Vehículos singulares, 53: Alberto Garrido y su Citroën C5 de 1922

alberto-garrido-y-su-citroen-de-1922-interior«Se encontraba abandonado en un pajar. Junto con un amigo pudimos quitarle la culata y arrancarlo y nos lo trajimos andando. Durante diez años lo he ido reparando hasta ponerlo en funcionamiento. El resultado final no fue satisfactorio por lo que volví a desmontarlo y durante otros cuatro años estuve arreglándolo hasta dejarlo como está ahora», cuenta. También que como no tenía la edad tampoco podía tener carnet por lo que tuvo que ponerlo a nombre de su padre, José Garrido Ruiz. Luego añade que «lo compré en Güevéjar al propietario de un estanco al que pagué 5.000 pesetas, fue hacia 1958. Le tengo mucho cariño pues cuando llegó a mis manos no tenía ni carné». A continuación comenta que de la mecánica e instalación eléctrica se ha ido encargando él, en tanto que el arreglo de la tapicería lo hizo su amigo, Paco de la Chana y de la pintura, Emilio Sola.

Igualmente nos explica que estos modelos son conocidos vulgarmente como ‘Culo pato’ porque la parte trasera se asemeja a la de esta ave acuática y que su motor tiene una potencia fiscal de 5 cv. Según tiene noticia en Granada no hay ninguno, a excepción de los Astorgas de Loja que poseen dos, pero no los tiene en funcionamiento. Con una gran cantidad de papeles en la mano nos va explicando las distintas manos por las que ha ido pasando este vehículo. A saber, su primer propietario fue Francisco Miravent, de Isla Cristina, luego Enrique Martín López, también de esta localidad onubense; Arcadio Aragón, de Huelva; José Otero, de Sevilla; José Soriano, de Alicante y Antonio Molinero Ubago, de Güevéjar que fue quien lo vendió a su padre el 27 de junio de 1958.

alberto-garrido-y-su-citroen-de-1922--1

Alberto Garrido que forma parte tanto del Club Mercedes Clásicos de Andalucía como del Club de Automóviles Veteranos de Granada suele participar en salidas y concentraciones alternando los coches aunque reconoce que «antes lo sacábamos más. Hemos ido a una pila de sitios». También que «no me gusta ponerlo como histórico, por lo que ahora solo lo saco en concentraciones en Maracena».

 

Casi 81.000 culo pollos o culopatos

Entre 1922 y 1926 se fabricaron 80.759 unidades de Citroën C, conocidos vulgarmente en Francia como ‘ cul-de-poule’ (culo de gallina) y también como ‘Culo pato’. Este modelo original se fue actualizando con el C2 en 1924, que fue a su vez reemplazado por el C3, ligeramente más largo, en 1925. También es conocido como el 5CV debido a la calificación fiscal de su motor de tres velocidades. El autor del diseño de este modelo fue el francés Edmond Moyet, siendo 3,20 metros por 1,40 metros de ancho. Su peso en vacío es de 543 kilogramos. La velocidad máxima de estos vehículos biplaza era de 60 km / h con un consumo de combustible de 5 l / 100 km. En opinión de Alberto Garrido uno de sus inconvenientes es que «tiene solo frenos de varilla en las ruedas traseras». Pese a tener una buena aceptación, el Citroën “Tipo C” no fue rentable por lo que la empresa decidió parar su producción en mayo de 1926.

Próxima entrega: Antonio Morales y su moto Ardilla 52 de 1955

 

alberto-garrido-y-su-citroen-de-1922-motor 

 

INFORMACIÓN RELACIONADA, VEHÍCULOS SINGULARES: 

01: José Antonio Ruiz y su Javelin del 73

02: Serafín Martínez y su Cadillac del 75

03: Javier Dolz y su Chevrolet Camaro SS del 72

04: Antonio Manuel Romero y su Citroën 2CV del 76

05: José Antonio Pérez y su Authi Morris del 68

06: Emilio Martínez y su Vespa del 59

07: Carlos Aravaca y su Overland de 1914

08: Raúl Hernández y su Ford Maverich del 72

09: Juan José Aguilera y su Chevrolet del 50

10: Lluis Vilaplana y su Jaguar MK 2 del 60

11: Juan Jiménez y su Triumph Spitfire MK IV del 72

12: Vanessa López y su Citroën 11 Ligero del 47

13: Rosendo Sánchez y su Renault Monaquatre del 32

14: Juan José Muñoz y su Mercedes Benz de 1965

15 José María Morales y su VW Escarabajo 1303 del 73

16: Juan Hurtado y su Hurtan T2 del 86

17: Juan Maturana y su BMW R75/5 del 76

18: «Francisco Vallejo y Opel Regent de Luxe de 1933»

19: «Sergio Martín y su Guzzi Hispania 49 cc»

20: «Gregorio Blánquez y su Tecnam P92»

21: «José Javier Molina del Pozo y su Mercedes 170 SD»

22: «José Manuel Rodríguez y su Citroën DS (Tiburón)»

23: «Eloy López Menchén y su Peugeot 202 de 1938»

24:«Francisco Molina y su Fiat Balilla descapotable de 1932»

25:  «David ‘Boliche’, su motocarro ROA y su Harley Davidson, 750 cc de 1937»

26: «José Juan Soria y su Plymouth Chrysler de 1932»

27: «Belén Briñas y su Renault Fuego GTX de 1982»

28: Jorge Cruz y su Mercedes 170 S de 1937

29: Sandro Berni y Vanessa López y su BMW con sidecar de 1939

30:José Martín Viana y su Fiat Torpedo 503 de 1925

31: María José Miralles y su Vespa de 1955

32: Diego Garrido y su Singer de los años 50

33: Araceli Becerril y su Daimler DS 420 del año 1968

34: Jacinto Spínola y su Norton 500 de 1946

35: José Garrido y su Mercedes 200D de 1967

36: Juan Manuel Megías y su Cadillac DeVille de 1968

 37: Ángel Prieto y su tractor Lanz Bulldog de 1958

 38: Miguel Ángel Martínez y sus ‘cuatro magníficas’ Guzzis

 39: Antonio Gutiérrez y sus dos Renault Siete

40: Antonio Sevilla y su Rolls Royce de 1936

41: José Javier Molina del Pozo, ‘Molinilla’ y su Mercedes 220S Ponton de 1959

42: Nicolás Hernández-Carrillo Lozano y sus Hispanos Suiza

43: Octavio Castellano Luque y su Volkswagen T2 de 1976

44: Juan Espadafor y su Citroën B14G de 1928

45:Tomás Gómez y su Rondine 125 Sport de 1954

46: Francisco Torralbo y su Mini Minor de 1968

47: Manuel Aguayo y su Gordini de 1962

48: Paco ‘Pico’ y su Seat 131 de 1977

49: Francisco Antequera y sus motos NSU de 1956

50: José Antonio Escudero y su camión Ford Thames de 1958

51: Francisco Javier Robles y su Renault Ondine de 1964

 52: Manuel ‘Regalo’ y su fabulosa colección de SEAT 600

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *