Vehículos singulares, 55: José María Martínez y su camión Ford AA de 1929

En el trayecto José Juan Soria nos fue contando que su afición por los vehículos antiguos es anterior a la fundación del Club fundado pues ya se dedicaba a restaurar motos y coches antiguos. También que «un amigo le contó que en la finca El Pocico, en los Arroyos de Gor, había un camión abandonado», por lo que aprovechó uno de sus desplazamientos para ir a verlo y preguntar si estaba en venta, pero «la respuesta fue siempre la misma, esto no se vende». Así pasaron hasta «ocho o diez años que le llamaron para decirle que «el señorito quería hacer obra y quería venderlo. Entonces yo me dije que era el momento de llamar a mi amigo José María, transportista de toda la vida, pues su padre tenía un camión de estos y él lo andaba buscando como agua de mayo. Le pidió 150.000 pesetas, le pareció bien el precio, fue lo cargó y se lo trajo para restaurarlo dejándolo como el día que salió de fábrica a pesar de tener 87 años», explica con la satisfacción de haber ayudado a cumplir un sueño.

jose-maria-martinez-mañas-y-su-camion-Ford-AA-del-29--2Y en efecto, allí estaba en la nave de José María, rodeado de otros vehículos, miniaturas y fotos antiguas ampliadas donde se podía ver a su padre a finales de los años 20 y en otra a su madre que les tiene en brazos a él y a su hermano. Tras pensar en un buen emplazamiento para la fotos y decidir que podría ser la plaza del Ingenio, de Viator, le echa unos litros de gasolina y arranca a la primera. Por el trayecto, vamos detrás del camión lo que nos permite comprobar cómo toda la gente se gira para contemplar esta joya rodante. Una vez llegado a nuestro destino, lo coloca delante de la arcada de la que fuera fábrica de azúcar Nuestra Señora de Montserrat, inaugurada en 1885, donde realizamos la sesión fotográfica y la entrevista a su propietario quien reconoce que fue «por mediación de José Juan Soria» lo que hizo posible que llegara hasta sus manos y que tras superar «una carrera de obstáculos» pues la restauración duró casi diez meses, teniendo que pedir todas las piezas a EE.UU, y requiriendo de todos los oficios carrocero, electricista, tornero,…. Esfuerzo y espera que han merecido la pena, pues lleva 20 años restaurado y allá donde va llama la atención de todos, niños y mayores que se acercan y que le hacen todo tipo de preguntas.

También nos cuenta que su especial sensibilidad por este tipo de vehículos nace por haber sido hijo de un transportista. «Mi padre en los años, 29-30 dejó la agricultura para empezar con la venta en una bicicleta, luego se hizo con un turismo al que colocó una caja en la que subía pescado a los pueblos de Fiñana, Ocaña, y algunos de Granada de los que retornaba con aceite, cerezas y otros productos, es decir, haciendo de cosario. Así hasta que tuvo un camión más grande y se da la circunstancia de que antes de nacer yo ya viajaba en el camión pues mi madre embarazada acompañaba a mi padre. Yo también he sido transportista y lo llevo muy dentro». Tras 30 años en activo en el sector del transporte, José María está iniciando en este momento su faceta de empresario.

jose-maria-martinez-mañas-y-su-camion-Ford-AA-del-29--3

Mi ‘Dulce María’, con todos los detalles

A los incrédulos que dudan del pésimo estado del camión en el momento que lo adquirió les muestra varias fotos de cómo estaba en la finca de Gor donde lo compró y en las que se ve cargado con alpacas de paja y cuenta que en su época «lo mismo transportaba, piedras o cañas que estiércol y hasta parturientas que llevaba al médico». Imagen que contrasta con el buen estado actual gracias a la intervención «de personas que conocían este tipo de vehículos» y a su deseo de conservar todos los detalles desde la caja de herramientas con su gato mecánico, caja de parches o bombín. Y solicitando todas las piezas a Estados Unidos, piezas que le llegaron por barco y que en la aduana de Málaga dudaron en entregarle «pues creían que me iba a dedicar a venderlas por lo que me quería grabar con más impuestos». «Mi Dulce María» que así le ha puesto en la visera delantera en honor a su hija, también ha recuperado su piloto verde para que en las carreteras con muchas curvas y poca visibilidad sirva para ceder el paso al vehículo que va detrás y su botijo de agua exterior para beber agua fresca en las paradas. El motor de aproximadamente 3.700 cc tiene una potencia de 17 CV.

Próxima entrega: Pepe García y su Seat 850 Coupé de 1968

 

VER GALERÍA DE IMÁGE NES:

INFORMACIÓN RELACIONADA, VEHÍCULOS SINGULARES: 

01: José Antonio Ruiz y su Javelin del 73

02: Serafín Martínez y su Cadillac del 75

03: Javier Dolz y su Chevrolet Camaro SS del 72

04: Antonio Manuel Romero y su Citroën 2CV del 76

05: José Antonio Pérez y su Authi Morris del 68

06: Emilio Martínez y su Vespa del 59

07: Carlos Aravaca y su Overland de 1914

08: Raúl Hernández y su Ford Maverich del 72

09: Juan José Aguilera y su Chevrolet del 50

10: Lluis Vilaplana y su Jaguar MK 2 del 60

11: Juan Jiménez y su Triumph Spitfire MK IV del 72

12: Vanessa López y su Citroën 11 Ligero del 47

13: Rosendo Sánchez y su Renault Monaquatre del 32

14: Juan José Muñoz y su Mercedes Benz de 1965

15 José María Morales y su VW Escarabajo 1303 del 73

16: Juan Hurtado y su Hurtan T2 del 86

17: Juan Maturana y su BMW R75/5 del 76

18: «Francisco Vallejo y Opel Regent de Luxe de 1933»

19: «Sergio Martín y su Guzzi Hispania 49 cc»

20: «Gregorio Blánquez y su Tecnam P92»

21: «José Javier Molina del Pozo y su Mercedes 170 SD»

22: «José Manuel Rodríguez y su Citroën DS (Tiburón)»

23: «Eloy López Menchén y su Peugeot 202 de 1938»

24:«Francisco Molina y su Fiat Balilla descapotable de 1932»

25:  «David ‘Boliche’, su motocarro ROA y su Harley Davidson, 750 cc de 1937»

26: «José Juan Soria y su Plymouth Chrysler de 1932»

27: «Belén Briñas y su Renault Fuego GTX de 1982»

28: Jorge Cruz y su Mercedes 170 S de 1937

29: Sandro Berni y Vanessa López y su BMW con sidecar de 1939

30:José Martín Viana y su Fiat Torpedo 503 de 1925

31: María José Miralles y su Vespa de 1955

32: Diego Garrido y su Singer de los años 50

33: Araceli Becerril y su Daimler DS 420 del año 1968

34: Jacinto Spínola y su Norton 500 de 1946

35: José Garrido y su Mercedes 200D de 1967

36: Juan Manuel Megías y su Cadillac DeVille de 1968

 37: Ángel Prieto y su tractor Lanz Bulldog de 1958

 38: Miguel Ángel Martínez y sus ‘cuatro magníficas’ Guzzis

 39: Antonio Gutiérrez y sus dos Renault Siete

40: Antonio Sevilla y su Rolls Royce de 1936

41: José Javier Molina del Pozo, ‘Molinilla’ y su Mercedes 220S Ponton de 1959

42: Nicolás Hernández-Carrillo Lozano y sus Hispanos Suiza

43: Octavio Castellano Luque y su Volkswagen T2 de 1976

44: Juan Espadafor y su Citroën B14G de 1928

45:Tomás Gómez y su Rondine 125 Sport de 1954

46: Francisco Torralbo y su Mini Minor de 1968

47: Manuel Aguayo y su Gordini de 1962

48: Paco ‘Pico’ y su Seat 131 de 1977

49: Francisco Antequera y sus motos NSU de 1956

50: José Antonio Escudero y su camión Ford Thames de 1958

51: Francisco Javier Robles y su Renault Ondine de 1964

52: Manuel ‘Regalo’ y su fabulosa colección de SEAT 600

53: Alberto Garrido y su Citroën C5 de 1922

54: Antonio Morales y su moto Ardilla 52 de 1955

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *