Jesús Ávila: «El respeto entre culturas, corrientes filosóficas y credos religiosos es otra de las esencias del libro»

 

– Tengo entendido que en esta triple presentación habrá alguna sorpresa ¿puede adelantarnos algo?

– Contaremos en la presentación de Granada (ciudad), la asistencia de la Hermandad Soberana de Damas y Caballeros del Temple: OSMTJ-España, encabezada por su Gran Prior Magistral: Juan Antonio Cabezos Martínez; el Canciller de la Hermandad: Agustín Ibáñez, y la Maestra de Ceremonias: Fuensanta Santos de la Rubia”. Todos ellos, ataviados con las vestiduras de honor del Temple.

jesus-avila-granados-2– En la introducción cuenta que el origen de esta obra está en una visita a las salinas de La Malahá al descubrir una sepultura en la que aparece grabada la cruz del Temple ¿Cuándo y cómo sucedió este hallazgo?

 

– Podríamos decir que fue un hallazgo verdaderamente fortuito. Fue recorriendo el área de las salinas, y cerca de las albercas, en un amasijo de piedras amontonadas, identifiqué esta losa superior de un enterramiento, grabada con la cruz paté. Se trataba de una piedra caliza blanquecina, diferente a las demás, que no cabía la menor duda había formado parte de una tumba. Este sensacional descubrimiento me hizo recrear una historia, que fui hilvanando de principio a fin, dando como resultado este libro, narrado en primera persona.

– ¿Podría explicar este hecho la denominación de la comarca del Temple y no la teoría de la profesora Jiménez Mata que explica que el territorio del ‘Quempe’ es un topónimo árabe procedente del Iqlīm Qanb Qays?

– Me parece muy plausible la teoría de la profesora Jiménez Mata, pero ambos nos movemos en base a una historia sin documentación científica corroborada. Yo defiendo la idea de que si esta zona del sector oriental de la Vega de Granada, tan próxima a la capital, fuera conocida tradicionalmente como del Temple, sea la consecuencia de haber podido haber aquí, en el otoño medieval, una comunidad de templarios, llegados del Reino de Aragón, acogidos generosamente por el monarca nazarí Ismail I. Ambas teorías, por lo tanto, no tienen por qué ser contrapuestas, sino complementarias. No es tampoco una casualidad de que haya poblaciones, como Albuñuelas, en el Valle de Lecrín, que en algunas de las fachadas de sus casas esté grabada la cruz de las ocho beatitudes, la más sagrada para los templarios. Nada existe por casualidad.

jesus-avila-granados-4– ¿Cuánto tiempo ha invertido en la documentación y fase de redacción? ¿Cómo ha sido ese proceso?

– Tengo que reconocer que ha sido un trabajo verdaderamente arduo. No podría establecer en conjunto los meses invertidos en el desarrollo de esta obra. Lo más fácil hubiese sido concebir el libro como ensayista que soy; pero pensé que era necesario que el lector asumiera en su propia piel mucho mejor la esencia de esta sobrecogedora historia, si se narrara en primera persona, basándome en la vida de un personaje de ficción, que muy bien pudo haber existido, alguien similar en el tiempo y el espacio –quien ocupara la tumba de La Malahá-, para que el lector se nutriera de la esencia de la historia olvidada y condenada por los poderes fácticos, mientras rompía los moldes que hemos tenido que soportar en los libros de textos tradicionales. La hermandad y respeto entre culturas, corrientes filosóficas y credos religiosos es otra de las esencias del libro, recordando al lector que la Edad Media vivió también momentos de gran riqueza socio-cultural, y que no todo fueron guerras y muertes, enfermedades y epidemias, aunque en el libro refleje también estos episodios de sombras y cenizas.

– ¿Hasta qué punto son necesarios tantos personajes históricos (86) y ficticios (69) como aparecen en esta obra?

– Como muy bien ha dicho Chema Cotarelo, tras la lectura del libro, hay momentos en que el lector pierde el latir del pulso de la obra, y llega a confundir la realidad con la ficción entre los personajes. Esta circunstancia la he pensado así, dado que se trata de una historia que sigue un curso riguroso en la cronología de los acontecimientos, para que le sea más fácil comprender el otoño medieval, en todos los sentidos de su época. El lector comprenderá en su esencia el valor humano de Ramon Llull, el cronista Ramon Muntaner, el almirante Roger de Flor, el monarca mallorquín Jaime II, el rey Ismail I o el general nazarí Ozmán; al tiempo que podrá recomponer el puzle de una historia olvidada, donde se habla de aspectos oscuros manchados de sangre por los tribunales del Santo Oficio, o las intrigas en el seno del reino granadino, y cómo, a pesar de ello, Granada logró alcanzar un esplendor sorprendente, en todos los sentidos, siendo muy probable que, de alguna manera, también el Temple hubiese influido.

– ¿Cuáles son las «difíciles pruebas» para las que debe estar preparado el lector hasta alcanzar el sorprendente final?

jesus-avila--Comendador-Honoris-Causa-por-la-orden-del-temple– La lectura de este libro, aunque se hace de prisa, es, al mismo tiempo, una prueba para el lector, que debe estar preparado para superar los diferentes capítulos que van desarrollándose y obligando a una lectura, y relectura, del libro. No podría decir qué momentos son los más culminantes en el clímax de la obra; pero sí resaltar los relacionados con el desengaño de Rupit, el burdel de Vic, el aquelarre del bosque de Savassona; la superación de las pruebas como caballero en la Ciudad Condal, el hallazgo de la sábana santa y la salida de Otranto, el encuentro con los sabios de su época en Sant Pau del Camp, la tragedia de Miravet, la venganza en Santa Pau por los crímenes del Santo oficio, la despedida de Besalú, o el encuentro con el monarca granadino. Pero cada lector tiene sus momentos de explosión de la obra.

– ¿A qué se debe el creciente interés por los templarios? Lo preguntamos porque novelistas como Julia Navarro (La Hermandad de la Sábana Santa), Gil y Carrasco (El Señor de Bembibre), Umberto Eco (El péndulo de Foucault), César Mallorquí (La Catedral), Raymond Khoury (La Orden del Temple), José Luis Corral (El caballero del temple) o Jerónimo Tristante (El tesoro de los nazarenos) han novelado sobre esta orden.

– Cumplimos ahora el 702 aniversario de la muerte en la hoguera del último gran maestre del Temple, Jacques Bernard de Molay, y, a pesar del tiempo transcurrido, y de la inmensa cantidad de libros editados en todo el mundo sobre el tema, los templarios siguen manteniendo el mayor interés. Cada vez son más las personas que desean descubrir la historia olvidada y condenada. El interés por el Temple surgió a finales del siglo XIX. Y hoy alcanza el mayor grado de atracción, y no sólo en cuanto a nivel de lectores, sino también en el número de personas –de ambos sexos- que quieren ingresar en prioratos templarios. Nuestro país es uno de los más sólidos en este sentido, y yo me siento muy feliz de aportar un granito de arena, con esta y otras obras más, que se están convirtiendo en referentes a nivel mundial.

– En mayo pasado fue nombrado Comendador Honoris Causa por esta orden ¿en qué consiste este nombramiento? ¿Qué actividades desarrolla actualmente esta orden que como podemos ver en Internet  tiene una importante presencia en España?

– En efecto, fue una inmensa felicidad, y sorpresa, al mismo tiempo, que, en Madrid, presentando un libro, en la primavera del pasado año, me entregasen la condecoración como Comendador Honoris Causa de la GPTE-SMOTH-MIT (priorato de Cataluña y Aragón); se trata de un título honorífico que me llena de inmensa felicidad, pero que, al mismo tiempo, me une todavía más con el sentimiento templario, aunque, en realidad, no forme parte de ninguna institución templaria, al deberme en general a todas. Los templarios de nuestro tiempo actúan como verdaderas instituciones de ayuda humanitaria, no gubernamentales, en los cinco continentes; allá donde haya personas que sufren por falta de alimentos, persecuciones por marginación social, exterminios de familias enteras, o bien en la defensa de la vida natural o ecológica; recordemos que los templarios no practicaban la caza, y defendían cualquier concepto de vida, por muy elemental que fuera.

jesus-avila-granados-5-invitacion

PARA SABER MÁS: 

– Del autor: JESÚS AVILA GRANADOS

– De la ORDO SUPREMUS MILITARIS TEMPLI HIEROSOLYMITANI (OSMTH)

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *