Jorge Galán: «Siempre sentí la necesidad de escribir esta historia y no hubo miedo en ningún momento del proceso»

– ¿En qué situación se encuentra actualmente en Granada, tanto desde el punto de vista legal como personal?
– He hecho una petición de refugio, la cual ha sido aceptada para entrar en un proceso cuyo desenlace tendría que ser el otorgamiento del estatus de refugiado, lo cual me permitiría quedarme en España por años. Hasta que eso suceda, no me queda más que esperar. Por suerte, no estoy solo en el agobio de esa espera. Tengo algunos amigos muy queridos aquí, además de la familia del poeta Fernando Valverde, a quienes conozco desde tiempo atrás y que, en estos meses, me han acogido como si fueran mi propia familia. Por otro lado, es imposible que mi mente no esté de manera permanente en San Salvador, atrapado por una nostalgia demasiado terrible.

jorge-galan-2– ¿Por qué un poeta con un prometedor futuro pues, entre otros, ya había conseguido el premio Adonais en 2006, decide escribir esta novela?
– Una de las mayores historias de impunidad de mi país es la de los jesuitas de la UCA. Estos hombres llegaron a mi país creyendo que podía ser un lugar mejor y acabaron perdiendo sus vidas.  ‘Noviembre’ no es mi primera novela, de hecho, en España, publiqué antes ‘La habitación al fondo de la casa’, casualmente en una editorial granadina, Valparaíso. Sobre por qué esta historia, cuando una persona vive en una ciudad tan violenta como San Salvador es inevitable no preguntarse cómo nos convertimos en la sombra que somos, y muy pronto se entiende que un país no puede construirse sobre la injusticia. Sobre la impunidad. Y una de las mayores historias de impunidad de mi país es la de los jesuitas de la UCA. Estos hombres llegaron a mi país creyendo que podía ser un lugar mejor y acabaron perdiendo sus vidas. Cuando comprendes eso, sientes un compromiso. Uno que va más allá del literario. Para unos son mártires, para otros, simples víctimas, de una u otra manera son personas que murieron por un país que no era el suyo, por su necesidad de ayudar al otro. Es de esa humanidad de la que yo quería hablar en mi libro para reivindicarla. 

– ¿Atisbó en algún momento que le podía ocurrir algo de lo que ha vivido desde la presentación de ‘Noviembre’? ¿Cuándo empezó a sentir miedo?
– Mientras escribía el libro, muchas personas me advirtieron que algo así podría suceder. Los mismos jesuitas me dijeron en más de una ocasión lo que iba a ocurrir, pero siempre sentí la necesidad de escribir esta historia y no hubo miedo en ningún momento del proceso. Luego, con las amenazas, al ser tantas, sí llega el temor, primero, por tu integridad, pero más tarde, por tu familia. Un miedo que no descansa, a pesar de las medidas de seguridad. Ese es sin duda el mayor temor.

– ¿Cómo fue construyendo la novela? ¿Quiénes les facilitaron sus principales testimonios?
– La novela se construyó en dos momentos. Uno, la investigación. Estudiar toda la bibliografía sobre el tema y realizar docenas de entrevistas. La segunda, es la redacción y corrección del libro. Entre una y otra me llevó años completar este libro, que ha estado conmigo, en mi cabeza o como parte de mi trabajo, los últimos veinte años. Sobre los testimonios, hubo muchas personas que colaboraron, aunque debo admitir que muchas de ellas prefirieron quedar en el anonimato, por obvias razones. Pero los testimonios más importantes me los dieron algunos de los protagonistas, como José María Tojeira, sj, que era el provincial de los jesuitas para Centroamérica cuando sucedieron los hechos, Jon Sobrino, sj, quien era compañero de los sacerdotes asesinados y que salvo su vida porque por esos días se encontraba fuera del país; y el ex presidente Alfredo Cristiani, quien estaba en funciones en el momento del crimen y por primera vez aceptó dar un testimonio sobre lo sucedido y señala a los culpables.

– ¿Confía en que algún día los asesinos volverán a ser juzgados y condenados?
– Confío en que algún día serán juzgados. Los asesinos, los actores intelectuales y materiales, disfrutan de una libertad llena de privilegios en San Salvador. La impunidad es total y ridícula. A pesar de que el juez Eloy Velasco, de la audiencia nacional española, ha pedido su extradición, y hay una orden de captura sobre 17 militares implicados en el crimen, el gobierno salvadoreño se niega a capturarlos y extraditarlos. A pesar de ello, sigo creyendo que se hará justicia.

– ¿Se puede trasladar a su país el dicho de Larra de que escribir en Madrid es llorar?
– Escribir sobre El Salvador siempre es llorar. Hace poco The Guardian hizo un reportaje sobre la cotidianidad de la violencia en mi país, y nos eligió como el más peligroso del mundo. Hemos llegado a tener hasta 51 asesinatos al día, para un país de seis millones de habitantes eso es mucho. Vivimos en el caos y la sombra.

– ¿Con qué sueña por las noches Jorge Galán?
– Hay un sueño recurrente. Me veo en una habitación, quizá la de un hotel, y estoy sentado en la cama hablando con alguien. Entonces me doy cuenta que la puerta está abierta y debo cerrarla. Me levanto de inmediato, voy a la puerta, y me encuentro que es de cristal y que la pared también es de cristal y que afuera hay dos hombres, y uno de ellos me apunta con un fusil. Comprendo que no puedo hacer nada, y cierro los ojos y espero. Espero el disparo. Y me despierto.

 

 

Poeta, novelista y autor de libros infantiles

Antes de ‘Noviembre’, Jorge Galán ha publicado varios libros de poemas, entre los que destacan, ‘El círculo’ (2014), ‘El estanque colmado’ (2011), ‘La ciudad’ (2011) y ‘Breve historia del alba’ (2007). También es autor de los libros infantiles ‘Los otros mundos’ (2010) y ‘El premio inesperado’ (2008) y de la novela ‘La habitación al fondo de la casa’, que ha sido traducida a varios idiomas. Cuenta en su haber con el Premio Iberoamericano Jaime Sabines (México, 2011); el Premio Internacional Antonio Machado (España, 2009); el Premio Adonais (España, 2006) y el Premio Nacional de El Salvador tanto en poesía, novela y en cuento infantil. Es reconocido como el poeta latinoamericano más relevante nacido después de 1970 según un estudio realizado por críticos e investigadores de más de cien universidades de prestigio.

 

jorge-galan portada noviembre

 

INFORMACIÓN RELACIONADA:

Wikipedia:  Jorge Galán (escritor)

– Manifiesto en apoyo de Jorge Galán

 The New Yorker: A Salvadoran writer goes into exile

– El País: En el exilio por contar la verdad

– Agencia EFE: «Quise contar una historia y nunca pensé que pusiera mi vida en peligro»

– El Nuevo Herald: Masacre de jesuitas revive en novela de escritor salvadoreño

– Infolibre: Jorge Galán pide asilo a España tras ser amenazado de muerte por su novela sobre el asesinato de los jesuitas

 El Faro: Amenazas al escritor Jorge Galán, entre lo conocido y lo desconocido

– Amazon: Noviembre. Versión Kindle

 

  jorge-galan-3

 

 

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *