Paco Ortega Alba presenta el lunes en la Biblioteca de Andalucía su segundo libro, ‘La predicción de la Sibila’

 paco-ortega-3

«Ortega Alba escribe con una voz directa, irónica, que baraja mitos, filósofos, conceptos científicos, observaciones precisas del natural, reflexiones lúcidas o desencantadas, puntiagudas y rítmicas», escribe Ernesto Pérez Zúñiga en el breve prólogo a este libro en el que, al igual que el primero, hay eufonía, música y ritmo interno. Por su parte el autor señala que «el libro trata del conflicto del hombre consigo mismo, pero sobre todo del hombre con la naturaleza», que se ha simbolizado en la portada en la que se ve a un hombre que está echando un pulso a un árbol, obra de su hijo, Paco Pomet y que ejemplifica la batalla que «desde el Génesis o desde el Neolítico el hombre tiene con la naturaleza. El libro es pesimista en ese sentido pues trata de entender el proceso de relación del hombre con la naturaleza y hay un poema en el que se dice que el hombre se acabará extinguiendo en la Tierra.

paco-ortega-2  

OIR AUDIO DE LA ENTREVISTA:

 

Incluso, tras los agradecimientos el autor pide perdón porque se siente corresponsable con los otros miembros de la especie pues a su entender «no está en juego la viabilidad de Gaia, que seguirá acumulando extinciones, sino la de nuestros descendientes, a los que dejamos una herencia lamentable y un futuro incierto». Como ejemplo nos recita el poema que da título al poemario y que concluye: «Pero el desierto avanza/ y el clima ya no aguanta glaciares.// Es otra ya la escala de los miedos;/ otra la predicción de la Sibila.// Y hay nuevos referentes/ para documentar el boom del carpe diem/.

Así mismo, comenta que la idea primigenia era la de hacer cuarenta poemas a cuarenta cuadros suyos, pero que terminó desistiendo porque «parecería que quería aprovecharme de su fama y yo soy ahora un aprendiz en el mundo de la literatura y lo que quiero es decir lo que siento y llegar a un público». Libro compuesto de 40 poemas repartidos en cuatro partes (Gaia, Ánthropos, Zeus y Thánatos). En la primera parte se habla de los orígenes del mundo y de la vida, de la personificación en Gaia; en una segunda parte las miserias humanas, después la búsqueda y la invención de los dioses, y, por último, de la muerte. Igualmente indica que quería simbolizar en este libro que «estamos demasiados acostumbrados al dualismo o es blanco o es negro, del Madrid o del Barcelona, de ciencias o de letras» y cómo los amigos que lo han leído le han comentado que el lenguaje no es poético por utilizar términos pertenecientes al mundo de la ciencia. A ello él responde «hoy día la cultura no es monástica, no es solo de los monjes ni de los señores de las letras. La cultura es mucho más importante, más amplia e incluye las ciencias, yo al haber explicado geografía cuyo capítulo epistemológico está entre las ciencia y las letras me pareció que había que trascenderlo. La cultura hoy día tiene que ser integral y esa integración intento hacerla desde el lenguaje poético».

Lenguaje poético con numerosas referencias al mundo clásico, concretamente a Horacio, Lucrecio, Marcial, así como a Heráclito o Boecio. En cuanto a las formas métricas explica que ha renunciado al soneto que en el anterior poemario incluía 16, «porque la fuerza e intensidad que había que darle quedaría demasiado ceñida en un soneto. Hay rima,casi siempre son versos blancos, silvas, versos heptasílabos y endecasílabos y de catorce sílabas, y no creo que haya ningún octosílabo, en los que he procurado que tenga mucho ritmo interno», explica al tiempo que añade que otros ilustres poetas como Chateaubriand o Antonio Machado le han precedido en esta denuncia poética pues «los poetas se dieron cuenta antes que los científicos de la destrucción de la Tierra».

Título: La predicción de la Sibila
Autor: Francisco Ortega Alba
Editorial: Esdrújula
Pag: 86
Precio: 13 euros
Presentación: El lunes, 22 febrero, 19 horas, en la Biblioteca de Andalucía. Le acompañarán, Javier Álvarez, director de la Biblioteca de Andalucía, el crítico Antonio Sánchez Trigueros y el editor,

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *