire de misterio y fantasía con la música».

Por su parte, Canca recordó que se había prometido no exponer en una galería privada pero que desde el primer contacto con Alberto «supe que había un feeling especial por lo que tenía que aprovechar este camino que llegará hasta el final de mi vida artística». Así mismo, explicó que «cada cuadro mio lleva un trozo de mi vida porque le dedico mucho tiempo. Mi obra es una obra lenta que se lleva todas las horas que le quito al sueño y a la comida». En declaraciones a IDEAL indica que se considera una persona tremendamente afortunada por la cantidad de gente que la sigue y acude en masa allá donde la muestra. Calidad artística que se suma a su calidad humana que le lleva a considerar que «cada persona es maravillosa y tiene unas vivencias tan especiales que enriquece mucho y porque la obra que crea y expone un artista no es nada si no hay un espectador que la quiera presenciar».

Diego Canca y su cuadro dedicado a la playa ceutí de Calamocarra/A.A.Respecto a la denominación de la muestra aclara que «Mar… mi mar es el título que lleva una obra que refleja el mar de la playa de Calamocarra de Ceuta, mi ciudad natal (tardó cuatro meses en pintarla), que me trae enormes recuerdos, pero con ello también me refiero a mi mar de emociones que es tan amplio y denso en el que caben tantísimas cosas que a veces cuesta muchísimo llenarlas». De los óleos sobre tabla expuestos pertenecientes a sus series ‘Renacimiento’ y ‘Entre coplas’, además de los curiosos títulos, (Carcelero, carcelero; Los cuatro muleros, miserables, Funny girls,…) llama poderosamente la atención la meticulosidad de su trabajo lo que nos lleva a preguntarle cómo se puede pintar un tablero de corcho o la página de un libro con tal lujo de detalles a lo que responde «se pinta de la misma manera que se puede pintar el mar, una vasija, una fruta o que se puede hacer un retrato. El efecto de realismo se consigue cuando uno realmente sabe lo que quiere hacer. Siempre son retos nuevos porque pintas cosas que no has pintado nunca pero el bagaje de oficio a través de tantos años de pintura te hace que puedas resolver cualquier obstáculo que se te pueda poner por medio y que sea digno de ser pintado». Todo ello a base de muchísimas pinceladas, de un ejercicio de control exagerado y de una disciplina inquebrantable que acaba en el momento que plasma la firma que es cuando ya la da por acabada.

Unas de las obras de Diego Canca expuestas en Milenium Gallery /A.A.

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

Este pintor, grabador, escultor y escritor que se considera un privilegiado por hacer arte y que afirma nació con un dedo más que era el lápiz de grafito, explica que todavía se emociona como si fuese la primera vez que se va a examinar ante un público. De su pasión literaria son fruto sus cinco libros publicados, tres de ellos sobre su obra, el primero titulado ‘Sur’, el segundo ‘Reditio Ceutam’ y el último ‘Mi desnuda realidad’ y las otras dos de narrativa que forman parte de una trilogía, ‘Te espero en el mar’ con 739 páginas que va por la tercera edición, le sigue ‘Dolores, la Mala’, con alrededor de 600 páginas y el tercero que espera presentar en la próxima feria del libro con el título ‘Todas las persianas no son blancas’, «en las que me he vaciado mucho y hay bastantes situaciones autobiográficas».

VER GALERÍA DE IMÁGENES:

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *