Antonio Luis Gallardo: «Mi primer libro»

Salobreña era un pueblo agricultor y ganadero y la cultura, lógicamente se impartía en la escuela, escuela primaria de entonces y dependiendo del maestro o maestra en mi caso, así tenías la oportunidad de poder leer o quedarte en El Parvulito. Mi admirada Doña Nati siempre me tuvo mucho cariño y cada vez que llegaba la Enciclopedia Álvarez, era de los primeros en ojearla, tocarla e incluso olerla.

La verdad no recuerdo cuál es el primer libro que leí. De niño me gustaba y me sigue gustando mucho leer y hojear Atlas visuales del espacio, del cuerpo humano, de dinosaurios, etc. También los cómics han sido una constante desde mi infancia. Pero el dinero era escaso y las posibilidades de leer pocas. La lectura formal me llegó más tarde, en el Colegio San Agustín de Motril, cuando leí por vez primera Platero y yo.

Un día, no sé cómo ni con quién, me llevaron a la biblioteca de los frailes y cuando vi esas estanterías llenas de libros mi cuerpo de niño se estremeció al ver tanto libro, nunca olvidaré esa escena.

Respecto al libro que recuerdo con más pasión, eso es algo más difícil. Supongo que va por edades o épocas. Creo que me sería realmente imposible elegir solo uno, cada libro marcó una época de mi vida y me aporto algo por lo cual le guardo un cariño especial. Es verdad que hay libros que pasan sin pena ni gloria, que aportan entretenimiento y ya, pero hay otros muchos que te forman, te acompañan en el crecimiento.

Cuando fui un mozalbete, tenía un amigo rico que aparte de juguetes tenía libros, sí libros de Julio Verne, de Historias Bélicas, de Rintin tin, del Capitán Trueno, del Jabato, de Tin Tin,… ¡cuántas horas habré pasado viendo y leyendo esos libros!!! Siempre conseguí que me dejara uno prestado con la excusa de que era para mi hermana, pues le gustaba mucho a mi amigo.

  Ya, con el transcurrir de los años y la adolescencia seguí con esas ansias por leer y sobre todo tener libros. Siempre me ha apasionado el tener muchos libros, no sé por qué, pero me encanta.(…) Alguien escribió que la felicidad no se compra, pero puedes comprar libros y eso es básicamente lo mismo.

Ya, con el transcurrir de los años y la adolescencia seguí con esas ansias por leer y sobre todo tener libros. Siempre me ha apasionado el tener muchos libros, no sé por qué, pero me encanta. Un amigo que vivía en Madrid, cada verano que volvía a Salobreña, me traía un paquetito muy bien envuelto que me encantaba abrir con ilusión de reyes magos. Eran libros, libros que en Salobreña, e incluso, Granada eran difícil de encontrar, La metamorfosis de Kafka, Siddartha y Demian de Hess, El capital, de Carlos Marx, Sodoma y Gomorra de Marcel Proust y así hasta una larga colección que año tras año me fui haciendo.

Ahora, en la madurez que da el haber vivido muchos años, sigo sintiendo esa atracción fatal por los libros y digo bien lo de fatal, pues no hay escaparate de las pocas librerías que quedan o feria del libro que no me pare, aunque solo sea por ver las portadas y por oler los libros. Adoro los libros desde que aprendí a leer.

Alguien escribió que la felicidad no se compra, pero puedes comprar libros y eso es básicamente lo mismo.

 

 

OTROS ARTÍCULOS DE OPINIÓN DE ANTONIO LUIS GALLARDO EN IDEAL EN CLASE:

«Vaya rollo de papel», (17/04/2016)

«Ya huele a azúcar» (10/04/2016)

«La garita de la guardia civil» (3/04/2016)

«La barbería del maestro José» (27/03/2016)

«Solo ante el peligro» (20/03/2016)

«La Pontanilla» (13/03/2016)

«Compañero del alma» (06/03/2016)

«¡¡¡ Ya llegó la cuaresma !!!» (29/02/2016)

«¡Ay! Tani que mi Tani» (21/02/2016)

«Baile de pueblo» (14/02/2016)

«¡Qué bueno el brasero!» (07/02/2016)

«Chupando caña de azúcar» (31/01/2016)

«El frutero» (24/01/2016)

«Un día de monda» (17/01/2016)

«Cuesta de enero» (10/01/2016)

«Día de Reyes» (03/01/2016)

«Navidades entrañables en Salobreña» (27/12/2015)

«Amor a los cuarenta años» (19/12/2015)

«¡Que paren el mundo que yo me bajo!» (13/12/2015)

«Esos locos bajitos» (6/12/2015)

 «Visita al médico» (29/11/2015)

«Soy un llorón» (22/11/2015)

«La arenilla» (15/11/2015)

«Prescripción de delito» (08/11/2015)

«La metamorfosis» (31/10/2015)

«Un día de mercadillo» (18/10/2015)

«Yo quise ser un titiritero»(18/10/2015)

«Oficios desaparecidos» (11/10/2015)

 «Las tres Marías» (04/10/2015)

«Mis primeras asignaturas» (27/09/2015)

«Puchero de coles» (20/09/2015)

«Yusuf Cinema» (13/09/2015)

«Primer día de clase» (06/09/2015)

«Érase que se era» (29/08/2015)

«El cartero siempre llama… » (23/08/2015)

«Mi abuela Laura» (16/08/2015)

«Un día de matanza» (9/8/2015)

«Dulce trabajo» (2/8/2015)

«Aprender a nadar» (26/07/2015)

«Un día de playa» (19/07/2015)

«Están cambiando los tiempos» (12/07/2015)

«Mi héroe favorito» (05/07/2015)

«¡¡Qué vivan las suecas!!» (27/06/2015)

«Historias de la tele» (21/06/2015)

«Encuentro con la realeza» (14/06/2015)

«Castillo de Salobreña» (07/06/2015)

«Escuelas de pueblo» (06/06/2015)

«Jubilosamente jubilado» (31/05/2015)

«No tenemos arreglo» (24/05/2015)

«A veces llegan cartas» (17/05/2015)

«Tengo un sueño» (10/05/2015)

«De olores y sabores de siempre» (03/05/2015)

« ¡¡ No al cierre de la Residencia Huerta del Rasillo !! » (24/04/2015)

«Mi pueblo» (23/04/2014)

«Nos han llamado de todo» (17/04/2015)

«Envidia sana» (12/04/2015)

«Cuando una librería cierra, algo nuestro muere» (04/04/2015)

«¿Dónde está Cervantes?» (26/03/2015)

«Cuando Santa Bárbara truena…» (20/03/2015)

«De repente, Salobreña» (O4/03/2015)

«Decir amigo» (24/01/2015)

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *