Antonio Luis Gallardo Medina: «Baile de pueblo»

Las Fiestas de San Juan y San Pedro, así como la Virgen del Rosario se celebraban siempre en el Paseo de las Flores, pero los bailes sí que hicieron furor a principio de verano y hasta que llegaba el día 7, día de la Virgen teníamos la mejor pista del mundo.

“La Pista” como se le llamaba era una verdadera delicia para uso y disfrute de toda la gente joven del pueblo, pues la otra opción para mover el esqueleto era la discoteca Manuel, s en los Faroles y en el verano, apetecía más el fresquito de lo alto del Pueblo que la humedad y el bochorno de la playa.

La situación de la Pista, justo debajo del Castillo y con la elevación necesaria para no estar al mismo nivel que el Paseo, las mesas de madera y sillas plegables de tijera debajo de la amplia vegetación, hacían una verdadera delicia el disfrutar de la música y por supuesto de la compañía.

baile 01Canciones de Basilio, Formula V, los Bravos, Los Diablos, Beatles, (Let It Be), Bee Gees (How Deep Is your Love), Santana (América) y tantas otras marcaron nuestros gustos de baile; pues en aquellos tiempos se bailaba rápido y se bailaba lento, ¡¡¡ay!!! la lenta, cuánto deseábamos que llegara ese momento de la lenta. Dependiendo de tu amistad con el pincha-discos, así pedías más lenta para poder estar en contacto con la chica que te gustaba, pues era de los pocos momentos de abrazar y estar cerca de la persona deseada.

No se tenía mucho argumento para hablar con la compañera y tratar de ligar; de programas de televisión no podías hablar porque no había, de estudio tampoco porque no se estudiaba, de cultura menos porque se leía poco. De invitar, casi ni hablar, pues la economía era como ahora, ruinosa. Era la época de los medios, ese invento tan castizo que en lugar de un cuba libre como Dios manda, decidieron echar una cantidad menor de ginebra y creo que incluso el vaso era especialmente diseñado para el medio.

En los bailes apretados y lentos, se cogía tal nivel de excitación, que te tirabas con un fuerte dolor de testículos varios días. Pues eso sí, si la chica con la que bailabas te ponía los codos a la altura de las costillas, no había nada que hacer, pero si bajaba sus defensas, qué maravilla!!! podías disfrutar de una tensión sexual nunca resuelta.

Era algo habitual ver como dos mujeres bailaban solas sin ningún prejuicio y como al acercarte a ellas tenías que decir la frase mágica… ¡¡¡partimos!!! si querías bailar con alguna de ellas. Las parejas agarradas buscábamos la oscuridad que daba el acercarte cerca de la roca y así ser menos observados por el resto de la gente.

Hay algo, que con el paso de los años he meditado y es la facilidad con la que nos desplazábamos por el pueblo, sin necesidad de coche o vehículo a motor y sin embargo ahora se nos hace cuesta arriba, nunca mejor dicho, el subir hasta el casco antiguo, maravilloso casco antiguo y abandonado por todos los Gobiernos Municipales, pero eso es otra historia y no quiero cabrearme.

Cuando llegaba el mes de septiembre, ya refrescaba en el ambiente y las muchachas tapaban sus hombros con la dichosa rebeca, con los años incluso aprendí que se le llamaba rebeca a una chaqueta de mujer, de punto fino, sin cuello, y abrochada por delante. Se le da este nombre porque la utilizaba la actriz Joan Fontaine en la película de Alfred Hichcock, ‘Rebeca’ (1940), que tuvo gran éxito en España, película que por cierto no me gustó nunca.

Y tengo que reconocer con tristeza el pesar que sentía cuando llegaba la Virgen del Rosario y acababa el tiempo de “La Pista”, pues con el cierre también se iba las pocas posibilidades de ejercer de bailarín reprimido y jocoso.

Hay una frase que pronuncia Al Pacino en la película “Perfume de Mujer” y que dice…”En el tango uno no se equivoca. No es como en la vida. Si uno se equivoca o se enreda, sigue bailando”. U otra del último Premio cervantes, Nicanor Parra, que dice “Y en las noches de luna imaginaria sueña con la mujer imaginaria que le brindó su amor imaginario, vuelve a sentir ese mismo dolor, ese mismo placer imaginario y vuelve a palpitar el corazón del hombre imaginario”. 

Antonio Luis Gallardo Medina   

 

OTROS ARTÍCULOS DE OPINIÓN DE ANTONIO LUIS GALLARDO EN IDEAL EN CLASE:

«¡Qué bueno el brasero!» (07/02/2016)

«Chupando caña de azúcar» (31/01/2016)

«El frutero» (24/01/2016)

«Un día de monda» (17/01/2016)

«Cuesta de enero» (10/01/2016)

«Día de Reyes» (03/01/2016)

«Navidades entrañables en Salobreña» (27/12/2015)

«Amor a los cuarenta años» (19/12/2015)

«¡Que paren el mundo que yo me bajo!» (13/12/2015)

«Esos locos bajitos» (6/12/2015)

 «Visita al médico» (29/11/2015)

«Soy un llorón» (22/11/2015)

«La arenilla» (15/11/2015)

«Prescripción de delito» (08/11/2015)

«La metamorfosis» (31/10/2015)

«Un día de mercadillo» (18/10/2015)

«Yo quise ser un titiritero»(18/10/2015)

«Oficios desaparecidos» (11/10/2015)

 «Las tres Marías» (04/10/2015)

«Mis primeras asignaturas» (27/09/2015)

«Puchero de coles» (20/09/2015)

«Yusuf Cinema» (13/09/2015)

«Primer día de clase» (06/09/2015)

«Érase que se era» (29/08/2015)

«El cartero siempre llama… » (23/08/2015)

«Mi abuela Laura» (16/08/2015)

«Un día de matanza» (9/8/2015)

«Dulce trabajo» (2/8/2015)

«Aprender a nadar» (26/07/2015)

«Un día de playa» (19/07/2015)

«Están cambiando los tiempos» (12/07/2015)

«Mi héroe favorito» (05/07/2015)

«¡¡Qué vivan las suecas!!» (27/06/2015)

«Historias de la tele» (21/06/2015)

«Encuentro con la realeza» (14/06/2015)

«Castillo de Salobreña» (07/06/2015)

«Escuelas de pueblo» (06/06/2015)

«Jubilosamente jubilado» (31/05/2015)

«No tenemos arreglo» (24/05/2015)

«A veces llegan cartas» (17/05/2015)

«Tengo un sueño» (10/05/2015)

«De olores y sabores de siempre» (03/05/2015)

« ¡¡ No al cierre de la Residencia Huerta del Rasillo !! » (24/04/2015)

«Mi pueblo» (23/04/2014)

«Nos han llamado de todo» (17/04/2015)

«Envidia sana» (12/04/2015)

«Cuando una librería cierra, algo nuestro muere» (04/04/2015)

«¿Dónde está Cervantes?» (26/03/2015)

«Cuando Santa Bárbara truena…» (20/03/2015)

«De repente, Salobreña» (O4/03/2015)

«Decir amigo» (24/01/2015)

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *