Vehículos singulares, 45: «Tomás Gómez y su Rondine 125 Sport de 1954»

tomas-gomez-y-rondine-1«Se matriculó el 21 agosto de 1954. Hace cinco años fue restaurada por Juan Maturana, y hasta la fecha todo perfecto» comenta mientras nos va mostrando distintos detalles de esta flamante moto que parece recién casi salida de fábrica. Después aclara que se este modelo tiene 125 cc y consume entre 4-5 litros a los cien kilómetros. «Va muy bien, gracias a Dios la restauración ha sido perfecta», insiste este propietario que cuenta con otras motos, una Kawasaki 800 de cuatro tiempos y una Yamaha X-Max, 2,5 que es la que utiliza para ir al trabajo. Respecto al asiento para un segundo pasajero, aclara que en un principio estaba autorizada para una sola persona pero a los dos años de matricularla autorizaron un segundo pasajero, y que también pueden verse Rondines con un asiento largo para dos pasajeros. Así mismo, muestra cómo debajo del primero incluye una pequeña caja de herramientas que es muy particular donde lleva la documentación junto con recambio de bujías. Otro detalle singular es que debajo del depósito cuenta con una bomba típica de bicicletas para inflar las ruedas en caso de que pierda aire.

tomas-gomez-y-rondine-2-motorAl encuentro con Tomás también vino Juan Maturana por lo que aprovechamos para pedirle que nos cuente el estado en que llegó la moto a sus manos. «Le faltaban muchas piezas, no tenía manillar, ni faro, tampoco tubo de escape, le faltaba el carburador, la palanca del cambio, los asientos,… Tardamos dos años en conseguir estas piezas y dejarla como el día que salió de la fábrica, exactamente igual», cuenta al tiempo que reconoce que es una de las singulares del club que preside junto con la Montessa Yaya del año 46 y la Ossa Palillos y las Bríos 90, 80 y la 91 que es la última que hizo Bultó en la casa Montessa. Por su parte, Tomás nos cuenta una anécdota que le ocurrió a su padre y su tío Julio Ruiz Morón en un viaje que hicieron hasta Órgiva, «al regreso lo estaba esperando la guardia civil por el ruido que armaba la moto».

También relata que la marca Rondine fue una fábrica montada en Madrid en el año 1950 por tres ingenieros italianos. En un viaje que realizaron a su país murieron dos de ellos. La fábrica duró tan solo diez años. La primera moto que fabricaron fue una scooter 125 que no salió muy bien por lo que la cambiaron por la Rondine Sport 125. Hay muy pocos en España pero va muy bien.

Su logo es una golondrina pues rondine en italiano pues así se dice en esta lengua, logo, que aparece reproducido en el depósito del motor. También nos explica que en Club Motos Clásicas Granada están «un montón de gente que salimos casi todos los sábados y el último domingo de cada mes hacemos recorridos por la ciudad para que la gente pueda ver y no se pierda ilusión».

 

Breve historia de una Golondrina

tomas-gomez-y-rondine-3-logo

En la web Club de Motos Antiguas Granada (motosantiguasgranada.es.tl) encontramos la historia de la Rondine (Golondrina, en italiano) cuyos orígenes arrancan a mediados de los años veinte en Italia que pasó por diferentes proyectos motociclistas realizados y vendidos a varias empresas. Primero a la firma Prinelli & Co., después a OPRA (Officine di Precisione Romane Automobilistiche), posteriormente pasaría a la fábrica de aeroplanos CNA (Compagnia Nazionale Aeronautica) y en 1937 a Gilera. Tras la II Guerra Mundial este nombre volverá comercialmente, en 1952, de la mano de FIMLE S.p.A. (Fabrica Italiana Macchine Lampade Elettriche) con una motocicleta de 125cc inspirada en la MV contemporánea, con la marca Guía en versiones Turismo Lusso y Sport, esta última sería la base de partida de la Rondine Sport española. Un grupo de industriales españoles fundaron el 8 de octubre de 1951 en Madrid la empresa Moto Scooter SA y contrataron al técnico italiano Bruno Hettor para la fabricación de un scooter y un motocarro de 125cc.

Próxima entrega: Francisco Torralbo y su Mini Minor de 1968

 

 VER GALERÍA DE IMÁGENES:

 

INFORMACIÓN RELACIONADA, VEHÍCULOS SINGULARES: 

01: José Antonio Ruiz y su Javelin del 73

02: Serafín Martínez y su Cadillac del 75

03: Javier Dolz y su Chevrolet Camaro SS del 72

04: Antonio Manuel Romero y su Citroën 2CV del 76

05: José Antonio Pérez y su Authi Morris del 68

06: Emilio Martínez y su Vespa del 59

07: Carlos Aravaca y su Overland de 1914

08: Raúl Hernández y su Ford Maverich del 72

09: Juan José Aguilera y su Chevrolet del 50

10: Lluis Vilaplana y su Jaguar MK 2 del 60

11: Juan Jiménez y su Triumph Spitfire MK IV del 72

12: Vanessa López y su Citroën 11 Ligero del 47

13: Rosendo Sánchez y su Renault Monaquatre del 32

14: Juan José Muñoz y su Mercedes Benz de 1965

15 José María Morales y su VW Escarabajo 1303 del 73

16: Juan Hurtado y su Hurtan T2 del 86

17: Juan Maturana y su BMW R75/5 del 76

18: «Francisco Vallejo y Opel Regent de Luxe de 1933»

19: «Sergio Martín y su Guzzi Hispania 49 cc»

20: «Gregorio Blánquez y su Tecnam P92»

21: «José Javier Molina del Pozo y su Mercedes 170 SD»

22: «José Manuel Rodríguez y su Citroën DS (Tiburón)»

23: «Eloy López Menchén y su Peugeot 202 de 1938»

24:«Francisco Molina y su Fiat Balilla descapotable de 1932»

25:  «David ‘Boliche’, su motocarro ROA y su Harley Davidson, 750 cc de 1937»

26: «José Juan Soria y su Plymouth Chrysler de 1932»

27: «Belén Briñas y su Renault Fuego GTX de 1982»

28: Jorge Cruz y su Mercedes 170 S de 1937

29: Sandro Berni y Vanessa López y su BMW con sidecar de 1939

30:José Martín Viana y su Fiat Torpedo 503 de 1925

31: María José Miralles y su Vespa de 1955

32: Diego Garrido y su Singer de los años 50

33: Araceli Becerril y su Daimler DS 420 del año 1968

34: Jacinto Spínola y su Norton 500 de 1946

35: José Garrido y su Mercedes 200D de 1967

36: Juan Manuel Megías y su Cadillac DeVille de 1968

 37: Ángel Prieto y su tractor Lanz Bulldog de 1958

 38: Miguel Ángel Martínez y sus ‘cuatro magníficas’ Guzzis

 39: Antonio Gutiérrez y sus dos Renault Siete

40: Antonio Sevilla y su Rolls Royce de 1936

41: José Javier Molina del Pozo, ‘Molinilla’ y su Mercedes 220S Ponton de 1959

42: Nicolás Hernández-Carrillo Lozano y sus Hispanos Suiza

43: Octavio Castellano Luque y su Volkswagen T2 de 1976

44: Juan Espadafor y su Citroën B14G de 1928

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *